Conocí esta canción por los maravillosos créditos iniciales (pinchad para verlos) de la adaptación cinematográfica de ese gran tebeo que es “Watchmen”. Desde entonces, se ha convertido en una de mis favoritas de Bob Dylan.

La música tiene el poder de decir las cosas cargándolas del sentimiento que conmueve nuestros corazones. Quizás, la canción protesta es la que mayor puede conseguirlo cuando es un buen tema y cuando tiene a un genio como Bob Dylan detrás.

La canción, según Dylan, habla de la vida y la muerte, para tantos otros también del deseo de cambio de una sociedad que se pudre y donde los jóvenes tienen algo importante que decir.

La letra me gusta muchísimo, es la banda sonora perfpara un movimiento social que desee un cambio a mejor (porque a peor parece que es imposible irse).

No utilizo esta canción en mi nueva historia, pero creo que algunos sabréis por qué la uso un día como hoy. Sólo hace falta abrir un periódico.

Dedico este tema a… Bueno, todos vosotros sabéis a quién se lo dedico.

Me alegro de que los tiempos estén cambiando.

PD: Lo siento por la molesta publicidad que aparece debajo del reproductor, pero era la única forma de compartir con vosotros esta maravillosa canción.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario