05/09/2010

Imagen de dominio público.

Nunca me achanto ante nada. Soy un chico valiente, siempre planto la cara a los malos y les pateó el culo hasta mandarlos a otra galaxia.

Así que un día, cuando volvía heroicamente de hacer la compra e iba en busca de mi bravo coche, encontré que había dos personas dentro.

¡Mi sentido arácnido (o lo que fuese) me aviso del peligro!

Preparé mi arma (el móvil) y la disparé (llamé lloriqueando valientemente a la policía) y fui después hasta aquellos dos vándalos para reírme de ellos y su derrota (muy, muy de héroe bravucón molón).

Me encontré con una parejita de tortolitos acomodados en una situación extraña que me dio arcadas. Empecé a echarles la gran bronca, la madre de todas las broncas: que si cómo me habéis atrevido a robar mi coche, que si sois tontos o qué, cómo diantres hacéis esa postura sin dislocaros nada…

Total… Que se echan a llorar y yo observó mi rostro reflejado en la reluciente cubierta de un coche próximo. Del mismo color que el mío… También el mismo modelo… Curiosamente, igual al mío.

Vaya casualidad… ¡Tiene hasta mi matrícula!       

Miro la de los tortolitos. No es mi matrícula… Qué sospechoso.

El mismo modelo, pero no era mi coche.

Rápidamente, salgo corriendo a mi verdadero vehículo y huyo de allí… Eso sí, heroica y poderosamente, que no se diga lo contrario.

Nunca me achanto ante nada que no se diga lo contrario.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Microrrelato 88: Errores heroicos

  1. Hola, superñoño

    Lo más tenebroso de todo esto es que podría pasar, lo sé xD

    Muchísimas gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado =D

Deja un comentario