Tiempo de lectura: 3 minutos

Un año más, la lista de marras en la que me pongo a hablar de la música que me ha acompañado este año. Imagen libre de derechos extraída de Pixabay.

Hora de continuar con las viejas costumbres del blog. A finales de año, elijo las canciones que me han acompañado durante esos doce meses (una canción por mes). Sí, es una vieja tradición del blog cuando se acerca el fin de diciembre. Esta es la selección de este 2018.

Enero: Spellbound de Siouxsie and the banshess

A finales de 2017 me enamoré de Siouxsie y sigo enamorado de ella, así que si pongo esta canción, que sepáis que es una pequeña declaración de amor hacia una musa. Puede que sea la canción más enérgica que he escuchado este año. Y sí, me dan ganas de correr por un bosque.

Febrero: Re:re  de Asian Kung-Fu Generation

Erased o Desaparecido (o, dejadme que lo mire… Boku dake ga inai machies el mejor anime que nadie ha visto salvo yo. Es decir, no conozco a casi nadie que lo haya visto. Y la intro con esta canción es brutal y me pone melancólicamente de buen humor (si es que esos conceptos pueden ir de la mano).

Marzo: Me and Michael de MGMT

El vídeo es tan delirante (esa crítica al mercado musical), que se acabó convirtiendo en una de mis obsesiones más estúpidas allá por marzo y lo malo es que ahora, tras escuchar la canción de nuevo y ver el vídeo… vuelve a serlo. 👀

Abril: Help arrives de Alan Silvestri

En abril, tras volver de los hospitales catalanes, pude ver Infinity War en versión original, por la mañana, y con la sala casi vacía. Así que pude chillar de emoción cuando empezó a sonar este temazo y apareció el Capi.

Junio: Noam Chomsky de Astrud

No suelo dejar que este tipo de canciones se cuelen en mis listas de canciones favoritas del año, pero esta merece la pena, porque me acompañó durante las largas sesiones de estudio de los exámenes y ¿qué demonios? Noam Chosmky se ha enamorado de ti.

Julio: This Corrosion de The Sisters of Mercy

A veces, voy al trabajo escuchando Dominion/Mother Russia, pero la primera canción que me enamoró de The Sisters of Mercy fue esta. Puede que no sea un tío excesivamente original, pero me encanta esta canción (al igual que Emma) así que subo en la escala de gente que mola (¿?).

Agosto: Face to face de Siouxsie and the Banshees

Ya sabéis lo que pienso de esta banda y este videoclip solo hace que me enamore más. ¿Qué mejor que ir de negro en agosto, bajo un sol terrible? Pues escuchar a Siouxsie. Tema, por cierto, que forma parte de la banda sonora de una de mis pelis favoritas de Batman pese a los lloriqueos de la peña.

Septiembre: Y control de Yeah Yeah Yeahs!

El vídeo lo es todo y la canción es condenadamente pegadiza. Se nota que en septiembre ya me adentraba en el mundo de la enseñanza, ¿no?

Octubre: Decades de Joy Division 

Leí El Cuervo de James O’Barr y descubrí esta canción y… Mi mente explotó y no he dejado de escucharla desde entonces. ¿Triste? Sí. ¿Inspiradora? También.

Noviembre: Wands into the earth de James Newton Howard

Que sí, que todos estáis con la llantina por Los Crímenes de Grindelwald, pero yo me lo pasé bastante bien y aluciné con este tema de la banda sonora desde que lo escuché. En la película, estrenada en noviembre, todavía mejor. «Odio París».

Diciembre: Make me wanna die de The Pretty Reckless

Navegando por una página de vídeos encontré este de una canción que escuchaba mucho en 2010, porque formaba parte de la banda sonora de Kick-Ass y… Bueno, todo un descubrimiento. Me he puesto con el grupo y nada, que Zombie, Make me wanna die, Just tonight… ya están en mis listas de reproducción.

Y… fin, hasta aquí este post que hago más por mí, para acordarme de las canciones que me acompañan cada año por si pierdo las listas que por cualquier otro motivo épico. 

Si tenéis alguna canción que compartir, ya sabéis… para algo están los comentarios.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario