Tiempo de lectura: 3 minutos
Junji Ito y su capacidad para generar buen rollo. Fuente.


«Quiero que escuches lo que te voy a contar».

Nadie puede enseñarte a tener tu propia voz o estilo, solo trabajas y algún día el lector encuentra patrones que, quizá, para ti son invisibles. Los relatos de Junji Ito suelen tomar premisas simples o
desconcertantes que, a menudo, adquieren matices propios gracias al marcado carácter artístico del japonés.

Es decir, cuando lees un manga de Junji Ito, sabes que es de Junji Ito. Puede que, a veces, algunas de sus historias se queden en el terreno del creepypasta, pero otras son perfectas historias de terror que pueden perturbar al lector y deseas contarlas a otros.

Los Relatos terroríficos de Junji Ito es una colección de estas historias.En la tercera entrega de la colección relatos terroríficos nos encontramos con:

La teoría del demonio: la historia de una joven suicida y un mensaje
que hace que todo aquel que lo escuche desee dejar de vivir. ¿Qué
pasaría si la Muerte poseyese a alguien que te convence para que
mueras? Interesante, aunque poco significativa.

La melena larga del ático: nos llega a recordar los traumas de la
obra de Junji Ito con el pelo de las mujeres (véase Uzumaki) y
funciona más como fábula que como historia de terror.

Un amor de guion: me ha gustado mucho más por cómo se juega entre
la realidad y la ficción con un actor que se dedica a romper el
corazón de aquellas que se enamoran de él… hasta que una de ellas decide
vengarse. De mis favoritas.

Un laberinto insoportable: unas chicas se pierden en la montaña y
llegan hasta el templo de una secta con monjes que se momifican en
vida y forman un siniestro laberinto. Me gusta más por cómo mezcla
el fanatismo y los temores propios (el miedo a ser visto) que por lo
que es en sí.

 

La abusona: una de las mejores historias de Junji Ito donde una joven
se reúne con su prometido para hablarle de su infancia y de cómo
ella se convirtió en la acosadora de un niño pequeño.
Escalofriante por cómo mezcla amor, odio y masoquismo desde la
infancia. El giro es esperable, pero satisfactorio. Daría para un corto o una película muy interesantes.

El balance de este tomo es de dos historias historias muy interesantes y otras simplemente entretenidas. Los mangas de Junji Ito no me aguantan ni un asalto y siempre me dejan alguna escena. Este tomo no es de los mejores, pero siempre está bien hundirse en la ciénaga de los miedos del japonés.

En conclusión, el tercer tomo de Relatos terroríficos nos da
algunos escalofríos y, aunque no todas las historias están al mismo
nivel, siempre es un placer caer en los terrenos del horror de la
obra del padre de Tomie, un autor que siempre deja claro que una obra es suya y de nadie más.

Portada del tercer tomo de las historias cortas del mangaka del terror japonés: Junji Ito. Fuente.

Descubre más desde Carlos J. Eguren

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario