Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Volvería un periodista de la
muerte con tal de conseguir una exclusiva? De eso va en parte Scoop
(algo así “primicia” en español), que puede ser una obra menor de Woody Allen,
pero aún así es una buena película.

Cuando Joe Strombel
(genial Ian McShane) la palma, no se podía imaginar que descubría una noticia
que podría haberle encumbrado. El periodista decide escapar de la barcaza de la
muerte y llegar hasta una chica que estudia periodismo, la ingenua y algo
tontina Sandra Pranksy (Scarlett Johansson), para que ella investigue y
descubra la verdad tras un asesino en serie que podría ser un millonetis Peter
Lyman (interpretado por un buen Hugh Jackman[1]). Por el
camino nos encontramos con Sid Waterman, encarnado por un propio Allen que hace
gala de su eterna y magistral verborrea a la vez que mantiene una relación
llena de química con Johansson durante toda la película.

Nos encontramos en
Scoop
con un misterio interesante mezclado con una tragicomedia divertida. El
espectador intenta responder, desvelar, resolver el misterio como ocurre con
las historias de suspenses o los trucos de magia (genial comparación de Allen)…
aunque el director haga aquí también de mago y decida hacer alguna que otra
trampa… pero se disfruta por el humor (bastante negro o ácido).

Todo esto aparece
alrededor de una trama que es mero entretenimiento, con un desenlace algo
simple y del que tampoco se puede pedir el drama que acompañaba Match
Point
. Al menos disfrutamos de Londres con la sabiduría de ese Allen
que desde hace años hace viajes por todo el mundo para regalar historias sobre
cada una de las ciudades que le gustan.

Estamos por tanto
ante un Woody Allen juguetón, que bromea sobre la muerte, la vida, el
periodismo, la magia, los asesinos en serie y que nos regala alguna de sus
grandes citas – que se queda él- (“Ese
hombre es un mentiroso y un asesino, lo digo desde todo el respeto”)
y
sátiras durante todo el metraje lo que ya hace de por sí que Scoop
sea disfrutable, aunque no una de sus obras maestras.

Así que ya saben,
vean Scoop,
son ustedes seres extraordinarios, ejemplos para su raza. Y cuando la vean,
entenderán estas palabras.

P.D.: Un ejemplo de trampa de
Allen: ¿por qué sospechaba la secretaria del personaje encarnado por Jackman si
este no era el asesino original y el auténtico asesinato lo cometía tiempo
después? ¡Da igual! La película distrae con sus virtudes.



[1]
Irónicamente, Jackman y Johansson también aparecerían en El truco final, donde
la magia tiene mucho que ver.


Descubre más desde Carlos J. Eguren

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Críticas de cine: Scoop, primicias con humor y sátira después de la muerte

  1. A mi me ha gustado mucho. Ciertamente no llega a la altura de "Match Point" pero es muy entretenida.

    1. Es muy buena, a mí también me ha gustado. Aunque sea un Woody Allen menor, por llamarlo de alguna manera, sigue siendo un buen Woody Allen.

      Muchas gracias por tu comentario 🙂

  2. Es una de mis películas favoritas. Me reí mucho con las escenas en las que aparece la muerte y la escena en la que intenta sobornarla es absolutamente genial: ¿esto significa algo para ti?

    Sandra Pranksy también se llevó la palma, madre mía que risas entre ella y Woody, era tan "tontita" la verdad es que lo hace genial.

    Puede que no sea de las mejores, pero pasé un muy buen rato con ella.

    Besos 🙂

    1. Las escenas con la Muerte son geniales y es que desde el comienzo, cuando aparece, me pareció tan inesperado que supe que me iba a gustar. Allen suele robarme cuando mete algún elemento medianamente fantástico que no te esperas, como en Medianoche en París.

      Pronsky y su colega mago sustentan toda esta película que parte de un misterio bastante corriente. Por suerte, los diálogos y situaciones delirantes y la búsqueda de respuesta hacen que el espectador la disfrute.

      Muchas gracias por tu comentario.

Deja un comentario