Tiempo de lectura: 6 minutos
J. Michael Straczysnki vuelve al cómic de superhéroes… y a lo mismo de siempre. Fuente.

«Sé quiénes sois. Sé lo que estáis
intentando hacernos. Y no os lo voy a permitir. A cada paso que deis, ahí
estaré».

Tenía que
pasar. El COVID 19 ha cambiado todo, incluida nuestra vida diaria y la manera
en la que asumimos la lectura de una obra de ficción. Hasta hace poco, temas
como pandemias parecían dignos de la ciencia ficción, pero ahora, cuando aparece
en una obra, a todos nos trae nuestros propios recuerdos. Es simple: el siglo
XXI ha comenzado, en realidad, con esta pandemia y eso marcará a nuestra generación.

Últimamente
pienso en cómo algunas obras recientes ya estaban tratando el tema de las consecuencias
de la pandemia antes de que comenzase.
Quizá, solo sean ecos que siempre están
ahí y yo ahora me he fijado en ellos, pero ahí están esas creaciones que
hablaban sobre la desaparición de miles de personas (como Endgame), una
enfermedad (Contagio), la muerte casi bíblica (la preparación de la serie de
Apocalipsis, basada en la novela de King) o el resultado de una epidemia a una
gran escala como es el caso de The resistance: tras una enfermedad que mata a
miles y miles de personas, los supervivientes desarrollan superpoderes. ¿Oportunismo? Puede, pero, acaso, ¿el cómic de superhéroes no vive de eso?

The Resistance, el oportunismo siempre ha sido parte del cómic de superhéroes. Fuente.

Héroes

The
Resistance (La resistencia)
empezó a publicarse en marzo de 2020, justo cuando empezó el
confinamiento por estos lares, y uno lee las primeras páginas de este cómic con
cierta incomodidad y es lo que me ha parecido más interesante de este regreso
de J. Michael Straczynski al cómic, tras años apartado después de haber
encandilado a muchos con obras como su Spider-Man (qué discutible), su
Escuadrón Supremo (un refrito), sus fanfics de Watchmen o su Midnight Nation.

¿Se acuerdan
de la serie Héroes? Sí, allá por los comienzos de los 2000 era lo más parecido
que teníamos a una adaptación de los cómics que nos gustaban. Creó un gran
fenómeno que se arrastró moribundo con las siguientes temporadas. Yo era de
aquellos que alucinaba con los hermanos Petrelli, Sylar y el resto de tipos que
iban apareciendo cada temporada (menos el pesado de Parkman y su tortuga).
Bien, los creadores de Héroes hablaban de la influencia de Straczysnki a la
hora de crear la serie (no olvidemos que este hombre viene de ahí, de la
televisión: Babylon 5, Sense8) y ahora parece que el autor les devuelve el favor tomando la premisa
de un montón de personajes que desarrollan poderes en todo el mundo y que van tomando
decisiones como usar sus poderes para convertirse en vigilantes enmascarados,
supervillanos, superhéroes patrocinados, guerrilleros, psicópatas…
Toda una
galería de personajes que no llegan, sin embargo, a enganchar del todo al
lector. No es muy innovador, ni siquiera para el autor, que ya lo ha hecho en cómics y series… hasta la saciedad. Argumentalmente, por suerte, se ofrecen respuestas al tema de dónde surge la
epidemia y cómo se detuvo (sin caer en alargar el «misterio»).

The Resistance es la muestra del cansancio de Straczysnki, de un artista que se ha quedado sin nuevos trucos y repite los viejos… sin ninguna gracia. Fuente.

Siempre con la misma canción

Como decía, la historia
parte de un montón de personajes y puntos de vista que se van interconectando y
que siempre tendrán diálogos o instantes que recuerden a una serie de
televisión y hay más empaque que en otras obras similares de Mark Millar (por
poner un ejemplo), pero es inevitable pensar que es ya muchos de estos temas se
han trabajado en otras obras y que el propio Straczysnki ha salido de su retiro
para hacer lo que hacía antes, sin añadir nuevas capas excepto una premisa que,
tristemente, se ha vuelto real hasta cierto punto
(y que llega a sorprender al
lector por lo abrumador de algunos de sus detalles).

Cada
personaje, cada diálogo, cada situación, cada narración… suenan a conceptos ya
tocados, pero no superados, por un autor que sigue insistiendo continuamente en
lo mismo. Como ese cantante que solo tiene un éxito y lo repite, como ese cómico que suelta siempre ese mismo chiste, como ese artista que súplica que le aplaudan por sus viejos tiempos…

Además, lo peor de este retorno del escritor es que insiste en cada número en lo mismo: la pandemia mató a
mucha gente y luego se detuvo como si alguien le hubiese dado al botón de
apagado, ¿podría volver a encenderse? Esa idea está hasta la saciedad y con las
mismas palabras, haciendo que sus cliffhangers sean pequeñas subidas para luego
volver a una meseta de un paraje que suena a ya conocido. Es como si no tuviese nada más que contar, solo le queda «hinchar el perro» y hacer un tomo que se pueda llevar a los estudios televisivos para que lo adapten.

El propósito
del antiguo editor de Marvel Axel Alonso al darle este trabajo al escritor de
Thor era que se crease un enorme punto de partida para un universo compartido:
es decir, construir la casa por el tejado y, aunque loable por su ambición, la
ejecución acaba convirtiéndose en un batiburrillo de estribillos ya cantados y
que se puede quedar perfectamente en una “primera temporada” de un remix infame grabado en un casete y vendido en una gasolinera de mala muerte.

No, no es Héroes, pero podría serlo. Fuente.

Regreso a los viejos vicios

Sobre el
trabajo de Mike Deodato Jr., nunca he entendido del todo por qué se le odia en
el mundillo de la crítica de cómic (si es que eso existe). Sí, toma de base a actores
para sus ilustraciones (es imposible no ver a Ed Harris como presidente de los
Estados Unidos a lo Trump en este cómic), pero creo que tiene ese toque que me
recuerda al dibujante de Alias (Alex Maleev) o Los asesinatos del lunes negro (Tomm Cocker) que nunca está de
más, pese al hieratismo de algún momento. Vaya, que en la industria del cómic mainstream
he visto dibujantes que, por cumplir las fechas, hacen unos trabajos espantosos
de los que nadie se queja y, aunque no porque otros cometan crímenes peores quedan perdonados los crímenes menores, Deodato Jr. no me espanta (benévolo que se vuelve uno con los años).

The
Resistance
, en su primer tomo editado por Panini en nuestro país, recoge los
seis primeros números, una carta del autor, parte del guion, ilustraciones y
una introducción. Straczysnki parece que puso ganas en hacer un cómic. Lástima
que ya hubiera hecho este cómic hace casi veinte años en sus primeras
incursiones en las grandes compañías. Por tanto, queda como curiosidad por lo
duro que resulta leer ese comienzo donde vemos una pandemia de ficción que
evoca a la real, pero más allá de eso, sus superhéroes no inspiran para seguir
descubriendo ese oscuro mundo. Puede que sea porque en nuestro mundo, esos
superhéroes no existen y, viendo la visión que tienen sus autores de ellos, mejor.

La resistencia, el regreso de Straczysnki a los cómics. Fuente.

  • The
    Resistance 1
  • Autor/es:Mike Deodato, Joe Michael Straczynski
  • Fecha
    de lanzamiento:25 feb. 2021
  • Páginas:   160
  • Tamaño:  17X26
  • Contiene:The Resistance 1-6
  • Formato:  Tapa Dura
  • Interior:   Color
  • ISBN:      9788413347813
  • Sinopsis: La nueva obra de Joe Michael
    Straczynski, el genio que devolvió toda su energía a El Asombroso Spiderman, y
    Mike Deodato Jr. (Salvajes Vengadores). Una pandemia mundial deja cientos de
    millones de muertos a su paso. Poco después, millones de personas empiezan a
    manifestar poderes sobrehumanos. Surgidos a la sombra de una tragedia sin
    igual, estos “renacidos” deberán sobrevivir en un mundo que, paralizado por el
    miedo, se ha arrojado en brazos del fascismo, mientras intentan descubrir
    quiénes son, por qué poseen tales poderes y si son, de algún modo, responsables
    de lo sucedido. ¿Anuncian estos “renacidos” la llegada de nuevos peligros? ¿O
    son, acaso, la última esperanza de la humanidad? Más
    información.
Calificación:

Descubre más desde Carlos J. Eguren

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario