Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Cuál es el auténtico alcance de los videojuegos? ¿Son mero entretenimiento o una forma de arte que engloba al resto de las disciplinas? ¿Se queda corta la palabra «arte» o el videojuego es algo completamente distinto y no por ello malo?  Estas y otras preguntas han rondando mi cabeza durante este fin de semana. Y te aseguro que tiene una explicación.

En nuestro nuevo programa del pódcast Viajeros de la Noche, Adrián Massanet, J. J. Martínez (@SrPurpura) y un servidor contamos con un invitado fantástico como es el escritor y especialista en cine y videojuegos José María Villalobos para debatir sobre el videojuego y qué podemos esperar de este apasionante campo.

Mediante audio, colaboran con nosotros más grandes divulgadores del videojuego, como es el caso de Adrián Suárez (Nuevebits), Alex Pascual (El Nexo), Sergio Tur (El Batallón Pluto), Víctor Navarro Remesal (Miriorama) y BeetBeatBit.

Historia de un pódcast

Aprovechando que el fin de semana pasada se estrenaba God of War: Ragnarök, uno de los canditados a los premios GOTY (aunque ahí está Elden Ring), nos propusimos hablar sobre cómo el videojuego se ha convertido en una de las formas de ocio más extendidas de la actualidad. Sin embargo, ¿son solo diversión o hay algo más? ¿Tienen narrativa? ¿Pueden llegar a ser arte?

En contra

Los compañeros del pódcast le teníamos muchísimas ganas a este tema y hemos ido preparándonos en los últimos meses.

Por un lado, el creador y director del programa, Adrián Massanet, piensa que no, que los videojuegos no son arte ni poseen narrativa o que no han encontrado una característica propia que le dé su razón de ser y lo distancie de otras formas artísticas.

Y no, no es que vaya de antiguo. Sabe de lo que habla. Ha jugado a muchos videojuegos (Red Dead Redemption y The Last of Us están entre sus favoritos), pero sí que busca sus mimbres a la hora de afirmar categóricamente algo.

A favor

Por otro lado, Juanjo Martínez, un gran jugador desde la adolescencia, nos habla sobre cómo hay títulos que trascienden las barreras como God of War, Journey, The Last of Us, las aventuras gráficas como Monkey Island… y tantos y tantos videojuegos. Nunca le estaré lo suficientemente agradecido por todos los videojuegos y obras que me ha descubierto.

A su vez, José María Villalobos aporta su visión como experto académico y nos habla de las características que hacen que el videojuego sea tan fascinante, y para ello nos habla desde títulos muy populares como Super Mario hasta aventuras gráficas más desconocidas como NORCO. Te recomiendo, ya de paso, que le sigas en Twitter.

Monkey-Island
En nuestro nuevo podcast de Viajeros de la Noche hablamos de Monkey Island y las aventuras gráficas. Aquí puedes escucharlo.

En tierra de nadie

Y en medio estoy yo, que agradezco todo lo que me he replanteado durante el programa. Durante años, comenté que los videojuegos eran para mí un arte. Ahora, gracias al pódcast, me lo he replanteado. Y eso no es malo.

Me explico: ¿eso quiere decir que he cambiado de opinión? No, pero sí que he reconstruido y creado unos argumentos que considero más fuertes. He reflexionado sobre qué es el videojuego, cuáles son sus límites, cuáles sus ventajas…

Una reflexión

Afirmo dos cuestiones durante el programa: quizá el término «arte» se ha quedado pequeño para recoger todo lo que es el videojuego. A su vez, quizá la «narrativa» no sea lo más esencial. Todo esto, por supuesto, es matizable.

De todos modos, pienso que el panorama es optimista. El videojuego es un medio demasiado joven y puede sorprendernos. Está lleno de posibilidades. Eso debería entusiasmarnos, alegrarnos, hacer que tuviéramos ganas de seguir experimentando… Todo es posible.

Por último, en ocasiones pienso si no habría debates similares al principio del siglo XX, pero no con los videojuegos, claro está, sino con el cine. Imagino esas tertulias donde se hablaba sobre el recién nacido cine y se le comparaba con el teatro, la literatura…

Puede que ahora estemos en esos inicios.

Debates

En esta época donde todo parece que tiene que ser tajante, reflexionar, pensar y valorar todos los enfoques posibles debería ser obligatorio. Esto no es una competición. Es un sano ejercicio intelectual.

Para eso sirven los debates: no para «gritar» nuestras opiniones y pensar sí o sí determinada cuestión, sino para comprender otros puntos de vista, entender el nuestro y construir argumentos sólidos tras, por supuesto, tener un espacio para la duda.

Es sorprendente cómo tenemos tanto conocimiento gracias a Internet y otras herramientas, pero a veces preferimos comportanos como energúmenos y dedicarnos a gritar todo el día.

¡Nuevo podcast sobre #videojuegos! Escucha el programa de @viajerosnoche: https://www.ivoox.com/viajeros-noche-ii-8211-capitulo-3-audios-mp3_rf_96318376_1.html Clic para tuitear

Escucha nuestro pódcast

En iVoox:

En Spotify:

En Google Pódcasts.

Como siempre, agradecemos que nos escuches, le des «me gusta», comentes y compartas el contenido. Aunque pienses que no sirve para nada, nos ayuda a seguir creciendo, creando contenido y poder así compartir nuestras opiniones y descubrir las vuestras.

Espero que nos respondáis a la pregunta: ¿cuál es el verdadero alcance del videojuego?

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario