“Escribir es un poco como cocinar. Hay veces en que, por más que lo intentes, al bizcocho no le da la gana de subir y no sube; pero, de vez en cuando, el bizcocho te sale tan bien que ni tú mismo te lo crees”.

NEIL GAIMAN, 

introducción de 

Estudio en esmeralda

en OBJETOS FRÁGILES.


Fuente.

Y también hay veces en las que el bizcocho te explota en la cara o te obstruye las arterias y el que revientas eres tú, también ocurre con las novelas.

Os lo juro.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Escribir es un poco como cocinar, según Neil Gaiman

  1. Es un símil perfecto, la verdad.

    Hay veces (pocas) en las que te cuesta creer lo que has hecho; otras preferirías que no hubiese testigos.

    1. Pues a mí también me ha gustado mucho eso de "no dejar testigos" que has dicho y… ¡Cuánta verdad encierras en esas palabras! Pienso igual que tú, compañera.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

Deja un comentario