El padre de Maggie
puede convocar a los seres de los libros cuando los lee. Este don le trajo
bastantes desgracias cuando trajo a la realidad a los villanos de un libro
llamado “Corazón de Tinta”. Años después de perder a su mujer, los monstruos
han regresado.

Críticas de cine:

Póster de Corazón de Tinta. Fuente.

“Los libros son la
aventura”

(Helen Mirren)

“Corazón de tinta” es
una película que adapta el superventas del mismo nombre, hito en la fantasía
juvenil, escrito por Cornelia Funke. Sin embargo, su falta de fuerza pasa
factura a una producción olvidable que queda, como mucho, para pasar el rato.
El resultado es obvio: decepcionante.

Buena idea mal
aprovechada

La historia promete,
la idea es curiosa y el punto de partida es interesante. Hay villanos que llaman la atención, héroes y antihéroes salidos de libros y cuentos… Pero no se
explota de todo a ninguno y el guion es resumido a lo más esquemático, lo que no aporta
nada. El espectador se queda con sensación de que esta película podría haber
dado más de sí.

Ya
sea por un libreto con poca ambición o una dirección sin alardes, “Corazón de tinta” se hace una película lenta y, sobre todo, fría. Nada
emociona en ella.

Sin
embargo, que el protagonismo caiga sobre un actor tan limitado como Brendan
Fraser pasa factura. Su personaje, pese su habilidad como “Pico de Oro”
(sacar de los libros lo que lee en voz alta), se vuelve de lo más simple. 

En
cuanto a su esposa, Sienna Gillory (muy joven ¿no?) hace bastante poco, dentro
de la trama, ya sea por su escacez de diálogo o la falta de auténtico peso de
su personaje. Otra que aparece,como para saludar, es Jennifer Connelly. La demostración de cómo desaprovechar a dos actrices.

Corazón de Tinta, ¿vale la pena la adaptación del libro? Fuente.

El resto del reparto cumple como puede, desde el papel de Maggie (con Eliza Bennett) hasta la excéntrica abuela Elinor, interpretada por Helen Mirren. A su altura, está el genial Jim Broadbent (conocido por las últimas películas de «Harry Potter» o «Moulin Rouge») como un escritor al que le fascina ver a sus creaciones en la vida real… Otra buena idea que no es casi nada explotada.

Quizás, es más
interesante el villano interpretado por Andy Serkis (el eterno Gollum), llamado Capricornio, y que
al final no es explotado todo lo que se merece… Porque hay una larga lista de
personajes como el chaval de Los Cuarenta Ladrones, Farid (interpretado por Rafi Gavron) que podría haber dado más de
sí. 

Otros personajes como el interesante Dustfinger, el domador de fuego, acaba
siendo odioso no, ¡lo siguiente!

Los protagonistas de Corazón de Tinta. Fuente.

Fantasía nada
fantástica

El género fantástico
busca sorprender al lector o espectador. Quiere conmovernos, fascinarnos,
entregarnos al mundo de la imaginación. No creo que esté diciendo nada del otro mundo, pero… “Corazón de tinta” no logra nada de
eso, es como si fuera un encargo, un producto para sacar algo de dinero y ya
está. Hasta me parece un milagro que se estrenase en cines. 
¿Su característica
principal? La falta de ambición.

Uno
de los fallos que más odio es cuando en una película se habla de una gran
amenaza y, cuando hace acto de presencia, NO DURA NI CINCO MINUTOS
.
Es el
caso
de la Sombra. Mucho rollo, pero al final lo destruyen de una manera tan fácil
que es incluso bochornosa. ¿Ese era el gran monstruo? Vaya…

Y a todo esto los
efectos especiales no están mal, cumplen dentro de lo que cabe. Por su parte,
en los apartados técnicos, cabe decir que la banda sonora se vuelve de lo más
repetitiva pese a tener a alguien decente en la batuta, Javier Navarrete. Quizás es problema del montaje, como si no pudiese haber alguna escena decente sin música.

Finalmente,
nos queda el tema del amor por los libros. Tan interesante que uno se
replantea: si el libro de Cornelia Funke se enriquece gracias a la ficción
literaria de otros autores, ¿para qué hacer una película lejos del campo
primigenio de un “libro sobre los libros”?

Sea
como sea, la película “Corazón de Tinta” nos devuelve el amor por los libros.
Después de perder más de una hora viéndola, ¿a quién no le da ganas de ir a
leerse algo?

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

6 comentarios sobre “Críticas de cine: Corazón de tinta, una adaptación que pierde la magia

  1. ¿como puedes se capaz de tragarte semejantes bodrios teniendo al lado paramount channel o la sexta 3? Solo voy a decir eso sobre la peli.

    1. Hola, superñoño

      Había visto las películas de anoche en la Sexta 3 y la Paramount no me llamaba con lo que creo que ofrecía.

      De resto, ¡huye insensato de esta película!

      Gracias por tu comentario, un saludo.

  2. Anda, yo ayer vi esta pelicula, para ver que tal estaba; y pensé que podría haber dado más de sí. Me gustaría saber si los libros son más interesantes, porque la peli podría ser simplemente una mala adaptación.

    1. Hola, Hitos

      Me alegro de conocer a otra víctima de esta cosa. El libro imagino que tiene que ser mejor que esto, al menos por lo que me han comentado algunos de sus lectores.

      Muchas gracias por tu comentario, un saludo.

    2. Hola, Hitos

      Como dije en el podcast que hice con los compañeros de clase, que te recomiendo (sí, autospam xD), lo bueno de tantas películas basadas en libros, aunque sean mediocres, es que se reedita el libro a un precio más módico. Seguramente, lo encuentres por ahí a un precio asequible.

      Un saludo y gracias por tu comentario =)

Deja un comentario