¿Te gustan los vampiros y quieres ver una buena película? ¿Sí? Pues no veas esta. Fuente de la imagen.

Mira, mira atentamente el póster de abajo. ¿Bien? Dale doble clic, aprecia los detalles, el tezo que evoca el lápiz, el color, el uso de la sombra, el carmesí… Contempla a los personajes que aparecen dibujados en el lado derecho, dentro de la escarlata melena de la protagonista. ¿Los ves? Sube, sube un poco… Usa la lupa… Observa, sí. Vuelve al principio, mira el lema de la película, piensa en el buen trabajo del que hizo el póster. 

Y ya está. 

Eso es lo mejor de la película Kiss of the Damned, de resto es una imitación cutre de El ansia con una subtrama de película de sábado por la tarde o capítulo de Melrose Place. Te acabo de ahorrar más de una hora de tu vida. De nada.

 

Lo mejor de la peli. Ya está. Te puedes ahorrar verla. Fuente.
Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario