Scott Pilgrim vs The World, uno de esos cómics que siempre caen simpáticos y no debemos dudar en recuperarlo. Fuente.

Wikipedia define el
síndrome de Peter Pan de la siguiente manera:

«[…] se caracteriza por la inmadurez en ciertos aspectos
psicológicos, sociales. La personalidad masculina (o femenina) en cuestión es
inmadura y narcisista. El sujeto crece, pero la representación internalizada de
su yo es el paradigma de su infancia que se mantiene a lo largo del tiempo. De
forma más abarcadora, según Kiley, las características de un
«Peter-Pan» incluyen algunos rasgos de irresponsabilidad, rebeldía,
cólera, narcisismo, arrogancia, dependencia, negación del envejecimiento,
manipulación, y la creencia de que está más allá de las leyes de la sociedad y de
las normas por ella establecidas».

¿Existe alguien que no padezca el Síndrome de
Peter Pan? ¿Hay alguien que realmente quiera aceptar las obligaciones de la
vida adulta, su amargura y sus sueños rotos? Sin duda alguna, ¿quién no querría
permanecer en esa época a veces feliz y despreocupada? Lo que sabemos es
que el dibujante y guionista Brian Lee O´Malley se sube a la barca de
los adultescentes con su obra Scott Pilgrim, seis tomos
rebosantes de humor, buen rollo, energía e ideas interesantes sobre cómo
afrontar la vida, siempre desde la perspectiva de un fanático de los
videojuegos y el rock que debe aceptar que el amor puede ser la mayor batalla
posible. 

Días de amor y
hostias

Estamos ante los primeros pasos de un chaval que tiene aún bastante de crío
(aunque tenga que convertirse en adulto): se llama Scott, es un friki de
los videojuegos, lleva una vida algo patética: tiene un grupo de rock indie
cutre, una novia de ascendencia japonesa que va siempre vestida de colegiala,
comparte un piso en el que nada es suyo… Sin embargo, todo cambia cuando
conoce a la chica de sus sueños (literalmente), Ramona Flowers, una
joven que aparece siempre en sus fantasías, pero ¿puede ser real? Enamorarse de
Ramona es fácil, pero que ella se enamore de ti, no. Si quieren estar
juntos, Scott Pilgrim deberá vencer a la Liga de los Exnovios
Malvados de Ramona Flowers
, siete villanos (bueno, y una viillana) que las
harán pasar canutas a Scott. ¿Conseguirá quedarse con su chica o perderá
para siempre la partida más importante de su vida, la que librará más allá de
las pantallas de la consola?

Es cierto: olvidando algunas cosas, es normal ver más allá de la apariencia
y encontrarse con una historia de amor donde un chaval debe madurar y
enfrentarse a las vicisitudes del destino por amor. Las batallas al estilo
manga o videojuego solo son una metáfora divertida (nunca seamos tan serios
como para confundir esto con una banalización de la muerte… No).

Por el camino se tocan temas como el pasado, la nostalgia, afrontar los
problemas, buscar casa, enfrentarse a sus destino, luchar por quien se ama,
ayudar a los amigos, superar que te dejen tirado, hasta cocinar una receta
(¿por qué no?)… Hay incluso parodias con los asuntos de los grupos de rock de
éxito, la policía vegana, las estrellas de Hollywood… que, sin duda, valen la
pena. Si se busca un cómic simpático con estos ingredientes, Scott Pilgrim
es una elección acertada que no puede faltar en nuestra tebeoteca.
 

Además, es una obra que se lee veloz, entretenida pese a algún altibajo
como la mitad de la serie y el tomo del verano, donde parece que pierde algo el
rumbo para retomarlo de nuevo poco después. Al menos, nunca llega a volverse
excesivamente larga a través de sus cientos de páginas.

Por desgracia, Scott Pilgrim no sorprende tanto en su argumento, que
todos nos esperamos cuál sea su resultado (pese a insertar algunas interesantes
ideas) y cuando se metamorfosea en un cómic de batallas (aunque el tono de
videojuego siempre está ahí), solo alguna viñeta o golpe estético arregla unos
duelos cuyo final todos conocemos, aunque se intente insertar algunas dosis de
originalidad. 

scott-pilgrim
Scott Pilgrim tiene un diseño de personajes fantástico, aquí una demostración.

Sin embargo, los lectores encontramos más aciertos que defectos en este
canto a seguir siendo un adolescente, aunque seas un veinteañero. Por ejemplo,
los seis tomos que conforman la serie consiguen cierto brillo gracias a la
narratividad, desde aprender a tocar un solo con Scott hasta las transiciones o
los juegos visuales y algunos atisbos de genio regados (porque sí) a lo largo
de la serie. No podemos olvidar que el dibujo de O´Malley engaña: aparenta
ser «sencillo», pero en realidad cierra cierta complejidad a la hora
de amoldarse a las diferentes perspectivas que se disponen en torno a la
historia.
Para cualquier lector, no es extraña la influencia manga que hay
en el dibujo del autor (cierta imagen de Astroboy aparece en
una camiseta, por ejemplo), que se mezcla a la vez con la parodia.  No es
extraño tampoco que, al terminar de leer la obra, queramos una versión de
nosotros mismos dibujada al estilo de la obra, como no es tampoco de extrañar
que soñemos con una vida como la de Scott que, pese a ser algo
miserable, al menos se arreglan las cosas como si fuesen partidas de un
videojuego. Como curiosidad, en Estados Unidos se está publicando actualmente
una versión coloreada.

En 2010 se
estrenó la película Scott Pilgrim contra el mundo que adaptaba el cómic
original, de la mano de Edgar Wright, el adorado (por algunos) director
de la Trilogía del Cornetto (Shaun of death, Hott Fuzz,
The World´s End
). El humor del realizador se sumaría a una propuesta que
trasladaba gran parte del espíritu del cómic y se convertía en una
película simpática, pese a su atropellado final y cierta falta de ritmo en
algunas partes. No obstante la película es una obra fiel pese a los cambios
(adiós al verano, los padres de Scott, el casero, Lisa…), alguna elección de casting
o la falta de mayores innovaciones sobre el producto original. El mayor
acierto, sin duda, Mary Elizabeth Winstead como Ramona Flowers, idéntica a
la que conocemos en los cómics y que pronto se convierte en el mito erótico de
muchos de los seguidores de la obra original y la adaptación.
Agreguemos a
todo este espectáculo desenfadado el hecho de poder conseguir adaptar parte del
tratamiento visual del cómic (esos cartelitos, el estilo de batalla…),
añadiendo sonidos y músicas en ocho bits típicos de los videojuegos. Eso sí,
olvidable para un servidor el final alternativo que se incluye en las escenas
eliminadas del blu-ray, donde Scott se despide de Ramona y se queda con su
colegiala Knives, lo que convierta la historia en otra completamente
distinta en muchos aspectos. El final del cómic es mejor. Wright supo
que adaptarlo de esa manera hubiera sido traicionar la historia del amor de Scott
y Ramona que, al final, se impone de una manera más
«romántica» y menos realista. Pese a que la película no está mal, un
servidor prefiere las aventuras de Scott en el mundo de las viñetas.

En definitiva, Scott
Pilgrim
es un adictivo y alegre cómic que nos habla de esos veinte años
donde todo está por decidirse, a veces con una pelea, una vida extra o,
simplemente, pulsando START. Ya se sabe, consigamos la máxima puntuación.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Scott Pilgrim contra el mundo: complejo de Pilgrim

  1. Lo que conozco es la adaptación a película, que me gustó. Bella Ramona Flowers. Están bien realizadas las peleas. Y el está el trío de rock. Y actúa Anna Kendriic como la hermana del protagonista.

Deja un comentario