Tiempo de lectura: 2 minutos
Marte y Bradbury han quedado siempre marcados en el pensamiento colectivo gracias a la fuerza del autor estadounidense. Imagen libre de derechos.

A veces, leer un libro de un autor que ya has descubierto en el pasado es como reencontrarse con un viejo amigo.

Esta semana, gracias a uno de mis asaltos a la biblioteca, pude sacar dos obras de Ray Bradbury que llevan tiempo descatalogadas o perdidas entre los mares editoriales de un país donde es más importante la moda que reivindicar a genios como el autor de Fahrenheit 451. Dichas novelas fueron De la ceniza volverás y El árbol de la brujas.

Leí por primera vez a Bradbury en 2011 con Fahrenheit 451 y me propuse seguir con su obra cada año. En 2012 leí Crónicas marcianas. En 2013, El zen en el arte de escribir. En 2014, El Hombre Ilustrado. Estos últimos años no he podido continuar la tradición, pero ya me he puesto a solventar este tema con las dos lecturas que os comentaba y que me devuelven ese sentimiento de fascinación, ensueño y maravilla que me aporta siempre la literatura del estadounidense.

Leer a Bradbury para mí es hallar la calidez de un autor que siempre ha significado mucho para mí por su capacidad para abrazar el genio, la prosa más hermosa (llena de poesía, irónicamente) y tocar a la humanidad como pocos son capaces a través de la fantasía, el terror y la magia.

Hoy, leer para muchos es una obligación atroz o una mera elección sin valor alguno. Opino que aquellos que hemos encontrado abrigo entre las páginas, llevados por la pasión del letraherido, hallamos muchas veces en esta obras la humanidad que nos hace pensar que conocemos a ese escritor, aunque nunca hayamos estado ante él. Nunca conocí a Bradbury en persona, pero siento que bien podría hacerme una imagen de cómo era a través de sus escritos, por mucho que intentemos alejar la creación del creador.

Me guardo las críticas de ambos volúmenes para octubre, ese mes que seguramente adoraba Bradbury por lo que denotamos en De la ceniza volverás, pero no podía dejar escapar la oportunidad para reflexionar sobre el valor de esos escritores que nos acompañan toda nuestra vida.

Bradbury no es el único escritor que me acompaña, pero es por el que inicié este texto. A él añadiría a Neil Gaiman, Alan Moore, Stephen King y tantos otros con los que suelo reencontrarme cada cierto tiempo.

Nace, por tanto, de este periplo entre páginas mi más sincero deseo de dar las gracias a todos esos escritores que nunca nos abandonan, porque nos dan docenas de vidas en nuestros días contados y ese regalo lo vale todo. 

¿Y tú qué piensas? ¿A qué autor darías las gracias por estar ahí?


Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

6 comentarios sobre “Los escritores que te acompañan para siempre

  1. Bradbury podría haber sido en algún momento. Pero creo que fue remplazado por Asimov, por la cercanía que tengo con algunos personajes. Por la humanidad que tienen personajes de novelas como Nemesis, me refiero a la hija de una científica. Robots más humanos que los humanos. No puedo omitir la fascinación que tengo por Dors Venabili, quien me parece su personaje más logrado.

    Tal vez estoy omitiendo unjustamente a otros autores que leo y releo.

    Saludos.

    1. Creo que no hay que dejar autores fuera, no debe ser solo un autor. Hay muchos que me acompañan en mi caso, pero en octubre… Octubre creo que es el mes preferido de Bradbury o siempre me dio esa sensación.

      Alan Moore, Ray Bradbury, Stephen King, Neil Gaiman, Joe Hill, J. K. Rowling, Gloria Fuertes, Edgar Allan Poe, Gustavo Adolfo Bécquer, Terry Pratchett… Son muchos los autores que me acompañan y me siento feliz de ello.

    1. Leer y releer a Bradbury es como encontrarse con un viejo amigo. 🙂 Genial el diorama y la música, ¡no lo conocía! Gracias por compartirlo y por comentar.

  2. Stephen King (él me aficionó a leer y escribir), Cormac McCarthy y Philip K. Dick.

    1. Tres grandes. Stephen King es un autor que suelo leer también cada año, McCarthy lo descubrí por fin este año con La carretera (que, francamente, me gustó) y Philip K. Dick siempre está ahí (a ver si leo Ubik pronto, que lo tengo en casa desde hace años… y eso me recuerda que tengo que ver la nueva serie que han hecho basada en su obra). ¡Muchas gracias por comentar! ¡Grandes elecciones!

Deja un comentario