Karnak, la atalaya de Ozymandias en Watchmen. Fuente.

“A lo largo de la atalaya” o “A lo largo de la torre del vigía” sería el título en español de una de las mejores canciones de Bob Dylan (que en 2003 la había cantado unas 1400 veces). Varios artistas la han interpretado, considerando la mejor la versión de Jimi Hendrix aparecida en películas como Forrest Gump de Robert Zemeckis o Watchmen de Zack Snyder, la adaptación del tebeo de Alan Moore (guión), Dave Gibbons (dibujo) y John Higgins (color) del que tantísimas veces os he hablado.

Pese a que había escuchado esta canción en Forrest Gump, donde realmente la viví fue en Watchmen. La canción aparece justamente cuando dejamos de ver la cara sonriente de Marte y pasamos a Archie, la nave del Búho Nocturno llegando junto a Rorschach a la guardia de Ozymandias, a punto de descubrir cómo conseguir la paz mundial. En ese momento, la canción nos introduce en la última parte del filme. Me encanta esa escena.

Alan Moore conseguía que cualquier referencia en su tebeo tuviese otro significado (el número del tebeo que narra esos hechos se llama como las dos últimas frases de la canción). En la película, Zack Snyder lo consiguió de verdad con esta canción. Si leéis la letra y veis lo que ocurre, encontráis un doble significado a lo que ha pasado, pasa y pasará. De pronto, tenemos al ladrón, al bufón, a los que pensaban que la vida era una broma, al príncipe que observa y un gato montés que gruñe. En la canción están Rorschach, Búho Nocturno, Ozymandias, El Comediante e incluso Bubastis (el gato alterado genéticamente). ¿Y la torre de vigía? Ahí está Karnak, el templo, la guarida de Ozymandias. ¿Y qué es lo que hay a lo largo de Karnak? El mundo entero esperando o siendo salvado.

Espero algún día poder llamar a algo que escriba, en homenaje a esta canción, All Along the watchtower. Me encanta esta canción, me gusta Jimi Hendrix y adoro Watchmen.

Pasad un buen día, a lo largo de la torre del vigía.

 

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario