Tiempo de lectura: 5 minutos
entrevista-carlos-eguren
Entrevista a Carlos J. Eguren por Romina Concepción Darias.

Existen algunas preguntas que, a lo largo de mi corta trayectoria literaria, me suelen formular y querría dar una serie de respuestas abiertas para todos los que pasasen por el blog y entrasen en la sección de prensa. Así que aquí tenéis. La presente entrevista está reproducida con permiso de su autora: Romina Concepción Darias. Desde aquí, nuestro agradecimiento.
4ª parte de la entrevista

¿Cómo son tus clases? ¿Qué es lo que incentivas y en lo que no te gusta caer? 

Me gusta la creatividad y odio los exámenes. Pienso que un estudiante aprende más creando un producto interesante como un cortometraje, un lapbook, una exposición, una obra artística… que haciendo que estudien pilas ingentes de apuntes reciclados y que solo muestran una visión de la realidad. Me gusta hablar, contar historias, escuchar las suyas… y quiero reivindicar la importancia de la creatividad para un mundo mejor. Ken Robinson no se equivoca.

creatividad-bombilla
La importancia de la creatividad es fundamental en mi concepción de la educación.

Una historia: Neil Gaiman fue a la primera convención de ciencia ficción en China y preguntó por qué no habían hecho una antes. Uno de los presentes, chino, le comentó que su país era bueno fabricando y copiando todo lo que se creaba en Estados Unidos y Europa, pero no eran buenos creando nada propio. Todo está hecho en China, pero poco está inventado en China. Fueron por Estados Unidos y Europa entrevistando a ingenieros, inventores y creadores y encontraron un rasgo común: todos ellos leían ciencia ficción en la adolescencia. Eso despertó su creatividad. China quería concebir creatividad a través de la literatura.

Yo quiero esa creatividad para hacer de nuestro mundo un lugar mejor y de mis estudiantes personas activas, felices y con ganas de cambiar las cosas.

Si tienes que inclinar la balanza, ¿actualmente te sientes más periodista o escritor? 

Escritor. Me temo que el periodismo me decepcionó profundamente una vez empecé a ver cómo funcionaba desde dentro. No quise saber nada más de ese mundo tras una entrevista laboral que no fue bien y donde me dijeron que, para tener audiencia, debería hacer llorar a las víctimas que entrevistase. Imagina. Mis padres no me criaron ni estudié para ser mala persona. No puedo. Eso me despegó profundamente del periodismo. Sé que hay buenos profesionales en los medios que hacen cosas loables, pero mi experiencia fue muy mala. En cambio, como profesor y como escritor, me lo paso genialmente y soy muy feliz… Y tenemos que hacer aquello que nos hace feliz.

maquina-de-escribir
La faceta del escritor nunca es inseparable de las otras.

¿Cómo sientes al escuchar que muchos te tienen como un referente para los jóvenes escritores canarios? 
Me hacen pensar que se han confundido de persona. [Risas]. No obstante, si alguien lo piensa, me siento muy feliz. Ojalá les sirva para seguir leyendo y creando.

¿Qué es lo que más te atrae de lo fantástico y de la ciencia ficción, así como del terror? 
El género fantástico es, para mí, el género de la metáfora, de la transformación. Hablamos del mañana o de lo monstruoso para hablar en realidad sobre nuestro presente. Black Mirror funciona porque habla de nuestra dependencia de la tecnología, aunque esté hablando sobre sociedades supuestamente futuristas. Y nos genera miedo, porque desarrolla horrores comunes que tenemos frente a nosotros. Eso hace que, para mí, el género fantástico sea muy potente, muy visceral. El terror y la ciencia ficción me permiten dar mi visión pesimista sobre el mundo y conectar también con los jóvenes.

Fantasía, el género de la metáfora y la transformación.

Te han hecho una chirigota, una adaptación en obra de teatro, un corto… ¿Cómo te sientes ante este cariño? 

Maravillado y muy agradecido. Un escritor siempre es ambicioso. A todos nos gustaría ser George R. R. Martin y que te adapte la HBO, pero, a veces, en las historias más pequeñas encuentras momentos fascinantes, como esa mágica chirigota, esa obra de teatro o ese corto. Son cuestiones que hacen pensar que tu mundo imaginario funciona y que puede cambiar el real, aunque sea a pequeña escala. Y eso es magia.

devon-crawford-carlos-eguren
 Devon Crawford y los Guardianes del Infinito fue adaptada por varios alumnos de los congresos de jóvenes lectores de Canarias.

¿Has pensado en buscar alguna opción interesante para que tus libros se puedan distribuir mucho más, por ejemplo, en la Península? 

Agapea y Amazon se encargan de ello. Me gustaría hacer alguna presentación fuera, pero cada vez me siento menos feliz dando la cara ante el público en situaciones así. Me gustaría dedicarme solo a escribir y reservar los eventos a ciertos momentos puntuales… Pero me gustaría presentar algo fuera… Quizá algún día.

¿Hasta dónde te gustaría llegar con tus libros? 

Hasta donde ellos puedan llevarme. Creo que debemos ser ambiciosos, pero tampoco debemos convertirnos en simples títeres de vacuas pretensiones o deseos imposibles. Por eso, disfruto con lo que va llegando. No me imaginaba que me pasarían cosas buenas literariamente hablando en estos últimos cinco años y han pasado, ¿qué me pasará en los cinco próximos? No lo sé, pero estoy entusiasmado por saber hasta dónde puedo llegar.

La ciencia ficción es una puerta a todo lo posible… e imposible.

¿Estás inmerso en algún proyecto actualmente, o estás enfocado 100% a la enseñanza? 

Estoy escribiendo siempre que puedo. La historia actual abraza lo más oscuro: sé que ya hablé que esas historias atraen malas temporadas sobre mi vida, pero siento que es una obra que quiero contar. El instituto donde trabajo actualmente tiene muchas historias sobre fantasmas y monstruos, y los alumnos tienen mucha imaginación.

La próxima historia será un retorno a los antiguos miedos.

A eso se suma que me fascinan las historias con varias líneas temporales conectadas como IT o 20th Century Boys, así que quiero jugar con la idea de qué pasaría si unos personajes que fueron amigos de la infancia se reúnen veinte años después… Esa simple premisa da miedo…

No sé si acabaré de escribirla, pero me gustaría hacerlo, porque estoy probando cosas nuevas (su estructura es muy compleja a la hora de desarrollarse por escrito debido a los juegos temporales) y creo que me prepararía para terminar la reescritura de la novela de 3000 páginas. Ojalá funcione. Cruzo los dedos y sigo escribiendo…

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario