Tiempo de lectura: < 1 minuto
Una pequeña ilustración que he hecho mientras escribía.

De vez en cuando, algunos personajes se escapan de las novelas y hay que dibujarlos. 📚

Aquí el rinocenoide Theophilus y la ardilla con metralleta Mundungus de
la Saga Devon Crawford. Volver a escribirlos durante esta semana ha
supuesto para mí una gran alegría que quise garabatear en el cuaderno
donde apunto las ideas, quedando así.

Recuerdo que, cuando empecé
a escribir la primera novela (Los Guardianes del Infinito), ellos
aparecieron de pronto y lo que esperaba que fueran solo unas líneas, unos personajes secundarios, una extravagancia, se acabó convirtiendo en algo más. 

El tranquilo y gigantesco Theophilus siempre ha representado la
sabiduría y la calma frente al disparatado y enfadado Mundungus, que
siempre ha sido la exaltación y el cabreo. Y, pese a eso, se llevan
bien, como suele pasarnos en la vida misma.

El próximo proyecto
no es una novela, sino un libro compuesto de varias novelas cortas y la
primera está protagonizada por ellos dos. Hay Lovecraft, cazadores de
guardianes interdimensionales, sorpresas, un visionario que quiere
estandarizar la magia, un taxi zombi y mucho más. Espero que lo
disfrutéis leyéndolo tanto como yo escribiéndolo.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario