27-10-2010

Imagen de dominio público.

El hombre lobo no podía serlo.

Ya no aúlla a la luna llena, porque las luces y el humo turbulento de la ciudad, no le dejan verla.

Ésa es la verdadera maldición y es la que da auténtica pena.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

5 comentarios sobre “Microrrelato 16: El lobo y la luna.

  1. Hey, si soy yo de nuevo…

    El microrrelato del hombre lobo la verdad es que da pena que pudiese pasar eso…

    Aun por mi casa se sigue viendo la luna! Y espero que se siga viendo siempre!

    Y no se supone que no ve la luna no se convertiria en un lobo y entonces seria simplemente una persona normal!

    Bueno, espero que sea feliz y escriba mucho!

    Bye!

    Elsbeth Silsby.

  2. Hey!

    Se me olvidaba decirte que me habia gustado y que estaba guay!

    Lo siento por un comentario tan cutre! xD

    Hasta pronto!

    Elsbeth.

  3. Hey!

    Es triste que hayamos llegado a un tiempo donde no podamos ver la luna o donde nos olvidemos de querer verla. En eso tendríamos que ser un poco más licántropos. Me alegro de que eso a ti no te haya pasado.

    Muchísimas gracias por sus dos comentarios, me han gustado, gracias =)

  4. Ey!
    Pues si que es triste que el hombre lobo no pueda cantarle a la luna, pero desgraciadamente con el paso al que vamso algún día nosotros tampoco podremos hacerlo.
    Esperemos que no se nos olvide querer verla porque en las noches de verano es realmente bonito sentarte en la oscuridad y verla acompañada.

    Dede mi chavola hay veces en las que se ve, otras en las que se esconde y no quiere que nadie la mire. En fin, creo que es un tanto tímida, depende de su atuendo se muestra o no.

    🙂 Gracias por estas cosillas! Señora Anónima Mortal

  5. Hey!

    Considero que es muy triste que hayamos espantado a los propios monstruos para ser nosotros más monstruos que ellos. Considero que olvidar la luna es algo muy triste.

    Hay que recordarla y considero que la forma en la que la recuerda usted es encantadora, ojalá pueda hacerlo siempre.

    Me gusta cuando a veces me topo en la oscuridad con una luz extraña, miro hacia arriba y es la luna llena.

    Es curiosa.

    Gracias por sus comentarios, Señora Anónima Mortal =)

Deja un comentario