Tiempo de lectura: 2 minutos
La lectura de It (Eso) nos transporta a los Barrens, el verano y las amistades que parecen solo posibles en los grandes libros de Stephen King.


“Ellos
eran sus amigos y su madre se equivocaba: no eran malos amigos. «Tal vez
—pensó— no existen los buenos y los malos amigos; tal vez solo hay amigos,
gente que nos apoya cuando sufrimos y que nos ayuda a no sentirnos tan solos.
Tal vez siempre vale la pena sentir miedo por ellos, y esperanzas, y vivir por
ellos. Tal vez también valga la pena morir por ellos, si así debe ser. No hay
buenos amigos ni malos amigos, solo personas con las que uno quiere estar,
necesita estar; gente que ha construido su casa en nuestro corazón».

EDDIE, escrito por STEPHEN KING.


Es
interesante lo que me ha ocurrido leyendo It (Eso). No solo es una gran novela, sino
que también ha sido una experiencia, una obsesión, una de esas obras que te
filtran en la sangre como una especie de suero que te transforma.

Y
si me pongo menos incisivo, leer Eso (It) es como hacer amigos durante un
verano.
Ver cómo los personajes se conocen, sus diferentes caracteres, saber lo
que piensan, estar tan bien perfilados… Los Perdedores se transforman pronto en
un espejo del lector.

Y
a medida que leía, no podía dejar de pensar que este verano lo recordaré como
aquel en que me hice amigo de Bill, Ben, Mike, Eddie, Richie, Bev o incluso
Stan. Los siete parecen existir a nuestro alrededor, aunque sea solo en el
papel y en nuestra imaginación.

Es
un curioso acto de magia, pero quizás cuando en el futuro mire para detrás y
alguien me gaste una broma, pensaré que tuve un amigo como Richie que las soltaba
sin pensar (bip, bip, Richie). Y si alguien me habla de un joven escritor,
pensaré en Bill. Y si una persona habla de un chaval bueno, regordete, pensaré
en Ben. Si alguien me habla de un chico que siempre se levanta, por mucho que
caiga, recordaré a Mike. Si alguien me habla de un hipocondríaco, me vendrá a
la cabeza la imagen de Eddie. Si musitan algo sobre un chico algo cobarde que
le encantan los pájaros, diré: ¿Stan? Y cada vez que vea una chica fuerte,
evocaré el pelo de fuego de Bev.

Son,
sin duda, buenos amigos que permanecen para siempre a nuestro lado.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Los amigos de papel o la amistad en It (Eso) de Stephen King

  1. Los amigos de mis amigos son mis amigos 😉 y aunque de seguro ya la has visto, Stranger Things es muy It y muy El cazador de sueños y si no te encanta ya, tienes que verla cuanto antes porque… como decía Bill: el me-mejor mom-mento es el pre-presente".
    ¡un abrazo fuerte!

    1. Vi Stranger Things hace poco y fue lo que hizo que me leyese con ganas It (Eso) después de tanto tiempo aparcado. Y sí, se notan las influencias. Me apunto El cazador de sueños, que también tengo ganas de leerlo y más si es de este "estilo".

      Bill es uno de mis personajes favoritos, por cómo decide enfrentarse al miedo y por ser un juntaletras, pero creo que, personalmente, soy más Richie que Bill, jejeje.

      ¡Gracias por el comentario, un saludo enorme! ^^

  2. A lo mejor el que parezcan malos amigos a una madre, por lo menos a una madre estereotipada, es un signo de que son amigos. It trata de eso, de como la amistad hace que puedan enfrentar a un peligro sobrenatural, que toma forma de payaso.
    Incluso en la película, reciben la recomendación de andar juntos, para protegerse mutuamente.
    Saludos.

    1. Me he visto la primera mitad del telefilm recientemente y me sigo quedando con el libro, más que nada porque en la peli, aparte, da la impresión de que Eddie nunca supera a su madre, ni siquiera de adulto, y eso es algo que va haciendo en la novela gracias a sus amigos, cuando es pequeño.

      En cuanto al fragmento, Stephen King es mucho King y creo que refleja una gran parte de esa realidad que nos persigue día a día. Para mí, indudablemente, uno de mis escritores favoritos y una de mis obras preferidas.

      Un saludo enorme y gracias por el comentario.

Deja un comentario