«Dios mío, Archie, seguro que existen zoquetes mayores que tú en el mundo, pero yo no los conozco. Nada en esta situación es normal. Es obvio que el pequeñajo es especial. Y la vida en la agencia no es precisamente ideal para un niño. Pero el pequeñajo es un niño, y no quiere ser especial. Solo quiere ser como los demás. Ríe con él cuanto quieras, pero nunca te drías de él»- AIDP: 1948.

Una de mis debilidades: Hellboy de niño. Fuente.

Tengo una gran debilidad por Hellboy de crío y el pesado verano leí una de sus historias en AIDP. En un momento dado, Hellboy, jugando con uno de sus cuidadores (un militar), se coloca la gorra de este, que no le encaja bien con los cuernos. El militar se ríe de él y Hellboy se queda marcado por ese hecho, tanto que, poco después, lo vemos coger una sierra para cortarse los cuernos. Y, en medio, está esta cita que recuerdo que me llegó bastante, porque siempre he pensado que nada se saca de hacer llorar a un crío. Por desgracia, esto no se lo aplican muchas personas. Mucho menos se saca si te ríes de él.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario