Tiempo de lectura: 2 minutos
Regreso al futuro es la nueva víctima de la censura. Fuente.

Esta noticia es un ejemplo de que vivimos en una época ridícula.

Cuando pensamos en grandes épocas de censura, imaginamos a gente con
antorchas, censores al estilo 1984 y todo ese rollo distópico que tanto
nos gusta, pero creo que, en realidad, debían ser épocas como esta,
donde para evitar «traumatizar» a la gente se prefería que Galileo se
callase, si la viuda de Bram Stoker apelaba a los derechos de autor se
quemaban todas las copias de Nosferatu o si algún libro era
susceptible de polémica era mejor quemarlo. Y a todo el mundo le parecía
bien o políticamente correcto.

Conozco a mucha gente que ha
dejado de comprar películas y series en físico para tenerlas en streaming, pero ¿y si en el streaming se empieza a censurar y no te
da la opción de ver la versión original de un modo legal? Ya ocurre con
muchos animes donde censuran la sangre, pero ahora pasa con cosas
bastante tontas, como este ejemplo de Regreso al futuro. Y, además,
cambiado de un modo chapucero.

Y yo me pregunto, volviendo a las
distopías: ¿no ocurrirá como en el capítulo Arkangel de Black Mirror
donde una madre le implanta a su hija un chip para que no viese nada
violento o traumático de su vida y lo único que consigue es que, cuando
esa niña se convierte en adolescente, se vuelva carente de empatía y
encuentre morbo en la violencia que, precisamente, ese chip no le dejaba
ver?

Precisamente, ahora alegamos ser más sabios que nunca, pero
creo que temas tan simples como la catarsis de la que hablaba
Aristóteles o la asimilación de la realidad que debería ser inherente al
ser humano, sea cual sea su edad, está sufriendo un retroceso
vertiginoso en esta época del Mr. Wonderloquesea.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Regreso al pasado, en los tiempos de «Arkangel»

  1. ¿Editaron esa escena en que se mostraba esa tapa de revista que Biff Tannen consideraba erótica? Si hay más erotismo, según la mentalidad de la época representada, en un recital de Ariana Grande.
    Y es parte del chiste, con la reacción escandalizada del amargo director de escuela.
    Estoy de acuerdo con tu planteo. Buena referencia a Black Mirror,
    Saludos.

  2. También me recuerda a Demolition man, con la impresión de multas, por insultar.

Deja un comentario