Garth-Marenghi's-Darkplace
¿Te gustan los falsos documentales? ¿Stephen King? ¿Lo cutre de las series de los ’80? Garth Marenghi’s Darkplace es tu serie. Fuente.

I’m Garth Marenghi. Author. Dreamweaver. Visionary. Plus actor. You’re about to enter the world of my imagination. You are entering my Darkplace.

«El subtexto es para cobardes», decía medio en broma el guionista Kieron Gillen en los apéndices del recomendable cómic Die y comentaba que el origen de esa cita estaba en Garth Marenghi’s Darkplace, pero ¿qué demonios es Garth Marenghi’s Darkplace? Yo me pregunté lo mismo.

Garth Marenghi’s Darkplace una serie de culto británica. Como la mayoría de las series de culto, fue un fracaso de audiencia y quedó cancelada en su primera temporada, pero las reposiciones y el ácido sentido del humor de sus creadores ha hecho que esta obra haya ganado legiones de fans que siguen exigiendo una continuación. Al fin y al cabo, si hay gente que ha conseguido que se estrene el montaje de La Liga de la Justicia de Zack Snyder, ¿por qué no iban a conseguir ellos una segunda temporada de algo que sí fuera bueno? ¿Eh? ¿Por qué no?

Garth Marenghi’s Darkplace cuenta a modo de mockumentary cómo se hizo una serie de terror tan osada, tan valiente y tan única que nunca llegó a estrenarse (salvo en Perú); puede que los canales de televisión no se atreviesen a estrenarla, puede que más bien fuera porque ninguno de ellos la pidió. Esta es la historia de su odisea.

Garth Marenghi, un exitoso escritor británico de terror que nos recuerda al Stephen King de los ’80, es un creador de sueños, susurrador de miedos, actor y, sobre todo, un tipo humilde, que nos transporta a cómo creó, produjo y protagonizó, junto a su editor, su propia serie. La premisa era un hospital con hechos sobrenaturales; el doctor Rick (el propio Garth), con una pistola (que es lo que le da la calidad), resuelve los misterios que tienen lugar en el Hospital Darkplace, porque, por supuesto, llamar a tu hospital darkplace es un seguro.

Marenghi, ¿genio?

El falso documental está escrito (e interpretado) por un gran Matthew Holness (quien da vida -o lo que sea- a Marenghis) y el fantástico Richard
Ayoade
(quien encarna al editor de Marenghi), que yo no temería señar como influencia de algún episodio de la fantástica Capítulo 0 de Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla y compañía.
Garth Marenghi’s Darkplace es tan rematadamente cutre en su puesta en escena, su música y su historia que… si existiese un podio de lo hecho cutre aposta, esta serie aplastaría ese podio para instaurar su propio podio a partir de los huesos de sus enemigos y Marenghis se sentaría en él y se reiría de todos nosotros.

A lo largo de varios capítulos y un especial con entrevistas, recuperamos las cintas originales comentadas por los actores y el escritor, que confesarán sus puntos de vista sobre esta serie. Actores que se convirtieron en alcohólicos como el encarnado por Matt Berry (al que hemos visto en la serie de Lo que hacemos en las sombras o en The IT Crowd), una estrella de la serie que desapareció en extrañas circunstancias (y que de estar enterrada, está enterrada en cierto lugar que el productor sabe) o un creador que no duda de que los médicos tengan que tener armas de fuego en el hospital son elementos del cómo se hizo que se mezclan con capítulos que tratan sobre doctores que hacen pactos con el demonio (o «le besan el culo»), mujeres poseídas como si fueran Carrie, una paciente que se convierte en un brócoli (oh, tragedia) y, por supuesto, un ojo que deja embarazado a un hombre y cuyo retoño será protegido por el doctor Rick, ya que le recuerda a su hijo mitad saltamontes. ¡Fantasía! Si después de este párrafo tienes ganas de verla, es tu serie. Si no, estás muerto por dentro y tu segunda oportunidad será gozar de esta intro:

¿Todavía no te llama?

No, muerto no, pero un poco zombi sí que estás. Ahora en serio: reconozco que el sentido del humor de Holness y Ayoade es muy propio, que cuando es más paródico que escatológico funciona mejor, y que hay que tener cierto cariño por la serie b y los falsos documentales para apreciar esta serie, pero un servidor nunca ha tenido miedo de reírse de aquello que le gusta ni de ver las sátiras o parodias como formas de mostrar verdades que mucha gente no se atrevería a expresar en voz alta.

Si te gusta The IT Crowd, Lo que hacemos en las sombras o The Office y películas como Ed Wood o The disaster artist, y no te importa que parodien el terror, las series de los ’80 y a Stephen King, estás ante una serie perfecta, delirante y con algunas líneas fantásticas, sobre todo si te gusta el mundo del cine y la literatura. Porque, a veces, reírse es la forma más acertada de reflexionar sobre un género y sobre la propia creación… y crear tu propio trono de huesos y partirte de risas desde su cima.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Garth Marenghi’s Darkplace, la mejor serie falso documental que no has visto

  1. He visto los dos primeros episodios, siendo de mi agrado. Parece una mezcla de La pistola desnuda, con la serie House, Más algo de terror, con temas paranormales.
    Saludos.

Deja un comentario