«If I were young as once I was,

and dreams and death more distant then,

I wouldn’t split my soul in two,

and keep half in the world of men,

So half of me would stay at home,

and strive for Faërie in vain,

While all the while my soul would stroll

up narrow path, down crooked lane,

And there would meet a fairy lass

and smile and bow with kisses three,

She’d pluck wild eagles from the air

and nail me to a lightning tree

And if my heart would run from her

or flee from her, be gone from her,

She’d wrap it in a nest of stars

and then she’d take it on with her

Until one day she’d tire of it,

all bored with it and done with it.

She’d leave it by a burning brook,

and off brown boys would run with it.

They’d take it and have fun with it

and stretch it long and cruel and thin,

They’d slice it into four and then

they’d string with it a violin.

And every day and every night

they’d play upon my heart a song

So plaintive and so wild and strange

that all who heard it danced along

And sang and whirled and sank and trod

and skipped and slipped and reeled and rolled

Until, with eyes as bright as coals,

they’d crumble into wheels of gold…



But I am young no longer now,

for sixty years my heart’s been gone

To play its dreadful music there,

beyond the valley of the sun.

I watch with envious eyes and mind,

the single–souled, who dare not feel

The wind that blows beyond the moon,

who do not hear the Fairy Reel.

If you don’t hear the Fairy Reel,

they will not pause to steal your breath.

When I was young I was a fool.

So wrap me up in dreams and death».


NEIL GAIMAN.


La danza de las hadas es uno de los mejores poemas de Neil Gaiman. / Fuente: Pixabay.

 

A continuación una traducción que he encontrado de este poema: The Fairy Reel (La danza de las hadas), escrito por Neil Gaiman y recopilado en colecciones como Objetos Frágiles de la que os hablé en su momento.

«Si volviera a ser joven otra vez, cuando sueños

y muerte me parecían tan lejanos,

no dividiría mi alma en dos, ni dejaría

una mitad en el mundo de los hombres,

para que mi otra mitad se quedara en casa,

buscando en vano el País de las Hadas,

ni caminaría mi alma por

angostos caminos ni tortuosos senderos,

donde podría encontrarme con una joven hada que

me sonreiría y me saludaría con tres besos,

y cogería águilas salvajes en pleno vuelo y

me clavaría a un árbol herido por el rayo

Y si mi corazón quisiera apartarse de ella o

escapar, huir de ella,

lo envolvería en un enjambre de estrellas y después

se lo llevaría con ella

Y un día,cuando se cansara de él,se aburriera

y terminara con él,

lo dejaría junto a un arroyo en llamas, y unos

niños se lo llevarían corriendo.

Se divertirían jugando con él y

lo estirarían hasta hacerlo largo y cruel y delgado,

lo cortarían en cuatro pedazos y después

lo usarían para encordar un violín.

Y pulsarían mi corazón día y noche

tocando una canción

tan lacrimosa, desgarrada y extraña que

todo aquel que la escuchara se pondría a bailar

y a cantar y a dar vueltas y se caería y zapatearía y

y seguiría saltando y resbalaría y volvería a bailar

y al final, con ojos brillantes como ascuas, se

desharía en ruedas de oro…



Pero no soy joven ya; sesenta

años hace que se llevaron mi corazón

para tocar su terrible música más allá

del valle del sol.

Miro con sincera envidia a todo aquel que posee

una única alma y no osa exponerse

al viento que sopla más allá de la luna,

a todo aquel que no oye la danza de las hadas.

Si no oyes la danza de las hadas, no

se detendrán para robarte el aliento.

De joven fui un inconsciente. Envolvedme pues

en sueños y muerte».

NEIL GAIMAN.

Considero que este hermoso poema de Neil Gaiman capta parte del espíritu que he querido transmitir a M is for Magic. Yo no sé si dividiría mi alma en dos, pero ¿qué no merece el País de las Hadas?

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “The Fairy Reel (La danza de las hadas) de Neil Gaiman

  1. Se dice que las hadas son peligrosas. Tal vez las haga más peligrosas el que no sea deseable evitarlas. Y tal vez sea obvio, pero creo que Neil Gaiman hace alusión a lo que implica escribir, dejar las emociones impresas en ficciones, que otros leeran.

    Saludos.

    1. Gaiman lo hace. Es uno de sus poemas más hermosos y uno de los más melancólicos. Considero que es todo un placer leer a este autor incluso cuando se mete en el mundo de la poesía… Y ya si incluye hadas, ni te cuento.

      Gracias por el comentario.

Deja un comentario