Saitama, Genos y compañía, los personajes del alocado anime One Punch Man. Fuente.

¿Qué pasaría si fueras el superhéroe más poderoso de todos los tiempos y, a la vez, fueras uno de los más desconocidos, de los que la gente considera de segunda o tercera división? Buena pregunta y Saitama responde con su vida.


One Punch Man es un anime que consta actualmente de una temporada y un par de especiales que sirven para presentarnos el mundo de los superhéroes orquestado por el estudio Madhouse, que nos ha traído otros grandes animes como Death Note. Y es que es una locura de serie, pero una locura genial.

A partir del webcómic creado por ONE, One Punch Man trata sobre un mundo alternativo donde los superhéroes, los supervillanos y los monstruos existen por doquier. La historia se centra en Saitama, un superhéroe perdedor, pero no porque sus poderes sean una birria, sino por todo lo contrario: sus poderes son insuperables. Ningún enemigo supone una amenaza para él, con un simple toque puede destruirlos. Y ustedes se preguntarán: entonces, ¿cuál es el problema con Saitama? Primero, que sus ideas son simples y es un bonachón que nunca se ha preocupado por gobernar el mundo ni ser el mejor superhéroe; es, incluso, un despistado que le importa más comprar una oferta en el supermercado que tomarse en serio al idiota de turno. Segundo, ninguna amenaza supone para él un desafío y ha caído, como os comenté en su día, en el tedio.

El personaje que pondrá algo de orden a todo esto (o un caos más… reconducido) es el personaje de Genos, un poderoso androide atormentado, incapaz de resumir sus dramas en menos de veinte palabras, que decide convertirse en el compañero de Saitama. Genos considerará a Saitama un sensei invencible y se mostrará incrédulo ante revelaciones como el origen de los poderes de Saitama.

Este anime de éxito tiene un estilo muy propio, con muchísimos toques de humor (algunas veces bruto y otras veces absurdo), pero siempre dispuesto a arrancar una sonrisa entre extravagancia y extravagancia. Y lo mejor es que, como suelo decir, incluye también una sátira, una sombra de verdad en cada risa, que nos hace repensar algunos de los temas que damos por hechos en el género de superhéroes (por llamarlo de alguna manera).

Como siempre, es bueno ver otro punto de vista sobre los superhéroes. A menudo, damos muchas cosas por hechas y es el anime japonés el que puede aportar otras perspectivas realmente interesantes. De ahí que tramas como el examen para ser superhéroe o el momentazo del villano soltando su gran drama y el superhéroe pasando de él resulten tan geniales. Por no mencionar esos OVAS, donde el pobre Saitama se traumatiza porque le han robado una «cara» papa frita y cree que ha sido el villano de turno.

Saitama se acerca más a personajes como Goku de Dragon Ball, aunque desde un planteamiento distinto: no tiene que hacerse más fuerte, ya lo es. Y los personajes que le rodean deben afrontar eso. Fuente.

Una serie muy fresca, entretenida y divertida, que, además, incluye una serie de dilemas interesantes, a la par que nos presenta una locura desenfrenada y sabe tomarse en serio solo cuando lo merece, como en ese cierre de temporada, con invasión alienígena, que nos remite un poco a los cómics de superhéroes o películas como Los Vengadores. Es, en ese episodio, cuando aparece Lord Boros, un señor de la guerra extraterrestre, que ha destruido mundos en busca de alguien que pudiera suponerle un desafío… Es la otra cara de Saitama y ambos, invencibles, están a punto de cruzar sus caminos. Mientras que Boros ha hecho el mal por aburrimiento, Saitama ha decidido ser un héroe por afición y ambos puntos de vista van a colisionar en una colosal batalla final.

¿Y qué no puedo dejar de nombrar? La animación, el diseño, la música y demás apartados es genial desde su pegadiza intro, ese opening que te hace decir de vez en cuando el «Power, get the power» que claman con toque metalero que las aventuras de Saitama no han hecho más que empezar en el vasto mundo de los superhéroes, donde puede que la mayor amenaza sea el considerado mayor superhéroe de todos los tiempos, Sweet Mask, un joven de primera división, actor, modelo, de cabellos azules… un psicópata prometedor que se ha ganado el amor del público, donde muestra una cara hermosa tras la que se oculta un monstruo. Esperemos que Saitama se la rompa.

Me sumo a esa legión de fans que están esperando la siguiente temporada y seguir descubriendo el mundo del bueno de Saitama y compañía. Si aún no habéis descubierto a Saitama y One Punch Man, os recomiendo que no dudéis en darle una posibilidad a este superhéroe.

Para que aprendas, Genos. Fuente.
Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Crítica del anime: One Punch Man, cuando eres el más poderoso de todos

  1. buen post unos amigos me recomendaron ver punch man online y estoy encantando es incrible siempre veia imagenes por ahi pero no me habia decidido a verlo ahora me la paso recomendandolo siempre

Deja un comentario