La importancia de escribir historias es algo que cada año se hace más importante para mí y es un deseo que quiero trasladar a los más jóvenes. Fuente.

La semana pasada pude visitar mi antiguo instituto, el IES Las Veredillas, que no solo me aguantaron durante seis años sino que, de vez en cuando, me vuelven a acoger con mis historias y, en este caso, aprovechando la semana cultural, pude impartir dos breves talleres de creación literaria a dos grupos de 4º de la ESO. Para que os hagáis a la idea, hace diez años, yo era el chaval que me dedicaba a ir con mi vieja carpeta y mis historias, ahora es… similar, tampoco ha cambiado tanto. 😏

Fue una experiencia bastante interesante e intenté que fuera eminentemente práctica, aunque sé que la próxima vez deberé resumir la primera parte donde explico los conceptos clave para escribir un pequeño relato. Por suerte, salí con doce obras escritas entre todos los estudiantes y ninguno pudo decirme eso de «no tengo ideas», porque lo mezclé con una especie de juego de rol random donde si te quedas, por ejemplo, sin saber qué escribir, solo tienes que pedirme un giro, un personaje, un suceso o un lugar y yo te lo daré para que tú incluyas esa parte en tu fragmento del microrrelato que estás escribiendo. Sí, sé que en estos momentos suena extraño, pero es una dinámica que ha funcionado bien y que espero seguir probando, porque lo primero es concebir la creación escrita como algo vivo, social y entretenido para luego dar paso a un posible hábito (la obra de Gianni Rodari como La gramática de la fantasía puede ser muy útil en este aspecto). No obstante, creo en lo que decía Ray Bradbury: si escribes un relato cada semana del año, acabarás teniendo cincuenta y dos cuentos y alguno de ellos tiene que ser bueno; además de que la fluidez de tu imaginación y tu escritura habrá mejorado gracias a cómo has ejercitado el músculo creativo. 

Si bien en los últimos tiempos pienso que el gran enemigo de la educación es la falta de pasión de los estudiantes (la carencia de motivación ha ido matando sus espíritus hasta convertirlos en pequeños autómatas que solo esperan que la hora se acabe), por suerte eso no me ocurrió con los dos grupos, ya que quisieron participar y algunos de ellos mostraron bastante interés por el mundo de las historias, ese extraño lugar donde todo puede ser posible, mientras que tengas imaginación y un lugar donde plasmarlo. Espero que muchos de ellos sigan con esta labor. El mundo necesita más historias.

Dar las gracias a la comunidad educativa del centro y a sus estudiantes por acogerme una vez más. Espero que muchas grandes sagas, novelas y relatos os aguarden. 😊

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario