“Los
superhéroes aparecen en la realidad y no son más que unos colgados con
disfraces, entre ellos el prota, Kick Ass… Sin embargo, se hacen famosos y los
supervillanos no tardarán en surgir, entre ellos un viejo enemigo del pasado:
Red Mist (ahora conocido como… Mother fucker)”.

Críticas de cómics:

“Kick-Ass 2”

kick-ass-2
Mark Millar se esfuerza en sacar una segunda parte que no lleva a ningún lado. Fuente.

Contenido: Miniserie de 7 números.

Guionista: Mark Millar.

Dibujante y colorista: John Romita Jr.

Páginas: 35 páginas cada número,
aproximadamente.

Editorial: En España, inédito. En
Estados Unidos, Icon.

Precio:  A determinar en España.

Género: Aventuras, superhéroe, drama,
humor negro.

Año: 2011. España: inédito.

“¡Jesús,
Dave! Las drogas hubieran sido mejor [que ser un superhéroe]. ¡Esto es
pervertido! ¿Con qué tipo de gente estás envuelto?”

PADRE
DE DAVE.

Mark Millar es todo un personaje. No lo digo
por sus siempre polémicas declaraciones (véase su visita a Las Palmas). Tampoco
por estar vendiendo sus cómics antes de que salgan, como películas que como tebeos (y aún
seguimos esperando por la peli de “Némesis”, que anunció en 2010). Digo que Millar es
un personaje porque ya se autoparodia y ha perdido la gracia una vez que se ha
creído el mismo que es ese personaje.

Nuestro escocés más
“guayesco” en el mundo del cómic (junto a Grant Morrison), ha seguido
explotando “Kick-Ass”, un cómic resultón con un final algo malillo (el problema
de los finales de Millar) y una película aceptable (aunque el desenlace es aún
más bochornoso… En serio, ¿jet packs?)- que Millar, en un alarde de humildad, cataloga como “la mejor
película de superhéroes de la historia” (jaja ¡claro que sí, campeón!).
Decidido a continuar explotando (con la premisa de los villanos a raíz de los
héroes, estilo final de «Batman Begins») la vena de enfant terrible (lo siento,
Millar, ya sé que los franceses no te caen del todo bien), Mark ha sacado
“Kick-Ass 2”.

Si la primera era un Don
Quijote donde la novela de caballería se sustituía por el cómic de superhéroes,
Millar continúa recalcando una idea que había dejado ya clara: los superhéroes en la
realidad apestarían y nadie debería ser uno.

 

Kick-Ass 2 presenta a nuevos justicieros enmascarados. Por desgracia, no pasa de la parodia. Fuente.

 

Lejos de caer en los
estudios que han hecho otros autores sobre la existencia de los vigilantes
(véase Alan Moore y su Watchmen), Millar decide sacar todo el humor negro y la
mala leche, sin reflexión alguna.

Estos dos conceptos son
geniales cuando eres Tarantino, pero Millar se queda al nivel de párvulos. Me
explico: donde Tarantino te mete una gran conversación, Millar se parte
haciendo burradas (él farda de la propia violencia gratuito del tebeo). Me imagino que
cuando en el guion le arrancó la cabeza a un perro y se la puso a su dueño
muerto o violó a una chica tras matar a sus padres, Millar tuvo que pensar:
“soy un bestia, soy bueno, me parto, soy polémico y voy a vender”. Seguramente,
pensó más en lo último, sin pararse a pensar si toda esa violencia tenía algo
de sentido.

Porque “Kick-Ass 2” no
tiene doble lecturas, sino mucha sangre. Tanta que su “realismo” se vuelve
incluso caricaturesco en algunos momentos. Millar se siente un Garth Ennis
desbocado, pero Ennis suele (no siempre) darle otra lectura a su tebeo, Millar
no, sigue con lo mismo: qué malo es ser superhéroe, qué patéticos son… Voy a
hacerle la vida imposible al pobre Dave (el protagonista del tebeo, el alter
ego de Kick-Ass).

¿Ideas políticas? ¿Mark Millar haciéndose el guay? ¿Quién sabe? Fuente.

 

Por el camino, Millar mete, a calzador, referencias a cosas como Justino Creyente (no mancillaré mi blog con su nombre real) o “Spiderman” (pensará que los guiños
gratuitos que no aportan nada, le dan más actualidad a una obra que envejecerá
demasiado rápido, me temo). También tiene alguna buena idea, como superhéroes
en redes sociales (en la realidad, los hay) y de cómo supondrían un desastre en
nuestro mundo, como bandas callejeras… Pero, al final, uno siente que no están
del todo explotadas esas ideas, los personajes nos dan un poco igual y lo que
tenemos es a Millar jugueteando… Y como cuando somos niños, si nosotros no
jugamos, eso aburre olímpicamente.

Tras burrada y burrada, con
Madre Rusia (sí, un supervillano de la Guerra Fría en 2011, muy actual) y Mother Fucker (el nuevo nombre del villano, muy…
Elocuente), con algún destello en una Hit Girl a la que Millar le ha cogido
demasiado cariño (y parece que Dave también), hallamos un cómic que se lee un
santiamén (he tardado menos de una tarde), si no sois de los que se os revuelven
las tripas con facilidad.

La trama ya no sorprende,
lo que se contaba antes en un número se cuenta en más (ya se sabe, más ventas),
y uno llega a sentir tedio: “sí, Mark, una cabeza rodando, sí, un cuerpo
amputado, una bomba en una tumba… ja… Eh, ¿qué hora? ¿Tus padres no vienen a
recogerte? ¡No puedo hacer de canguro todo el día!”

En cuanto al dibujo de John
Romita Jr., no sabemos si está tan medianamente bien porque tiene a otro autor
haciéndolo los acabados, o porque en Icon le pagan más al ser creación propia.

En definitiva, con “Kick-Ass” uno se alegra
de que los superhéroe no sean reales. No estoy tan seguro de si estoy tan
alegre porque el personaje de Millar sí lo sea.

“¡Vengadores
jodidamente reuníos!”



HIT
GIRL.

Los superhéroes de segunda de Kick-Ass 2. Fuente.

 

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

5 comentarios sobre “Críticas de cómics: Kick-Ass 2, Mark Millar se hace el guay

  1. Romita cobra MENOS por ser creación propia por el comic en si. Otra cosa diferente es que luego se lleve beneficios por la pelicula que en nada atañen a marvel.

    1. Hola, anónimo

      No sé si me he explicado. Con Marvel gana menos dinero que con una creación de Icon, donde le pertenece los derechos y recibe dinero de la película, figuritas y demás, que en Marvel no.

      Esa es la explicación que le encuentro a que su dibujo en su etapa última de Los Vengadores y en este sea bochornoso (aunque quizás es porque tiene a alguien haciéndole los acabados, que también podría ser).

      Un saludo y espero que se haya comprendido mejor, gracias por tu comentario y hasta la próxima visita.

  2. Buenas, googleando he encontrado este blog, le echaré un ojillo ahora, pero he leído tu reseña y me gustaría lanzar una pregunta. ¿No os parece que la evolución del personaje de Red Mist le convierte en un alter ego del propio Millar? Me refiero al tono de "hago cosas muy burras porque mola ser un malote, pero realmente no tengo ninguna justificación".

    Un saludo.

    1. Hola, José

      No había caído en tu reflexión, pero me parece acertadísima. Creo que el personaje de Millar se cree cada vez más una parodia de sí mismo, como su propia obra. No le encuentro otra explicación.

      Muchísimas gracias por tu comentario y te invito a seguir el blog. Un saludo =D

  3. La verdad es que el comic no es tan malo como parece, realmente hay ocasiones en que un comic tiene que tener ese toque de violencia y estupidez que no encuentras en comics tan populares como spiderman o batman, etc. Por cierto que buen blog

Deja un comentario