07/08/2011

Imagen de dominio público.

…Trruuuuum… Rutrummmmm…. Nunumrutrummm…

Abrió los ojos muy rápido. Se le estaba pegando. Estaba durmiendo cuando de repente… 

¡EL ESTRUENDO!… ¡¡¡EL TEMBLOR!!! 

Encendió la luz de la mesilla y vio que temblaba…

Empezó a chillar desesperadamente, mientras se abría paso por la habitación. Golpeó el ropero y este cayó… Aunque quizás fueran los temblores. 

Todo el mundo se agitaba como un inmenso cóctel.

—¡Un terremoto! ¡Madre del amor hermoso!

Salió corriendo en calzoncillos a la calle bajo la atenta mirada de varios vecinos que empezaban a hacer su día. 

Siguió chillando hasta que se serenó. 

Nada se movía ya. 

Oh, no…

Le había pasado otra vez.

No sólo pensar que llevaba calzoncillos puestos cuando no los llevaba, sino lo otro: LO DE SIEMPRE.

Había vuelto a pensar que el ruido y temblor, tan desagradables y tan habituales, eran los síntomas de un terremoto cuando, realmente, era la simple alarma de su despertador, zumbando sobre la mesilla.

Poco después, en la acera el reloj hecho añicos parecía reírse con el viento. Su idea de suicido se había cumplido… justo a tiempo.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Microrrelato 84: Justo a tiempo

  1. Gran microrrelato (soy un pesado escribiendo todo el rato lo mismo, lo sé, pero es verdad). Te felicito porque considero muy dificil expresar ideas de una manera de historia corta y con pocas palabras.

  2. Hola, superñoño

    Creo que lo importante de contar historias no es lo larga o cortas que sean, sino de lo que traten, cómo lo traten, si lo hace bien…

    Particularmente, es para mí casi un reto a veces escribir un microrrelato, pero suelo encontrar algo de inspiración al mirar ahí fuera.

    Por eso sigo trayendolos por aquí y me alegro de que te haya gustado.

    Muchas gracias por tu comentario y hasta la próxima visita =D

Deja un comentario