Imagen de dominio público.

Envasaba sonrisas.

Era su gran producto para el mundo.

Sin embargo, nunca se hizo rico.

No era un artículo demandado.

Rebuscando entre documentos, encontré uno con microrrelatos que escribí y que jamás he publicado. Para no olvidarme de compartir alguno de vez en cuando, he decidido rescatar este (escrito el 16 de diciembre de 2013, ha llovido). Es muy breve y conciso, tiene ese aura oscura y pesimista en la que me encanta perderme y ni siquiera tenía título hasta hace unos segundos. Considero que da el «golpe» donde quiero y que me traiciona el querer hacer una rima que nunca llega (no soy bueno escribiendo poemas).


Pero, en fin, ¿vosotros vendéis sonrisas al mundo? Yo… No lo sé.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Microrrelato: Sonrisas que nunca llegaron

  1. Adoro los microrrelatos, es un género complicado. Insinuar una historia en tan pocos caracteres, provocar un impacto en el lector.

    Tú lo consigues tiene ese aire como muy bien dices oscuro, fatalista…

    ¡Un micro genial! 🙂

    1. Muchísimas gracias, Ana, me alegro mucho de que te haya gustado el microrrelato. La verdad es que lo tenía guardado desde hacía mucho tiempo y ni siquiera yo me acordaba de esto.

      ¡Muchas gracias por el comentario!

  2. Hay algo que se pretende imponerse es la alegría porque sí, a ser feliz todo el mundo, porque la vida es una hermosura. No funciona conmigo, me parecen detestables productos comerciales, a veces llamados "el tema del verano".

    Y no funciona conmigo porque me gustan canciones como esta.

    https://www.youtube.com/watch?v=u3ai4F2RFUc

    1. Que cada uno sea lo que quiere hacer, pero entre pasarme la vida de esquina en esquina lloriqueando o cabreado, prefiero lo contrario, pero al final la vida siempre se reserva una excusa para que conozca lo otro. Al menos, la música y el arte son un consuelo.

      Gracias por tu comentario.

Deja un comentario