Imagen libre de derechos.

—La cena está muy rica, ha sido una grata idea venir aquí.

—Unos amigos me lo habían recomendado. ¿Recuerdas a la señora Garret? Me lo recomendó cuando la vi el otro día, me dijo que te había visto en el supermercado, por cierto.

—Sí, fue antes de encontrarme con Ellen e ir al cine a las cinco.

—Pero ¿a esa hora no estabas patinando?

—También.

—¿Cómo?

—Ya sabes… También estaba cocinando.

—Pero… El señor Terrance me dijo que te vio sacando al perro.

—Sí, es normal.

—¿Todo eso a las cinco?

—Sí, ¿qué ves de raro?

—Que tantas cosas, al mismo tiempo… Es como… No sé. Raro.

—No tanto una vez sabes la repuesta… Mmmm… ¡La ensalada está buenísima! ¿Quieres más vino?

—Un poco, por favor.

—Toma… Riquísimo el solomillo, de verdad…

—Sí, tiene más carne que millo afortunadamente.

—Eso es un chiste muy malo.

—Se me dan los chistes malos, aunque aún me sigo preguntando algo.

—Dispara.

—En serio, no sé cómo lo haces para estar en tantos sitios a la vez.

—Es fácil.

—¿Cómo que fácil?

—Ya sabes, tú debes saberlo.

—Pues no, no lo sé. Explícate.

—Tengo múltiples personalidades y cada una se encarga de hacer una cosa. Tú, por ejemplo, de preguntar. Y bien, ¿me pasas la sal? Sí, toma. Vale, muchas gracias. ¿Qué tal el día? Perfecto… Sin contratiempos…

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Relato: ¿Cómo puedes estar en tantas partes y siempre tan solo?

  1. :O

    Oh! Creo que este es uno de los relatos más curiosos que has colgado! Me ha gustado bastante así que enhorabuena.

    Multiple personalidad? Yo no sé quien tendra de eso…todos tenemos de eso vale? hay veces en las que eres alegre, otras en las que eres triste, otras en las que tienes unas tortuga y otras en las que tienes usn hamster!

    En fin en estos momentos estoy en personalidad poco inspirada así que dejo este comentario y si puedo me paso a otro (Lutero me ha comido la tarde entiendalo…) Un saludo!!
    Señora Anónima Mortal

  2. Hey!! Soy yo de nuevo!

    Me encantó este relato, es superraro, pero superguay, me gusto como las varias personalidades pueden estar en varios sitios a la vez como Madrox!!

    Y me gustó ese final Perfecto… Sin contratiempos, kjakajkajakj Quedo muy molon la verdad, asi que me gusto!! Esta genial!! Cada dia me sorprende mas tu imaginacion y lo bien que escribes!^^

    Asi que me parece que eso es genial! Me gusta que me sorprendan! 😀

    Muchos besitos!!

    Elsbeth Silsby.

  3. 🙂

    ¡Hey, Señora Anónima Mortal!

    Me alegro de que le haya parecido distinto. Todo lo relacionado con este relato viene de una conversación que tuve así que el germen está en las conversación extrañas que se pueden llegar a tener. Además, como usted ha dicho, es hora de empezar a cambiar de temática… menos muerte o la muerte vista desde otro lado.

    Supongo que todos tenemos esas diferentes facetas, ojalá usted también las tuviera como la protagonista del relato, para repartirse la tarde entre Lutero, el Renacimiento y el blog jeje

    Muchísimas gracias.

  4. Hey, Señora Elsbeth Silsby. No sabe cuánto me alegro de que sea usted de nuevo.

    En realidad, ahora que se lo dice, me recuerda un poco al personaje de Madrox. De todas maneras, lo que más me gusta del relato a parte de su desarrollo sólo por diálogos es el título. No me pregunte por qué.

    Muchísimas gracias por su comentario y seguiré intentado sorprenderla y a todo el mundo si se puede.

Deja un comentario