Tiempo de lectura: 2 minutos

“Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede identificársele por este signo: todos los necios se conjuran contra él”

JONATHAN SWIFT, 

Thoughts on Various Subjects, 

Moral and Diverting. 


Fuente.

Después de finalizar la lectura de El arte de pedir de Amanda Palmer y Objetos frágiles de Neil Gaiman (se terminó el breve período en que me adoptaron, lo siento: las lágrimas acuden a mis ojos), toca zambullirse en tres clásicos literarios; por un lado, como ya sabéis, estoy con La guerra de las salamandras de Karel Čapek, además de estar leyendo (porque su argumento me llamó bastante) El hombre que fue Jueves de G.K. Chesterton y, por otro lado, estoy con un libro que se abre con la cita de Jonathan Swift que os acabo de compartir y seguro que adivináis ya de qué novela se trata.

¿Lo adivináis?

Hurm…

Pensad…

Ehm…

Tic-tac, tic-tac…

¡Tiempo!

¿Sabéis la respuesta?

¡Sí, es La conjura de los necios de John Kennedy Toole!

La portada de mi edición

de La conjura de los necios.

Fuente.

(En caso de que no lo supierais, disimulad, que yo tampoco lo sabía hasta hace unos años y tampoco me ha ido tan mal).

Una de las vivencias de provecho que saqué de los años en los que vagué perdido por la universidad (¿hay otra forma de pasar por ahí que no sea esa? Bueno, está no ir -pero claro que no cuenta- o fingir que sabes por donde vas) fue conocer a gente que me hacía recomendaciones literarias. Recuerdo a un compañero que me habló de La conjura de los necios y la historia tras su publicación.

Este libro vio la luz (y ganó diversos premios, como el Pulitzer) porque la madre del escritor buscó alguien que lo publicase un par de años después de que su hijo se suicidase.

Ahora, ya puedo entrar en este clásico mientras pienso cuáles serán las próximas lecturas y me pongo a hablar de él por estos lares.

Lo siento, pero Ignatius ya está despotricando con su madre en la mesa del fondo sobre este blog. Dice algo sobre «indecencia» y «¿dónde se ha visto tamaña desfachatez?». Qué genio.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

13 comentarios sobre “Genios, necios, Swift, Toole, Ignatius

  1. Yo quiero leer "Biblia de neón", lo escribió con 16 años y como puedes imaginar solo se publicó después del éxito que tuvo "La conjura de los necios".

    La conjura ha sido una de las novelas más divertidas que he leído, lo peor de todo es que Ignatius le echa un morro… ¡y encima todo le sale bien al jodio!

    Ya nos contarás qué te ha parecido.

    ¡Un abrazo!

    1. Si me gusta La conjura de los necios, acabaré picando con La biblia de neón… Ya me contarás si la lees antes que yo qué te parece, que me fío de tus recomendaciones.

      Sobre Ignatius, es todo un personaje… Y en todos los sentidos. En serio. La cosa es que me he encontrado con varios así por el mundo. Un poco deleznable sí que es, la verdad…

      Ya os contaré, a ver si me pongo con estos tres libros y los termino pronto.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

  2. Interesante cita. Te puedo decir que leí Los viajes de Gulliver y me asombró descubrir que los viajes eran cuatro, que no eran nada infantiles, como comunmente se cree. Y que era una sátira feroz contra la humanidad, con una gran desconfianza ante lo innovador. Rasgo curioso para un escritor que imagina una isla artificial, que se desplaza en el aire, mediante magnetismo.

    Saludos.

    1. Hay escritores que están adelantados a su tiempo y, ya sea mediante la ficción o la sátira, siempre encuentran una manera de sorprender al lector actual. Sin duda alguna.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

  3. Estoy leyendo tu novela, cuando no aparece lo de registrarse.
    Que curioso giro sobre el escritor, que se ha convertido en un desagradable demiurgo.
    Saludos.

    1. De todas formas, insisto, saldrá la versión extendida y revisada, con extras, a finales de año, en Amazon.

      Sobre el giro, la vida tiene giros. Sin ellos, sería muy aburrida y Garric lo sabe. Desde el principio.

      Muchas gracias por tu comentario.

    1. Hahahaha, ¡gracias! Es lo que toca ahora. Estoy compaginando La conjura de los necios con La guerra de las salamandras y El hombre que fue Jueves, algo tiene que salir de esto 😀

  4. Estoy en medio de la lectura de este clásico. Es imperdonable no haberlo leído ya. Magnífica obra.

    1. Ya somos dos, es de esas obras que siempre vale la pena descubrir. Ignatius es un personaje terriblemente real, sin duda.

    2. Tengo entendido que fue la primera (y única) novela de su autor, quien se suicidó siendo aún joven.

    3. El libro está envuelto en ese aura trágica que rodea la muerte de Toole. Es una lástima que un escritor tan portentoso se marchase de esa manera.

      Existe otra novela, La biblia de neón, que fue publicada tras el éxito de La conjura de los necios, pero de la que su autor renegó en vida porque la escribió con dieciséis años. No sé qué tal estará, pero puede ser una curiosidad a tener en cuenta. http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_167 A priori, el argumento pinta interesante.

Deja un comentario