28/07/2012

Imagen de dominio público.

En un futuro no muy lejano (o quizás sí, no sé cuándo leerá esto), el gran negocio será viajar al pasado.

No se haga ilusiones, no se podía ir a otra edad ni cosas así, no se podía comer con Octavio Augusto ni irse de parranda con el hermano de Napoleón.

Pero tampoco pierda por completo sus fantasías. Lo que sí se podía era viajar, como mucho a diez años antes.

El negocio fue un éxito gracias a la moda de “Pártete la cara”. Lo más “fashion entre lo fashion”.

¿Quién, siendo adulto, no le daría una torta a su “yo” adolescente o de unos cuantos años antes?

Si bien, aquel negocio no tardó en llegar a su final cuando el profesor Ñ, creador del invento, fue asesinado. Un tipo, que se desvaneció poco después, lo liquidó (directamente, con un soplete, lo derritió).

Nadie admitió que seguramente fuera el “yo” del futuro del señor Ñ, matándose y destruyéndose a sí mismo, un suicidio hipotético, por alguno de aquellos extraños juegos del tiempo que nadie entendía.

¿Por qué se asesinó a sí mismo? ¿Qué fue aquello tan grave que hizo? ¿Crear el viaje en el tiempo?

Sobre eso, la Historia no dice nada.

El miedo es demasiado grande a que te pueda caer una bofetada tuya del futuro.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Microrrelato 103: El suicidio hipotético

    1. Hola, superñoño

      Muchas gracias, era una de esas paranoias que me da por ponerme a pensar por la mezcla de nostalgia y la idea de los viajes en el tiempo. Cosas mías jaja

      Muchas gracias por tus palabras, un saludo y hasta la próxima visita =D

Deja un comentario