Portada de Batman. El hijo del demonio, uno de los cómics que nos hacen profundizar en la mitología del héroe de Gotham.

“Entonces, la Tierra gritó como una mujer dando a luz y el viejo recién nacido se alejó con paso firme y los hombros encorvados como dispuesto contra la embestida de una tormenta cercana”.

Ra’s Al Ghul ha regresado de la muerte. Un crimen en Gotham conduce a Batman hasta su viejo mentor y enemigo. ¿Se convertirá el Caballero Oscuro en el heredero de Ra’s al casarse con Talia Ghul? El hijo del demonio es una historia importante dentro de la mitología de Batman. El Caballero Oscuro acepta su destino y asiste a un viejo enemigo con tal de destruir a un peligroso adversario común.

La historia de Mike W. Barr no es perfecta. Abusa de ciertos estereotipos como el veneno transmitido mediante agua, se recuerda (¡otra vez!) el origen de Batman…, pero es un relato que permite conocer algo más de la historia del Cruzado Enmascarado. Hay algún fallo (¿el escuadrón liderado por Batman no es capaz de esconder el cuerpo de un agente inconsciente cuando se infiltran en la base del malo, dejándolo al descubierto para que otro agente dé la alarma?). El ritmo tampoco es perfecto, pero Barr sabe escribir bien a Batman y a Ra’s Al Ghul. Algo bueno de Ra’s es que es un adversario con cierta clase cuya meta es la paz mundial. En cierto sentido, es la superación de Batman, ya que esté sólo quiere hacer justicia por venganza.

Uno de los momentos más interesantes de la historia es cuando Talia, la única mujer a la que Batman ha amado, revela que espera un hijo del Caballero Oscuro. La respuesta inmediata del héroe de Gotham es en llamarlo como su padre si es varón (Thomas) y como su madre (Martha) si es niña. El trauma de Batman queda reflejado una vez más. El héroe de Gotham parece que siempre será incapaz de superar ese trauma que lo ha definido desde entonces. A su vez, la idea de tener un hijo le hace feliz por primera vez en su vida (“En realidad nunca he sido feliz. Y me gusta serlo”, dice), SPOILER y será el hecho de que Talia lo pierda, lo que haga de Batman una vez más ese protector justiciero sin límites FIN DEL SPOILER. Todo eso es lo más importante de la historia, el transfondo de la Guerra Fría (siempre interesante), de un hecho misterioso y el adversario de Ra´s, un brutal Qayin, se antojan una mera premisa para desarrollar la parte más emocional.

Sobre el apartado gráfico, Jerry Bingham cumple, aunque sus figuras sean demasiado solemnes. Eso sí, es uno de los dibujantes que ha hecho una de las Talia Al Ghul más bellas del cómic.

Batman. El hijo del demonio puede que no sea una de las mejores historias de Batman, pero sí una de las fundamentales para comprender a Batman y el amor de su vida Talia y su mayor enemigo Ra’s Al Ghul.

“¡No podré ver morir al mundo ante mí, pero al menos llevaré conmigo al asesino de mis padres!” 

QAYIN.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario