Este es un microrrelato que escribí hace unos meses, pero que bien podría haber escrito para El Antro hace unos años, dada la temática, el desarrollo, la fatalidad, la oscuridad, la muerte, el amor… Sobre porqué lo escribí ahora es mejor callar y compartirlo con vosotros. Espero que os guste.


Imagen de dominio público.

Vine al cementerio a pasar la noche, buscando una historia
que contar y ahora tengo el mejor sexo de mi vida. ¿Cómo ha pasado? Solo sé
que, tras las sonrisas bajo la lluvia, la desconocida me posee con unos besos
dulces como el infinito.

—Dime tu…, nombre —jadeo.

—Rowena.

—¡Me gusta!

—¿Mi nombre?

—Todo.

No quería parar. Si la eternidad fuese así, querría ser
inmortal, pero ella dice:

—No volveremos a vernos.

Señala la lápida donde nos apoyamos.

Leo el nombre: Rowena.

Un cadáver.

Rowena estaba muerta.

Y no me importa.

Me entrega una cuchilla en un beso.

Ella hace que cortarme las venas sea un placer.

—¿Eres una fantasma, Rowena?

Sonríe.

—Soy una broma.

Vine a por una historia y encuentro la mía. No la cambiaría
por nada. La súcubo tampoco. Hay amor al poner y recibir el punto final.
Siempre. Descansemos en paz con un último beso.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

8 comentarios sobre “Microrrelato: Bella muerte

  1. * . *

    Al ver que empezaba la entrada con una de mis esculturas favoritas me he emocionado, cuando escribía las primeras entradas de Epidemia le dediqué una a "El beso de la muerte", que junto al "Ángel caído" y a "El ángel de Grief" son mis esculturas favoritas.

    Me ha gustado mucho esa respuesta: soy una broma.
    El tema de las súcubo es algo que me llama mucho la atención, ¿has visto una serie llamada "La reina de las sombras" la protagonista es una súcubo y tiene muchos tintes mitológicos. Te la recomiendo 😉

    Volviendo al relato, ya sabes que adoro lo oscuro y lo trágico, un romance breve que a la vez es para siempre.

    ¡Buen relato! ¡Abrazos!

    1. No me extraña que estén entre tus esculturas favoritas, creo que tienen mucho de eso que tanto nos gusta a los dos y me alegro de haberte sorprendido con esta imagen. Pienso que transmite parte de lo que quería aportar con este microrrelato.

      Sobre la serie, ¡sí! Lost Girl es uno de esos vicios que no suele confesar y el año pasado la vi bastante. Me gustaba mucho la "modernización" de ciertos monstruos.

      La eternidad de lo efímero en un ambiente macabro. Hay cosas que no puedo cambiar 🙂

      Muchas gracias por tu comentario.

    1. Hola, Ana

      He intentado acceder a él, pero me sale una página de publicidad. Voy a seguir intentándolo, a ver si hay suerte.

      Gracias por pasármelo y jamás lo consideraría spam. 🙂

  2. Ultimamente me fascina la imagen del sucubo, mujeres sobrenaturales, supuestamente malignas, generosas con sus encantos naturales, sobrenaturales. Me suelo preguntar que tienen de malignas.
    Tu relato tal vez responda esa pregunta. Ella resultó peligrosa, en una manera sutil, ya que lo indujo al suicidio, por la posibilidad de volverse a ver. Y esa tal vez sea la broma. Y es dificil resistir después de semejante experiencia con una mujer sensual y dulce.
    Tiene sentido que se llame Rowena. También podría llamarse Ligeia.

    1. Los súcubos son figuras muy interesantes de la mitología. Es interesante cómo se la puede representar como una figura hermosísima o una digna de una historia de terror, solo depende del tipo que elija el escritor o el creador.

      Sobre Rowena, me gusta ese nombre… Puede que lo vuelva a usar en el futuro. Ya tengo una Ligeia, un homenaje a Poe.

      Muchísimas gracias por tu comentario.

  3. Me encanta como has mezclado la pasión y la tragedia en este relato. La forma en la que usas la figura del ser sobrenatural se aleja mucho de los personajes de la literatura de moda, y eso me gusta mucho. La tuya es literatura auténtica, se nota que no sólo escribes bin, sino que también tienes un sello personal.

    1. Me dije que no lo contaría, pero como ha pasado un tiempo y parece que ha gustado, debo decir que este microrrelato fue rechazado en una antología literaria reciente.

      Aún así, me gustaba lo suficiente como para no dejarlo dormir el sueño de los justos o hacerlo desaparecer directamente. Me encantan las tramas oscuras, los personajes sombríos, la tragedia, la desesperación y los monstruos. Creo que este microrrelato tiene un poco de todo eso.

      Muchísimas gracias por tus amables palabras, no puedo decirte cuánto te las agradezco en realidad. 🙂

Deja un comentario