¡Monstruos!

¡Es una inmensa alegría para mí anunciaros que ya tenéis disponible la versión de La Eternidad del Infinito, mi última novela, en formato físico!

Podéis haceros con ella a través de Amazon.

(Si le dais a «echar un vistazo», podéis leer el comienzo del libro).

Y muy pronto, espero que esté en librerías como Agapea y en tiendas especializadas como Cómics y Mazmorras. Estas ediciones de tienda contarán, seguramente, con una cubierta con solapas. Sé que es un dato poco sustancial, pero me hace ilusión, ¡mi primer libro con solapas! (Dejadme, cosas de juntaletras…).

Si lo deseáis, podéis poneros en contacto conmigo para llevaros una edición con firma y dibujo.

Todos juntos en su caja… Parecen tan inocentes. Luego, escaparán y causarán la destrucción… Ay, mis libros.

¿Estás dispuesto a salvar el multiverso? ¡No dejes pasar tu oportunidad con esta nueva historia sobre magia, gente rara, venganza, romance, canibalismo y el fin del mundo! Es decir, sobre ti, sobre mí y sobre el multiverso. ¡Te esperamos!

¡Tengo muchas ganas de que conozcáis esta historia y lo paséis bien descubriendo este nuevo paso por el infinito! 

¡Muchas gracias!

P.D.: No me han pagado por poner tantas exclamaciones, lo juro.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario