Richard Corben, célebre ilustrador de terror, adapta varios relatos y poemas de H. P. Lovecraft en esta miniserie de La Guarida del Horror. Fuente.

«Ese es el muro en el que se selló
aquella ventana con una piedra antigua. Ahora es sólido y silencioso. Pero
continúa guardando sus secretos. Unos secretos que cambiaron mi vida. Ahora he
venido a descubrir la verdad…».

H. P.
Lovecraft
. Richard Corben. A veces, las leyendas se unen. 

El dibujante Richard
Corben
llevó a cabo a lo largo de su carrera en diversas revistas como Creepy y
Eerie adaptaciones de célebres escritores como Edgar Allan Poe (junto a Rich Margopoulos)
o el que nos toca en esta ocasión: Howard Phillips Lovecraft

A menudo,
guardamos un gran amor hacia ciertas obras que marcan nuestros gustos o nuestra
visión del mundo. Es lo que me ocurre con H. P. Lovecraft: la Guarida del
Horror
, una miniserie de tres números publicados en la línea Max de Marvel y que
se componen de una serie de adaptaciones de relatos y poemas del escritor que
creó a Dagon, los gatos de Ulthar o a Cthulhu.

El horror de Lovecraft en un par de viñetas. Fuente.

Con el paso
de las décadas, H. P. Lovecraft ha pasado de ser considerado solo un escritor pulp
a un impulsor de una fantasía oscura marcada por una visión propia del
terror, donde la conspiración contra el ser humano (un ser insignificante) está
en marcha a través de seres más antiguos que los dioses, más viejos que la
propia creación. Eso crea un temor que más allá de lo físico, también se planea
desde un punto de vista psicológico: somos absolutamente nada y cuando nos
percatamos de tal fatalidad, ya no podemos seguir engañándonos como el resto de
los mortales. La única salida es la locura, la muerte o el suicidio.

Los seres primigenios según Corben. Fuente.

 

Miedos
primigenios

La Guarida
del Horror
de H. P. Lovecraft se compone de Dagon, La cicatriz, Un recuerdo, La
música de Erich Zann, El canal, La lámpara, Arhutr Jermyn, El pozo
y La
ventana.
Las adaptaciones de los relatos son más clásicas, mientras que en los
poemas, Corben utiliza las composiciones líricas como banda sonora para obras
más propias.

El tomo
arranca con Dagon, uno de mis relatos favoritos de Lovecraft, que presenta a un
hombre que ha perdido la cordura tras su encuentro en el océano con una misteriosa
secta que rinde culto a un ser monstruoso que da título a esta obra. No he
podido imaginarme a Dagon de otra manera que a través del trazo de Corben.

Continuamos
con La cicatriz, una historia altamente onírica sobre un hombre que ayuda a un
niño y cómo el pequeño decide abandonarlo cuando toma la decisión de escapar. Un acto
tan egoísta nos transporta a una pesadilla donde unos seres de musgo y liquen
los persiguen bajo un siniestro trono más allá de la realidad. El desenlace me
recuerda a las historias de Creepy.

El horror cósmico de Lovecraft según Corben. Fuente.

En Un
recuerdo
, se busca a alguien que ha desaparecido en unas montañas pálidas. Sin
saberlo, han resucitado unos viejos y monstruosos fantasmas que siguen
sirviendo a un oscuro dios. Es otro relato corto con un desenlace perturbador y
que vuelve a ser digno de las revistas clásicas del género.

Tras Un
recuerdo, nos llega uno de mis favoritos: La música de Erich Zann. Un joven se
traslada a vivir a un ruinoso edificio y su vecino es un hombre mudo que toca
el violín. Cada noche, una misteriosa música es liberada y, cuando intenta
descubrir qué esconde esa composición, descubrirá que la música puede ser un
portal a otro mundo, uno atroz e infernal. Fantástica por cómo retrata el arte,
la pasión y la locura.

Todavía más
escalofriante que los anteriores me resulta El canal, una historia que puede
revivirnos hechos como la tragedia del Huracán Katrina y que relata cómo una mujer
busca a su amado y cómo en las aguas yace un destino funesto del que nunca
sabemos qué es lo que realmente esconde… salvo la muerte.

Para todos
aquellos que buscan algo más pulp, tienen La lámpara, la historia de una
expedición que encuentra unas tumbas antiguas con unos extraños jeroglíficos
que no saben desentrañar… Sin saberlo, eran una advertencia y han liberado a
unas criaturas siniestras que se esconden en la más profundo del abismo.

En El pozo, Corben se inspira en el poema de Lovecraft para narrarnos una profunda historia de terror. Fuente.

 

La
siguiente historia puede resultar un poco más polémica. A menudo, se habla de
los prejuicios y el racismo presentes en la obra del autor estadounidense.
Aunque estos comentarios pueden matizarse más allá del contexto o los problemas
psicológicos del escritor, lo que es cierto es que al leer Arthur Jermyn
podemos aplicar nuevas lecturas que nos han aportado los años. Su protagonista
desea que sus descubrimientos sean considerados por una sociedad científica,
pero el resto de los miembros saben cuál es el pasado y el origen de Jermyn

La
penúltima historia es El pozo, que nos habla del granjero Seth Atwood y la voz
que surge del un misterioso pozo y que atrae a su mujer de noche. El
descubrimiento que haga, aunque nunca sabemos exactamente cuál es (una de las claves del terror), nos genera
un gran sentimiento de desasosiego.

El
desenlace es La ventana. Un hombre obsesionado por su pasado decide ir a su
antiguo hogar y descubrir qué había tras una ventana siniestra que lo atraía de
niño hasta hacerlo enloquecer. Sus padres se sacrificaron para que él se salvase,
pero ¿de qué? De algo que pronto sabrá, aunque deseará no haberlo hecho.
Una historia muy corta que, aunque no consigue del todo su objetivo de asustarnos, sí genera una clara advertencia lovecraftiana

Dagon y sus hijos. Fuente.

  

El legado
de Lovecraft

Richard Corben retrata muy bien el espíritu de Lovecraft en sus historias. Es un autor
marcado por las características de un trazo heredero de las revistas
underground y de terror donde comenzó su legendaria carrera, que concluyó con
su muerte en 2020. Siempre fue un hombre que retrató un estilo muy
propio en cada una de sus ilustraciones. Ya sea en Marvel, Dark Horse o una
obra independiente, un lector sabe que se encuentra ante una obra de Corben. Gracias
al blanco y negro, el resultado es todavía más portentoso. Y aquí realiza uno
de sus trabajos más formidables a la hora de homenajear al solitario de
Providence
que ha servido de base a otros autores como los miembros del Círculo
de Lovecraft
o incluso modernos como Thomas Ligotti, Mike Mignola o Stephen King, sin olvidarnos de la visión de películas como Alien o La Cosa.

El volumen
en tapa dura editado por Panini en español agrega como extras una serie de
portadas e ilustraciones de Corben. Un aspecto que me agrada de estas ediciones es que tanto las adaptaciones de Poe de las que ya
hablamos como las de Lovecraft son acompañadas al final por el relato o poema que
adapta, lo que sirve para que el lector compare o incluso descubra por primera
vez a dos de los escritores más importantes del género fantástico.

Hace años empecé a leer a Lovecraft gracias a los cómics de Corben
de este volumen y me sentía en deuda con ambos por descubrirme qué significaba
de verdad el término lovecraftiano.
Encuentro una gran fuerza en estas
historias y no puedo ser excesivamente objetivo; si bien técnicamente puede que
el volumen de Poe posea más riesgos, este volumen de Lovecraft capta una
atmósfera tan sobrecogedora que años después sigo volviendo a él.

Por último, una anécdota: mientras
escribía esta crítica, copiaba del tebeo una cita. Lo hacía sin mirar el teclado.
Cuando volví mi mirada al ordenador, vi que lo que había escrito no tenía
ningún sentido; era un galimatías digno de la lengua impronunciable de seres que están más allá de nuestra comprensión de la realidad. Sonreí, pensando que quizá estuviese invocando a un primigenio.
Veloz, dejé de hacerlo. Puede que el miedo a lo desconocido que nos transmitía
Lovecraft siga ahí, aguardando su revelación.

 

Portada del tomo de Panini con los tres números de La Guarida del Horror de Lovecraft, realizado por Richard Corben. Fuente.

  • Editorial:
    Marvel
  • Autores:
    Richard Corben
  • Número
    de páginas: 112 pp
  • Tamaño:18X27.5
  • Contiene:
    Haunt of Horror: Lovecraft 1-3 USA.
  • Formato:
    Hardcover
  • Interior:
    Black & White
  • ISBN:
    9788490947616
  • Precio:
    14,25 €
  • Fecha
    de lanzamiento: 02/12/2016
  • Descripción:
    ¡Una novela gráfica dedicada a los grandes gourmets del terror en estado puro!
    Sólo una auténtica leyenda del cómic como Richard Corben, quien ya diera forma
    a los más espeluznantes relatos de Edgar Allan Poe, puede traerte este nuevo
    ramillete de pequeñas grandes historias escritas por el genial H. P. Lovecraft.
Calificación:

 

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario