Tiempo de lectura: < 1 minuto

“La verdad siempre la identificas, porque cuando te hieres a ti mismo o a algún otro con ella, siempre brota la sangre”.

STEPHEN KING, 

El Cuerpo.

Hay novelas que son como recuerdos traumas: por mucho que luches contra ellos, nunca los olvidas y eso me ocurre con El cuerpo, una novela corta fantástica de la que os hablé en su día y que rememoro como una vivencia propia. ¿Y qué decir de la verdad? Lo que dice King creo que es una buena respuesta.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Sobre la verdad, por Stephen King

  1. Aún no tengo "El cuerpo", pero sí un puñado de obras suyas en la estantería, esperando pacientemente su turno.

    Sí, la verdad puede ser el arma más mortal, la que asesta el golpe de gracia.

    ¡Abrazos!

    1. Si te sirve, lo acompaña otro relato o novela corta que me gustó mucho, El método de respiración creo que era el nombre si no me equívoco, y forma parte de la duología a la que se suma los relatos en los que se basaron Cadena perpetua y Verano de corrupción. Así que queda recomendado, aunque entiendo que nuestras montañas de libros amenazan con aplastarnos.

      Muchísimas gracias por tu comentario y por tu apunte, ¡muy de acuerdo!

Deja un comentario