Una llama misteriosa de Philip Kerr. Fuente.

“Las investigaciones de los crímenes son así, Arthur- dije con una sonrisa amarga–. A veces tiene que ocurrir lo peor para que podamos esperar lo mejor”

BERNIE GUNTHER

Philip Kerr es un conocido escritor de novela negra, en la que mezcla ficción y elementos históricos. Gracias a su personaje, Bernie Gunther, el novelista ha conseguido el éxito con varios misterios a los que Gunther ha tenido que enfrentarse.

En el caso de “Una llama misteriosa”, Bernie huye de Alemania tras el final de la Segunda Guerra Mundial, debido a las acusaciones que pesan sobre él por ser miembro de la SS, aunque no simpatizaba con las ideas nazis. Bernie llegará a Argentina, donde pronto deberá descubrir quién está tras la desaparición de una muchacha que le hará recordar un violento caso ocurrido hace muchos años en Alemania.

¿Y por qué el título de “Una llama misteriosa”? El nombre hace una alusión a que, como una llama, la imagen de Hitler se “pegará” a los alemanes durante siglos, aunque finalmente, para Bernie significará algo más que eso: será una llama que no arda por el dictador, sino por su amada.

En primer lugar, no asustarse con que sea un ciclo de libros. “Una llama misteriosa” es lo bastante independiente como para que cualquier lector que no conozca al detective Gunther empiece por esta novela y no se sienta perdido.

Si esta “saga” ha funcionado es porque el personaje ha dado de sí. Bernie Gunther es un investigador (y una persona) que no es perfecto, que escapa de Alemania, pero no de los remordimientos por lo que hizo en la Segunda Guerra Mundial. Pero Gunther es sagaz, honrado y bastante irónico. Aunque empieza bastante bien, demostrando carisma, puede ser un poco cargante. A través de docenas de páginas, Gunther puede recibir brutales palizas o amenazarle en uno de los vuelos de la muerte sin borrar la sonrisa de sus labios y somete demasiado a la suspensión de la credibilidad.

Un detalle que me ha gustado especialmente es que nos mete dentro del misterio gracias a que es en primera persona y Gunther es lo suficiente interesante. También, narra de manera creativa algunos pasajes y no usa las típicas muletillas que debilitan el texto.

Otro punto a favor de la novela es que se puede aprender hechos históricos a través de la ficción. Aconsejaría usar también una libreta para ir apuntando los diferentes personajes y eventos históricos que transcurren en sus páginas y ampliar la información, como la llegada de Hitler al poder o la biografía de algunos de sus colaboradores, como Himmler. Además, el libro expone la trama de la Directiva 11 y 12 de la Argentina de Perón, que supuestamente, estuvo tras la muerte de cientos de judíos durante y tras la Guerra, algo que siempre se ha negado.

Algo que ayuda a que sepamos más de la historia de ese tiempo es que el personaje de Bernie Gunther conoce a personajes reales como Perón, Mengele, Evita, etc.

  El mayor defecto es que la estructura de más de la mitad de la novela es un capítulo en el Berlín de 1932 al que le sigue uno de Argentina en 1950 y así sucesivamente. Esta forma de ver la historia, aunque enriquecedora, es compleja y hace necesario ir apuntando los hechos que van ocurriendo y quién es quién para no perderse. Un lector español no muy familiarizado con la literatura alemana también podría perderse con los nombres, pero con un poco de esfuerzo, no resulta “tan molesto”. El gran “pero” de esta construcción de la novela es que, cuando se abandona para narrar sólo los hechos de Argentina al comienzo de la década de los ´50, “Una llama misteriosa” decae un poco y se vuelve algo más lenta, se ralentiza la lectura y engancha menos. La presentación de un importante personaje como es Anna, lejos del principio, además de su dilema, enturbia un poco más la trama y, cuando vamos descubriendo lo que ha pasado, no resulta tan impactante como podría llegar a ser.

No obstante, la historia cuenta con todos los ingredientes de la novela negra: un detective hastiado, una femme fatale (en este caso no tanto, aunque Evita llegue a representar este rol), un misterio que lleva a otro misterio, personajes mezquinos como Montalbán, una sociedad sórdida, grandes frases y reflexiones… Todo lo que necesitamos para disfrutar de un libro que nos lleva a aquellos tiempos del cine en blanco y negro, donde una mujer representaba el mayor peligro y los secretos embargaban todo como la estela de un cigarrillo.  

Si te gusta este tipo de novelas y películas te gustará una llama misteriosa de Philip Kerr.

“Si fuera verdaderamente inocente, estaría muerto, Anna.

Y no lo estoy”

BERNIE GUNTHER

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario