Uno de los mangas más interesantes de los últimos tiempos: To your eternity. Fuente.

Tú eres la única entidad
especial de este mundo”.

Hace un tiempo, cuando
estaba en la tienda de cómics, una de las dependientas me comentó
que el tono de To your eternity era casi mitológico, casi
bíblico, y no es un mal apunte por cómo esta historia va creciendo
a partir de su premisa: una esfera que una especie de dios envía a
la Tierra y que se va reencarnando en diferentes seres: un lobo, un
niño, una niña… Todos ellos mueren, pero sus cuerpos siguen vivos
a través del espíritu de esa alma errante creada por una divinidad. Poco a poco, la mezcla de magia e historia de crecimiento forma un mosaico plagado de relatos interesantes y emotivos.

En este cuarto tomo,
asistimos al final del arco argumental que comenzamos en el tercer tomo, cuando la esfera Inmo y el niño enmascarado Gûgû se hacían
casi hermanos, mientras a su alrededor aparecían personajes como la
joven Lyn, la anciana Pioran y el abuelo licorero. Más interesante, si cabe,
es lo que se trama tras ellos, gracias al Observador, la especie de
divinidad que creó a Inmo para proteger el mundo y los seres
llamados los Golpeadores, que buscan acabar con él.

Es una obra magnífica,
que sabe conjugar algún toque de humor y costumbrismo con el amor,
la épica y el drama. Va tomando forma poco a poco y tiende una serie
de misterios como hilos conductores: ¿quién es el Observador? ¿Cuál
es el auténtico destino de Inmo? ¿Qué pretenden los Golpeadores?

Por supuesto, a los
mandos continúa la mangaka Yoshitoki Oima (A silent voice) con lo que eso significa.
¿Que qué significa? Un dibujo magnífico, una historia llena de
magia y, sobre todo, un drama que en este cuarto volumen golpea con
fuerza (por supuesto), antes de llevarnos a una nueva historia sobre
esclavos y coliseos.

Para concluir, To your eternity
es uno de los mejores mangas actuales por su dominio del drama, la
fantasía y el aire mitológico que consigue sin naufragar en ningún
instante.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario