Tiempo de lectura: 4 minutos
Reseña-de-Mariana-Enríquez-Ese-verano-a-oscuras
Hablamos de Ese verano a oscuras, relato de Mariana Enríquez ilustrado por Helia Toledo.

«El crimen fue bueno para todos. Las cuatro horas de televisión de cada noche se dedicaban únicamente a Carrasco y su familia asesinada. Cuando terminaba la transmisión, la expectativa, las ganas de esperar por más detalles del caso al día siguiente ayudaban a pasar la noche»

El 16 de junio de 1816, Mary Shelley comenzó a retorcer la pesadilla que se convertiría en Frankenstein, la obra que la encumbró como una de las voces más importantes del género fantástico. Fue en el llamado «año sin verano», provocado por las erupciones y el constante manto de cenizas que cubrió parte del mundo.

En 1989, una joven nos habla de otro verano. Un verano lejos de Villa Diodati, pero plagado de monstruos reales y ficticios, un verano que cambiaría su vida. Entre los cortes eléctricos intermitentes y la crisis, esa joven empieza a perseguir las sombras de sus propios demonios y nos embarca en la historia de un crimen: el asesinato de quienes fuimos y el nacimiento de la sombra en la que nos convertiremos.

La oscuridad

La voz de Enríquez nos demuestra que todavía se pueden aportar nuevas visiones sobre el género fantástico y el terror, sin olvidarse de la realidad. Desde que publicó Bajar es lo peor, ha ido creando los relatos recogidos en obras como Los peligros de fumar en la cama o Las cosas que perdimos en el fuego, aparte de crónicas como Alguien camina sobre tu tumba, que relata sus visitas a cementerios de todo el mundo, o la que le ha valido la fama: Nuestra parte de noche.

Mariana Enríquez ya forma parte del género fantástico, como forma parte de él Mary Shelley. Con obras como Nuestra parte de noche, la periodista y escritora argentina ha logrado que el terror vuelva al español y lo haga con la maestría de una autora que se ha criado con las influencias de autores como Stephen King, H. P. Lovecraft, Shirley Jackson, Alan Moore y otros genios a los que ha añadido su visión del mundo.

Ese verano a oscuras es un relato de Mariana Enríquez que nos cuenta los últimos estertores de la adolescencia de una joven. Reseña Clic para tuitear

De forma semejante a como Mary Shelley creó a su monstruo, Mariana Enríquez teje el suyo en Ese verano a oscuras, a partir de la obsesión por los asesinos en serie y la mezcla entre concepto como Eros y Tánatos. Como nos enseñó Jack Ketchum, el monstruo no es un ser sobrenatural, puede ser el vecino de al lado.

Reseña de Ese verano a oscuras
En Ese verano a oscuras, Mariana Enriquez reflexiona sobre sus vivencias, pero también sobre aquello que nos hace humanos. Ilustra Helia Toledo.

La sombra de Mariana Enríquez

Ese verano a oscuras es una de esas obras que, más que leerse, nos sumergen en su lúgubre historia. Acompañamos a Virginia y a la protagonista, un transúnto de la propia autora, en unos años marcados por la pobreza, la crisis y la adolescencia de sus protagonistas.

Es interesante apreciar cómo la obra logra hablar de tantos temas sin perder el tono inconfundible de Enríquez; es casi como abrir la Caja de Lemarchand. Habla sobre la dictadura argentina, la pobreza, los cortes de luz, el sexo, las drogas, los asesinos en serie, la cultura gótica o punk, la violencia machista, la muerte, la falta de comunicación entre padres e hijos, el SIDA…

Y lo hace en buena compañía. Ese verano a oscuras ha sido editado por Páginas de Espuma con ilustraciones de Helia Toledo.

En la firma que dejó en mi libro, Mariana Enríquez nos comentaba que era una historia cruel y real. Y lo es. El tono meditabundo de su autora y las ilustraciones de Toledo han hecho que me acuerde de obras como Violent Cases de Neil Gaiman y Dave McKean, o algunos de los cómics más experimentales de Alan Moore, como Un pequeño asesinato, junto a Oscar Zárate.

 

Una historia muy real

Tuve la enorme fortuna de conocer a Mariana Enríquez en el último Celsius e intercambiar algunas palabras con ella. Durante y después de la charla donde habló de su obra, se confirmó para mí como una de las autoras más interesantes del panorama actual, muy alejada de ese canon marcado por un realismo esnob o una falsa marginalidad impostada.

Si una cuestión nos deja clara Ese verano a oscuras es que es el equivalente literario a ese pasaje tenebroso que todos atravesamos mientras el sol quema nuestras entrañas: la juventud, el recuerdo y el martirio de aquello que ensombrece algo más que nuestra alma.

Puedes conseguir tu ejemplar aquí:

Puedes suscribirte a mi newsletter aquí:

Suscríbete y recibirás una guía de dónde empezar con las grandes obras del género fantástico

Consentimiento *
«Ese verano a oscuras» Book Cover «Ese verano a oscuras»
Autoconclusivo
Mariana Enríquez
Drama
Páginas de Espuma
Tapa blanca, ilustrado.
72
https://paginasdeespuma.com/catalogo/ese-verano-a-oscuras/

Un calor que no da tregua. Una noche cuya oscuridad se alarga. La adolescencia y su rebeldía y las primeras experiencias. «No había mucho más que hacer ese verano», leemos. A partir de ahí, una enorme historia que se abre a tantas posibilidades como lecturas: crisis y memoria de una dictadura, incógnitas e inquietudes, desencanto y búsqueda. Personajes que se ahogan y dudan. Asesinos en serie, lo siniestro y la enfermedad. Música y consecuencias.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario