Tiempo de lectura: 3 minutos

INFORME:

DÍA 1

La cápsula ha encontrado una serie
de obras que podrían albergar algún dato sobre la inteligencia de la raza
humana. Se llaman películas. Siguiendo el patrón ordenado, se comienza su
exploración y visualizado.

DÍA 2

Se ha visualizado un tercio de las
obras cinematográficas encontradas. Las más llamativas son las que pertenecen al
género de la ciencia-ficción: se evalúa el futuro para pensar en el presente.
Puede haber hallazgos de valoración interesante.

DÍA 3

Esta película de explosiones y
robots gigantes que se acaba de visualizar no es un signo de inteligencia.
Pensando en abandonar el estudio…

¿Qué será esta película?

DÍA 4

[Procesando…]

Hay otra película digna de
reconocimiento. Grata sorpresa tras lo último visto.

La película
trata un robot solitario que se dedica a limpiar la Tierra después de que la
humanidad la haya abandonado. Se llama WALL·E, no tiene a nadie y recoge
fragmentos de un mundo roto. Encuentra mucho valor a los que otros no.
Cualquiera se siente identificado con él: un simpático basurero condenado a “pagafantas
artificial”, según referencias humanas.

Una historia de amor.

Pasan los
minutos. No hay diálogos. Intérpretes como los identificados por Charles Chaplin
y Buster Keaton estarían satisfechos. El poder de la música y la gestualidad
está presente durante toda la película, al igual que un diseño de producción
genial (sí, aunque WALL·E recuerda a Cortocircuito), incluso se llega a mezclar
esa magia llamada animación con actores reales. La banda sonora está valorada
en la base de datos de este sistema como genuina. Buen trabajo de Ben Burtt, el
padre del sonido de la saga llamada Star Wars, a la hora de dar voz a estos
robots.

Entonces
llega EVA, un robot en busca de signos de vida, seguramente diseñada por Apple.
Poco a poco, la película cobra sentido: va sobre cómo el amor de dos seres
diferentes puede conseguir cambiar las cosas y albergar vida aunque sea dentro
de una carcasa de metal. Valoración de la metáfora: brillante.

Amistad.

Luego,
llega la reflexión sobre la humanidad. Es una visión negativa. El ser humano ha
olvidado moverse, engorda y vive en la ficción antes que la realidad.  Bebés gigantes que no se han dado cuenta de
cómo ciertos robots han decidido “protegerles” siguiendo a raja tabla un viejo
informe y jugando con las Leyes de la Robótica de Asimov. Hay un robot de otra
película que se sentiría satisfecho por su heredero; HAL-9000 sonríe desde la
tumba binaria [Véase informe 2001. Una odisea en el espacio. Wall-E homenajea a
esta y a muchas otras películas de ciencia-ficción. Valoración: Interesante].

Es bastante
intrigante cómo la llegada de un viejo robot como Wall-e a la gran nave Axioma
(interpretación: aquello que nunca se discute) hace que muchas personas vuelvan
a ser humanas, algo que habían olvidado, les ayuda a escapar de la Caverna de
Platón. Toda la cinta está plagada de momentos enternecedores apoyados en un
final optimista: podemos cambiar. Todos son humanos, solo esperan que se lo
recuerden. Titubea en la segunda mitad, pero eso no borra todas las impresiones
buenas del principio.

VALORACIÓN
FINAL: Parece que sí, misión cumplida: el ser humano fue más inteligente de lo
esperado. WALL·E es la demostración de ello.

WAAAAAAAAAAAAAAAALL·EEEEEEE

P.D. Debería mandar ya el informe
con la muestra, pero prefiero seguir viendo películas. Pixar parece bastante
interesante.

En un gesto de concordia, aunque no
envíe este informe a nadie del presente, se lo enviaré a alguien del pasado.
Quizás así las cosas no lleguen a ser cómo son. Todos somos Wall-E, ¿no?


Descubre más desde Carlos J. Eguren

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

3 comentarios sobre “Crítica de WALL·E (o Informe de un robot en busca de signos de inteligencia de la raza humana).

  1. Desde mi punto de vista, está es la mejor película que ha hecho Pixar (sí, me gusta más que Toy Story).

    1. Toy Story 3 es mi favorita, seguida de WALL·E y después Up, aunque como dice este informe de cierto robot, tengo que seguir descubriendolas.

      Gracias por comentar y si quieres proponer alguna película para ser reseñada, eres bienvenido =).

Deja un comentario