Imagen de dominio público.

05/03/2010

Y el bravucón duende, después de tomarse un hidromiel y jugar con su trébol de cuatro hojas, el ser pelirrojo como la sangre de los enanos y vestido de verde como los árboles de los elfos, montado en un pequeño unicornio blanco, cabalgando sobre un arcoíris bañado por la luz de los dos soles que despuntaban sobre los reinos de las nubes, dijo:

—La fantasía y los sueños no existen.

Después, el duende irlandés se deshizo con la luz de oro de la maravillosa mañana.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Microrrelato: Fantasía

  1. Hey!

    Este micro relato es gracioso, los duendes son graciosos y tu forma d describirlos también lo es…xD

    Me gusto!

    Bueno voy a leerme el otro y ahora te lo comento, vale?

    Lo eres todo para mi! Besitos! Mucho ánimo! Hasta pronto!

    Elsbeth Silsby!

  2. ¡Hola!

    Gracias, no sé si mi intención era hacerlo gracioso o no. Simplemente salió y sobre los duendes, no son tan molones como han llegado a nosotros según las versiones más antiguas de sus mitos, pero he preferido aquí representarlos como el típico duende irlandés.

    Me alegro de que te gustase.

    Gracias por pasarte por aquí, por el comentario y los halagos.

    ¡Hasta pronto!

  3. Wawawawawawawawawa!!

    Pues nada, ahora se me antojó un duende. Si, es posible que esos seres simpaticos realmente no lo sean tanto, pues según dicen los medievalistas que andan sueltos por mi facultad, estos "bichejos" nacieron en los bosques para asustar a la gente. Menos mal que el orco es mucho más guaperas =)

    Siga montado en su tren de fantasía, recogiendonos en cada parada que haga, dispuestas a escuchar (o leer) algo que nos haga sonreir.

    Un abrazo de La Señora Mortal Anónima.

  4. ¡Hey!

    Muchas gracias por su comentario. Ayer no pude responderle por la falta de tiempo que la señora Geografía me está dejando últimamente.

    Elegí la versión del duende más cláscia como emisor de la fantasía en vez de una más fieles a otras partes de su mitología. Sobre los orcos, los de "El Señor de los Anillos" son especialmente guapos, mire a Lurtz por ejemplo.

    En definitiva, sobre mi tren de la fantasía, con que no descarrile me conformo.

    Muchas gracias por su comentario.

    Hasta pronto! =)

Deja un comentario