¿Quién se esconde detrás de esta máscara? Este tomo responde a la pregunta… Fuente.

¡Aaaaaaaaaah! ¡Grito épico al máximo de decibelios y riff de guitarra para hablar del manga más épico que he leído hasta la fecha: 20th Century Boys! Este manga es una maldita joya. 

Y sí, sé que mucha gente me está alertando de su tramo final, pero no me importa, lo estoy disfrutando como un condenado y, al igual que me pasa con Stephen King o Junji Ito, soy de los que se lo pasa mejor con el viaje que con los propios finales (Apocalipsis me gustó demasiado como para quedarme solo con «la Mano de Dios»… WTF?… y Uzumaki se pierde un poco, aunque adoro cómo abraza el horror cósmico de Lovecraft; solo por poner un ejemplo de ambos autores).

No importa. Twentieth Century Boys sigue mezclando líneas temporales, a medida que avanza sobre el enigma de quién es Amigo, el ser cuya organización ha tomado el poder, gracias a hábiles movimientos inspirados en los juegos del pasado de unos críos. Solo he visto historias tan colosales en series de televisión y alguna que otra novela y me resulta impresionante saber que solo lo hizo Urasawa con ayuda de Takashi Nagasaki.

Portada del quinto tomo de 20th Century Boys. Edita Planeta CómicFuente.

La trama principal de este volumen es la de Kanna, la sobrina de uno de los niños originales (Kenji), que es la última esperanza para librar al mundo de esta amenaza autoritaria surgida de unos juegos infantiles. Deberá unir a una serie de personajes dispares para enfrentarse a esta amenaza (bendita trama del casino y la mafia), al mismo tiempo que hacen acto de presencia antiguos amigos de su tío, personajes siniestros que lavan el cerebro a los que no sucumben ante Amigo y una compañera del instituto que ha ido descubriendo varios misterios que implican a Kanna Amigo.

Es una historia tan grande que, a veces, es terror, en ocasiones es ciencia ficción, en otras es criminal con toques de conspiración y denuncia del autoritarismo, también juega con la idea de la infancia y la vida adulta… Y todo ello en la misma colosal, enorme y genial historia.

Sé que mucha gente se queja del enorme número de subtramas que van entrelazándose (o no) a lo largo de la obra principal (la trama de la mafia, el autor de manga, el parque temático de Amigo, el pasado de los críos…), pero 20th Century Boys es tan inmensa, tan entretenida, tan poderosa… que Naoki Urasawa me convence en cada número y eso no hay quien lo cambie. Ya soy uno de los 20th Century Boys.

Hay momentos excelentes a lo largo de toda la obra. Siempre hay alguna historia que deseo compartir con alguien que no lo ha leído o que se queda en mi mente durante un largo tiempo. Disfruto mucho con la trama de los críos, adoro a Kanna y me maravilla todo lo que rodea al homenaje que hace Urasawa a los mechas y la ciencia ficción. Así que, ¿cómo no iba a recomendaros esta obra?

En conclusión, si queréis leer una obra que os sumerja en un mundo apasionante, con una trama tan grande como la vida misma, 20th Century Boys, con su quinto volumen, se confirma como todo eso y más.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario