¿Qué
pasaría si Batman, con sus habilidades y diferentes gadgets, fuese un
supervillano, enloquecido y malvado como el Joker? Esa es la pregunta que
intenta responder Mark Millar con…

Críticas de cómics:

“Némesis”

Némesis parte de qué ocurriría si Batman fuera un villano como el Joker. Todo eso en el Millarworld, lo que parece que no sentó muy bien (y con razón) a DC. Fuente.

Contenido: Miniserie de 4 números.

Guionista: Mark Millar.

Dibujante: Steve McNiven.

Páginas: 30 páginas cada número,
aproximadamente.

Editorial: En España, Panini. En
Estados Unidos, Icon.

Precio:  14,96 €

Género: Aventuras, superhéroes, humor
negro.

Año: 2011

“Él
es el hombre más peligroso del mundo”

BLAKE
MORROW.

Mark Millar vendía “Némesis” como una
versión donde Batman es el villano de la historia. Se apoyaba en el éxito de
“El Caballero Oscuro” (con el cual guarda algún “parecido”). No es extraño en
este autor escocés basarse en el éxito de otros para conseguir el propio
durante las promociones.

¿“Némesis” es un buen cómic que se
merece cómo lo han vendido? No, es un cómic pasable y ya está.
Y sí, puede que haga parecer a
“Kick-Ass” una mierda (como dice en la portada de uno de sus números), pero
porque “Kick-Ass” es regulera. Está, quizás, ligeramente mejor (si somos
generosos).

El Batman de Millar es un tipo que viste de blanco (queda
mejor con la sangre), un psicópata millonario que busca a un agente de policía
y le hace la vida imposible hasta matarlo. Luego, va a por otro.

Una premisa interesante que no llega a
arrancar hasta el tercer número y, para entonces, ya sólo queda otro que
concluye esta miniserie

(aunque Millar amenaza se jacta con una posible segunda parte – y una
película que parece que está tardando en empezar).

La historia de este «matapolis» peca de lo mismo que
“Kick-Ass 2”. Millar se pone a jugar con la acción imposible (se ve que las
bombas matan a quien quiere el guion, ejemplo: no al villano que debía sobrevivir
malherido, no hecho pedazos). A sus juegos añade la consabida dosis de
violencia que busca el impacto y la polémica fáciles y poco más. La historia,
pese a lo corta que es, una vez más, al nosotros no jugar, aburre (incluso esos
dos primeros números que cuentan poco para lo que deberían).

La historia se vuelve un poco mejor
cuando descubrimos que los orígenes de Némesis podrían no ser ciertos, que no
es al fin y al cabo un Batman
(cosa que se explica al final), que nunca hubo
venganza personal, sólo diversión de parte de este personaje tan repulsivo. 

Lo
malo es que el supuesto origen lo sabemos desde el comienzo del número 2 en un
alarde que parece valiente, pero que es algo estúpido, en el sentido de que el
misterio se va a hacer gárgaras (aunque el giro de tuerca final no está mal). 

Pese a ello se juega a la posibilidad de que
pueda ser otro personaje (yo hubiera apostado en algún momento por Kirby- el homenaje
al Rey a cuenta de qué, Millar?-)

Némesis es un tipo con la idea de Batman… pero que decide ser un villano. Fuente.

 

Los momentos burros y lo hipertrofiado
se extienden a lo largo de esta miniserie.
Desde acción imposible hasta castigos muy forzados (SPOILER
La hija del Inspector Gordon de Blake Morrow, que ha abortado, se queda
embarazada –de trillizos- de su hermano, que es gay-, como forma de Némesis de
vengarse de la familia del poli… Y ella no podrá abortar porque tiene un
sistema que lo impide… Si me lo permiten… WTF?).

Así no hay quien pueda creerse
ni un poquitín esta historia en la que Millar intenta superarse con una clave:
“mira qué guay soy”.

Los giros finales (algo rebuscados ¿no? Y repetitivos – OTRA VEZ hay un traidor “inesperado” como en “The Ultimates”, “El Viejo Logan”,
“Kick Ass”…) se quedan resumidos a la tontada máxima de: ¿por qué el detective,
tan inteligente como es esa especie de Gordon, permite que su familia quede sin
protección sólo porque envía a prisión al monstruo, cuando sabe que es un tipo
que puede llegar a escapar? Y eso es a la mitad, pero ¿qué más da? Aporta una
excusa para un desenlace sin fuelle.

El dibujo de Steve McNiven está bien,
pero no tanto como en “El viejo Logan” o “Civil War”, que también escribió para
Mark Millar.
Quizás,
puede ser por un coloreado diferente al que es habitual en su obra y/o que
Millar no le ha dado una gran historia que dibujar.

En fin, “Némesis” es
una miniserie prescindible para cualquiera excepto si es fan de Mark Millar.
Quien quiera ver otra visión de Batman o algo medianamente interesante, que se
aleje de este cómic.

Némesis de Mark Millar se queda en poco más que una premisa interesante. Fuente.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Críticas de cómics: Némesis, ¿y si Batman fuese el Joker?

    1. Cosa que fue abordada en una obra de teatro. Sherlock descubre que él era Moriarty, que se creó una doble personalidad para entretenerse, y se suicida en las cascadas. En otra historia, Watson era Moriarty. Sea como sea, mucho mejor que el último engañabobos de Millar xD

  1. Pues yo de Millar no me espero nada mas que pasarlo bien, y me lo da.. No pido un Watchmen porque sé que no me lo va a dar. Un divertimento, comida basura, usar y tirar…

    1. Hola, superñoño

      Yo creo que cuando lo publicita tanto y él mismo dice que es algo con cierta calidad, que luego te ofrezca sólo una sucesión de momentos guays no ayuda.

      Además, es muy repetitivo. Siempre está el tema de la sangría casi gratuita y el de la traición. No aporta nada nuevo y a mí ya ni me divierte. Una pena, yo esperaba más de él.

      Muchas gracias por tu comentario, un saludo y hasta la próxima visita =D

Deja un comentario