Otra entrevista que Pedro de Mercader y yo realizamos hace unos años y que creo que vale la pena desempolvar y colgarla por aquí. En este caso, fue al director de cine Paco Cabezas, que se ha ido haciendo un nombre en la industria del séptimo arte. ¡Esperamos que os guste!

Paco Cabezas (Sevilla, 1978) era un hombre con un sueño y ese sueño lo ha ido cumpliendo: ya no es alguien que quiere ser director de cine, lo es.

Desde que arrancase su carrera en España con las películas Aparecidos y Carne de Neón, Cabezas ha conseguido ganarse un nombre dentro de la industria cinematográfica. Su primera película y sus deseos de continuar su carrera le sirvieron de carta de presentación en Estados Unidos, donde ha dirigido la película Tokarev con Nicolas Cage y la reciente Mr. Right, con Sam Rockwell y Anna Kendrick, que ha cosechado un gran éxito de crítica.

El último trabajo de Paco Cabezas ha sido el salto del cine a la televisión con el rodaje de varios capítulos de la tercera temporada de la serie Penny Dreadful, donde se mezclan varios mitos de la literatura como Frankenstein, Drácula y muchos más.

Pero el camino de Cabezas no ha concluido. Su carrera continúa y su búsqueda de la exploración de una vía artística como el cine no ha hecho más que empezar.

Es un placer para Pedro de Mercader y Carlos J. Eguren haber realizado esta entrevista con Paco Cabezas, un director de cine que ha cruzado las fronteras para rodar sueños en la gran pantalla.

 

¿Qué es el cine para ti?

Es y seguirá siendo la mejor manera de expresar emociones y de comunicarnos como seres humanos aparte del sexo; al utilizar la música, la historia, la interpretación… Me parece el arte total. Algún día los videojuegos serán tan avanzados que sustituirán al cine, pero, por el momento, exceptuando quizás a juegos como The last of us, el cine como experiencia sensorial y emocional es irrepetible.

 

¿Crees que para los que desean ser directores de cine en España es necesario dar el salto fuera de nuestras fronteras para poder vivir de su sueño, que tendrán más oportunidades fuera que dentro de España?

No creo que irse a USA con una mano delante y otra detrás tenga mucho sentido, es como ir a pescar sin caña y sin anzuelo. Uno tiene que tener algo que vender, ya sea aquí o en Hollywood, nadie te va a dar una peli al bajarte del avión. Si es cierto que hay más oportunidades y una industria más abierta al talento que otras, pero yo creo que uno tiene que ser fiel a uno mismo ya sea aquí o allí. Eso no cambia.

 

¿Cuál es tu punto de vista respecto al polémico ninguneo que han recibido los guionistas por parte de la Academia de Cine?

Creo que la venganza definitiva de los guionistas es la televisión. Allí el showrunner es el rey y al fin al cabo un showrunner es una manera cool de llamar a un guionista y, al final, lo que se ha probado es que, cuando una serie está en manos del equipo creativo y no del monetario, la gente lo aprecia y tiene éxito. Al final, como decía antes, estamos aquí por las emociones y por las historias, eso es lo bonito de lo que hacemos. Puedes echar toneladas de dinero encima de una película, que no funcione y seguirá sin funcionar: lo que necesita es historia y corazón.

 

Tokarev de Paco Cabezas. Fuente.

 

¿Cómo fue pasar de hacer cine en España con Carne de Neón a empezar a hacer cine fuera con Tokarev?

Creo que para cualquiera que haya visto mis pelis es una evolución natural. Creo que todo lo que he hecho tiene un vocación internacional y es por eso que para mí es algo natural, solo que tienes que dirigir en inglés, pero bueno todos los años cantando en el metro y viendo pelis de Scorsese en VO al final sirvieron para algo. No hay tanta diferencia entre rodar un corto con tus amigos o rodar una peli con Nic Cage, al final todo depende de la ilusión con la que lo hagas.

 

¿Cómo es trabajar con un gran actor como Nicolas Cage?

Es un encanto y, aunque tiene fama de loco e indisciplinado, para mí fue lo contrario: es un tío apasionado de su trabajo y de hacer cine. Es un friki a su manera y le encanta el cine coreano y el cine diferente, así que para mí fue muy fácil conectar con él. Por otro lado, lo pasé de escándalo rodando sus escenas de acción. La verdad es que solo puedo decir cosas buenas del tito Nic.

Mr. Right ha recibido alabanzas en Toronto. ¿Qué nos puedes contar de la experiencia de trabajar con equipo artístico con nombres como Sam Rockwell, Anna Kendrick, Tim Roth (todo un hito para todos los seguidores de Tarantino) o Max Landis?

Pues que me he encontrado como en casa. Tanto Sam como Max o Tim tienen ese humor negro con el que yo me siento muy cómodo. Todos queríamos hacer la misma peli: una relectura del cine de acción y de la comedia romántica y, cuando todos van por el mismo camino, es un gustazo. Es como un barco pirata que va en busca de un tesoro. Te sientes en familia y sabes que estás haciendo algo especial, además con Sam he ganado un amigo con el que espero trabajar muchas mas veces,

¿Sientes que has cumplido tu sueño?

Si mi sueño es vivir de esto del cine y dejar de trabajar en el videoclub, imagino que sí, pero hay que seguir trabajando duro, en esta profesión nadie regala nada.

 

Fotograma con Anna Kendrick y Sam Rockwell, una mezcla de comedia romántica y cine de acción, por Paco CabezasFuente.

¿Cuáles son los principales cambios de rodar una película a rodar una serie?

Para mí no ha habido ningunos, el rodaje ha sido rápido e intenso como un atraco a un banco, como a mí me gusta. Ha habido grandes secuencias de terror y acción, y no hay nada que yo disfrute más. Creo que no podría rodar una serie o una peli de gente hablando sentada a una mesa, lo pasaría muy mal. Siempre necesito que haya un reto y en Penny Dreadful han habido retos todos los días de rodaje.

 

¿Qué habrá en la próxima temporada de Penny Dreadful tras el impecable avance de las dos anteriores?

Poco puedo contar mas allá de que habrá toneladas de acción y terror. Es como si cada capítulo fuese la Boda Roja de Juego de Tronos.

 

¿Asusta trabajar con actores míticos y con personajes de la literatura de terror, como en el caso de Penny Dreadful?

Con guiones como los de John Logan no asusta nada. Está tan bien escrito que sabes que vas por buen camino. Yo me lo he pasado como un niño pequeño. Soy fan y como fan de la serie he disfrutado cada minuto.

 

Visto el nivel de calidad de muchas series recientes, como Penny Dreadful, ¿crees que las series están comiendo terreno al cine, que no son un “hermano pequeño” sino un medio de contar historias tan loable como el cine y con una mayor capacidad de profundización?

Por supuesto, yo creo que para el espectador es un placer tener tiempo para cogerle cariño a los personajes y luego poder asesinarlos despiadadamente. Es un shock terrible. Me parece un placer como creador contar con cuatro horas para contar historias, como es mi caso en Penny al haber dirigido cuatro episodios, y, sobre todo, con los actores, el guión, los decorados con los que hemos contado… Creo que hay cosas que hemos hecho en Penny de profundidad, de intensidad, que hubieran sido difíciles de hacer en cine.

 

Paco Cabezas también dirigió varios capítulos de Penny Dreadful. Fuente.

 

¿Cuál es la principal cualidad que debe tener un buen director y un buen guionista?

Mas allá del talento, capacidad de trabajo y de aguante. Es muy bonito exponerse emocionalmente, pero muy duro cuando te dan caña. Ahí están tu corazón y tu alma en cada peli y la gente te puede destrozar. No creo que sea de manera intencionada, pero si no tienes una armadura emocional, lo puedes pasar muy mal y, por otro lado, ser fuerte físicamente: rodar diecisiete semanas en Dublín con lluvia y viento puede ser muy duro.

 

¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿Qué historia te gustaría contar ahora?

Tengo otra peli con Sam Rockwell con robos a lo Oceans Eleven y me encantaría que saliera adelante…

 

¿Cuáles han sido tus mayores influencias como artista?

Los Goonies, La princesa prometida, Taxi Driver, el cine coreano, los cómics de Frank Miller y Alan Moore y crecer en un barrio de Sevilla donde a todo el mundo le gustaba el fútbol menos a mí.

 

¿Qué te gustaría decirles a todos los jóvenes que empiezan en el mundo del cine y quieren ser directores como tú?

Que creen, que luchen, que peleen por sus sueños. Si uno es lo suficientemente cabezota, lo conseguirá. Luego han de saber que los sueños se pagan, que, a veces, es duro, que esta es una vida de carretera, de delincuentes, de cómicos como Bonnie and Clyde, mezclado con los payasos de la tele, pero es también apasionante.

 

 

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario