Tiempo de lectura: 5 minutos

Star Wars Resistance transcurre en el período de las secuelas. Fuente.

Me crie con
las precuelas de Star Wars y las amaba, pese a las críticas despiadadas. Una de
las que más se repetía tenía que ver con la “superficialidad” del Episodio I, II y
III. Más tarde, llegarían series como Clone Wars (en 2D y 3D) y Rebels que
sirvieron para pulir tramas, expandir personajes y tocar algunos huecos o
subtramas que daban todavía más fuerza a las precuelas. 

En los últimos años,
confieso que he pensado que las secuelas se reivindicarían con una serie que
les hiciese lo mismo. Si bien The Mandalorian al tocar el tema de las
consecuencias de la caída del Imperio y el posible origen de Snoke o los cómics
como los dedicados a Vader han ido contestando a algunas precuelas, ha sido la
serie Star Wars Resistance la que ha jugado con el período del Episodio VII al
IX

Y, por desgracia, sin la “libertad” de Clone Wars y limitándose a rescatar
una idea descartada para otros proyectos, la serie sobre el espía, mecánico y piloto
de la Resistencia Kaz ha terminado siendo un simple entretenimiento y poco más.

Creativamente maniatados

George
Lucas
, el creador de la saga, era un gran aficionado a las carreras. No solo participó en varias y
quiso convertirse en piloto, sino que acabó dándole esa afición a Luke y, sobre
todo, a Anakin, con su grandilocuente carrera de vainas del Episodio I. Otras
de sus películas, como American Graffiti, es un tributo a aquellas carreras
ilegales y a la juventud que las acompañaba. Su heredero creativo, Dave Filoni, recupera el tema de las
carreras y los pilotos a través del personaje de Kaz, a lo que se suma la trama
de pilotos de naves como los protagonistas de las novelas, videojuegos y cómics
del Escuadrón Pícaro (que parece que serán los protagonistas de la futura
película dirigida por Patty Jenkins, directora de Monster y Wonder Woman). 

Los villanos son uno de los problemas de la serie: ni itimidan ni sirven de mucho. Fuente.

El gran
problema de la serie es que algunas tramas y situaciones se vuelven intrascendentes
pese a las conexiones que no pasan de simples guiños. El gran pecado es que algunos capítulos parecen incluso
repetitivos, perdiendo la destreza demostrada en Clone Wars.
En Resistance, siempre se usa la misma fórmula de «aventurilla semanal».

Sobre los personajes, tampoco destacan. Kazuda es un
personaje aceptable pese a su torpeza, Jarek no está del todo explotado, Neeku puede
pasar de ser simpático por su carencia a la hora de pillar las indirectas a un
poco insoportable, Torra se queda en ser una líder de los pilotos y
lamentablemente la pirata Synara (la más interesante) se pierde en la segunda temporada. Más llamativa podría haber sido el papel del gobernador Doza, un antiguo
sirviente del Imperio que se rebeló gracias a su esposa, una piloto de la
Alianza, o Tam, la mecánica que se pasa del lado de los buenos a los malos al
convertirse en una piloto de la Primera Orden (temas tocados con mayor acierto en Battlefront II). Lamentablemente, la sensación
imperante es que aquí los personajes no acaban de enganchar y, pese a los
cameos de Leia, Hux, Poe, Phasma o Kylo Ren, se percibe que los creadores
estaban más atados de manos para no contradecir con sus historias a las
secuelas. Si a esto añadimos que los villanos como el Comandante Pyke acaban
dando pena, porque siempre se les vence fácilmente una y otra y otra vez (incluso para los estándares
“masilleros” de los soldados de asalto).

La sensación que queda es que es una
aventurilla resumible que no engrandece el gran mosaico de historias que es
Star Wars.
Y es irónico, porque pervive cierta suposición, cierta sospecha, de que,
con cazarrecompensas como Ax Tragrin, el Corsario Carmesí y cierto templo Sith y los hermanos Kel y Eila había buenas ideas que explotar, pero estallaron por los aires con la
cancelación, dejando subtramas y potencialidades colgadas por el camino. 

Y
aunque nos gusta defender las series canceladas y quejarnos de las decisiones
de los mandamases, uno llega a entender en este caso que, si con tantos
capítulos no fueron capaces de elevar la serie, tiempo tuvieron de lograrlo.

El diseño de las naves es uno de los puntos fuertes de la serie. Fuente.

Dar en el blanco

No todo es
malo. Al fin y al cabo, es Star Wars y Star Wars entretienen y suele dejar
algún concepto llamativo, pese a que la serie no se atreva a más. Star Wars
Resistance
es una serie maja, que tiene un humor tipo “screwball” muy curioso y los capítulos no
aburren (si bien son predecibles en demasía), aunque no cambien la vida a
nadie, e incluso dan algún ligero «toque» a las secuelas. Lo peor es que nunca
aproveche del todo su título de Resistance, ya que no trata tanto como debería
de la Resistencia propiamente dicha.

Uno de los
aspectos de Star Wars Resistance que ha sufrido más quejas de los fans ha sido
la animación y, aunque si bien al principio resulta chocante por cómo se separa
de las otras series y los movimientos resultan menos fluidos, se percibe una
mejoría en el uso de la luz e incluso el diseño de las naves y los personajes
llegados a cierto momento, sin embargo, perdura cierta sensación de abaratar los
costes y la serie, como la nave llamada Bola de fuego, nunca llega a despegar
del todo.

Poe Dameron es el personaje más recurrente de las secuelas en la serie. Fuente.

En
comparativa con Clone Wars o Rebels, Resistance es una serie mucho menor en
todos los aspectos: personajes, guion, diseño, animación, la música… Dave
Filoni
y el resto de sus creadores no me habían decepcionado, pero en Star Wars
Resistance sí se nota que vuelva más bajo y en piloto automático, siendo más
para completistas que otra cosa.

En definitiva,
quizá Star Wars Resistance hubiese funcionado mejor si se realizase ahora, tras
terminar con las secuelas y pudiendo tener más libertad a la hora de “mejorarlas”,
pero aunque se sienta como una oportunidad perdida, sigue siendo un
entretenimiento de una galaxia muy, muy lejana.

Póster de Star Wars: Resistance. Fuente.
  • Título original: Star
    Wars Resistance (TV Series)
  • Año: 2018
  • Duración: 30 min.
  • País: Estados Unidos
  • Dirección: Dave
    Filoni (Creador), Amy Beth Christenson, Justin Ridge, Steward Lee, Bosco Ng,
    Brad Rau, Saul Ruiz, Sergio Páez
  • Guion: Carrie Beck,
    Dave Filoni, Kiri Hart, Steven Melching, ver 16 más
  • Música: Michael
    Tavera
  • Fotografía: Animación,
    Emily Shkoukani
  • Reparto: Animación
  • Productora: Lucasfilm
    Animation, Lucasfilm. Emitida por: Disney Channel, Disney XD
  • Género: Serie de TV.
    Animación. Ciencia ficción. Aventuras. Comedia | Star Wars
  • Sinopsis: Serie de TV
    (2018-2020). 2 temporadas. 40 episodios. Poe y BB-8 asignan a Kaz, un nuevo
    espía de la Resistencia, a subirse abordo del Colossus. Esta gigantesca
    plataforma de reabastecimiento de gasolina se ubica en el anillo exterior de un
    planeta acuático, hogar de coloridos alienígenas, droides y distintos tipos de
    criaturas. Allí, Kaz trabaja como mecánico mientras vive con un viejo amigo de
    Poe, Yeager, un piloto veterano que ahora se dedica a trabajar en su propia
    tienda de reparación de naves espaciales. Una vez asentado en su nueva misión y
    acompañado por el inseparable BB-8, Kaz tendrá que evitar el peligro de la
    Primera Orden mientras vive todo tipo de aventuras extraordinarias.
    (FILMAFFINITY)
Calificación:
Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario