El Halcón y el Soldado de Invierno cuentan con su propia miniserie aprovechando la versión seriéfila de Disney Plus. Cuentan con Derek Landy y Federico Vicentini para ello. Fuente.

«Steve personifica América no porque
sea un elegido, o excepcional o especial… sino porque es América. Es lo que
ocurre cuando tienes un crisol de gentes, ideas y culturas distintas. Consigues
la grandeza»-Sam Wilson (El Halcón).

Desde hace
décadas, Marvel ha recurrido a las sinergias con otros medios para aprovechar
el efecto llamada que puedan tener sus personajes en otros campos. El estreno
de la serie The Falcon and The Winter Soldier en Disney+ llevó a la preparación
de una miniserie cómiquera de cinco partes, que bajo el subtítulo de Corta una cabeza,
planteaba una aventura para las versiones originales de los personajes. Algunos ven en esta forma de actuar de la compañía una especie de falta de integridad; a mí esta postura tan infantil me parece risible: ¿qué hay de malo en que Marvel busque atraer a nuevos lectores a los cómics gracias a la serie? En ocasiones, creo que algunos disfrutarían más de los cómics si solo fueran de ellos y sus amiguitos con ínfulas..

El
encargado de escribirla ha sido Derek Landy, que no es un ajeno a este blog. En
varias ocasiones he hablado de su saga de libros juveniles Skulduggery
Pleasant
, que la considero una maravilla, y no entiendo muy bien la vergüenza
que se tiene en estos lares a citar esta obra en la biografía del autor. Bueno,
sí lo entiendo. Que haya gente joven que lea y escritores que escriban para
ellos parece una especie de afrenta. Luego se publicitan a youtubers o famosillos
con conductas tóxicas. El maravilloso mundo de la industria del cómic. Esto no es un tema baladí, porque la miniserie va precisamente de los prejuicios sobre qué es ser el Capitán América y qué podría llegar a ser Hydra, y cómo personajes como Bucky, Sam, Innato, Zemo… quedan marcados por esa suposición sobre lo que deben ser.

Bucky sigue intentando superar sus traumas del pasado en esta miniserie. Fuente.

Pero
centrándonos en el cómic, Landy une a Sam y Bucky después de la desaparición de
dos jóvenes y el asesinato de una organización que reclutaba, en secretos,
soldados para Hydra, la organización dirigida por el Barón Zemo, que está en
guerra contra una rival desconocida que quiere tomar el poder de la
organización. Eso hará que Bucky y Sam lleguen a «colaborar» con Zemo o viceversa, un problema muy interesante (aunque no termine de explotarse).

Estos elementos son suficientes para cinco números que van de peleas,
chistes, camarería y villanos a los que no podemos tomarnos muy en serio, como
a Innato (que recibe menos golpes de los que merece; ese niño (¿o niñato?) prodigio que mata
por afición y cuyos padres son fans del Capitán América), la nueva líder de
Hydra (que nos podemos imaginar quien será, una especie de Harley Quinn
estéticamente, pero que añade algo de humanidad con una llamada telefónica a
sus padres antes de la batalla final) y un Barón Zemo que más que terrorífico
luce risible.

La Hydra Suprema, Bucky, Innato y Sam Wilson se enfrentan en una gran batalla. Fuente.

 

Risas y puñetazos

Todos los que
conocemos a Derek Landy sabemos que es un autor con una gran capacidad para la
acción y el humor. Siempre tiene una ironía guardada como un as de la manga. Su
miniserie está cargada de las dos cosas: acción y humor. Es tremendamente
entretenida y es lo que es: un producto pequeño dentro de la Casa de las Ideas,
que aprovecha cierta libertad en cuanto el tono para contarnos una historia
divertida y que, al menos, no se llena de ese aire presuntuoso con el que otros
autores suelen escribir a estos personajes.

El tema central
vuelve a ser el legado del Capitán América. Por suerte, Landy entiende al personaje. Tanto Bucky como Sam han llevado el
escudo, ¿qué supuso para ellos? ¿Qué es realmente ser el Capitán América? ¿Un
símbolo? ¿Una maldición? Bucky y Sam lo tienen claro y luchan contra ese
sentimiento de «superioridad estadounidense» de Innato (un prejuicio resucitado con ese lema de cierto expresidente naranja) cuando citan los orígenes
como inmigrante de la madre de Rogers. También hablan sobre el deseo de Steve
de dar siempre lo mejor, algo que ambos intentan aunque no compartan métodos. Agradezco que Landy no haya caído en las tonterías que suelen caer otros escritores que trabajan para el mainstream.

Sam Wilson y sus misiones se narran en paralelo a las de Bucky al inicio del cómic. Fuente.

 

Sam y Bucky lidiando con el UM

Mención de
honor para el dibujo de Federico Vicentini, que me ha parecido maravilloso, con
unas composiciones muy hábiles y una calidad gráfica a la hora de recrear a
estos personajes que me ha recordado a Sara Pichelli y su Ultimate Spider-Man. No conocía el trabajo del artista italiano y ha resultado ser todo un soplo de aire fresco para los seguidores del Universo Marvel. Mientras que hay incluso artistas de la vieja escuela que se quejan de los nuevos estilos de los dibujantes que empiezan ahora, a mí me parece genial contar con autores como Vicentini, que no necesitan abusar del Photoshop, de modelos ni otros engaños.

Por otras
redes, leo que este es un cómic intrascendente, con diálogos vergonzosos y que
era esperable por venir de un autor dedicado a escribir young adult de carácter
fantástico. Que en 2021 tengamos que seguir con estas chorradas me parece vergonzoso. Esto nos demuestra cómo las redes llegan a ser tan tóxicas por
culpa de opiniones que no nacen de argumentos, sino de prejuicios.
Una lástima.
Pero como ya saben, lo mejor es no tener prejuicios e intentar disfrutar sin caer en pensamientos banales nacidos del odio ajeno. Yo me lo he pasado bien con el cómic y mi mayor «pero», quizá, es la velocidad a la que va la miniserie y lo poco que se
explota a Sam y la amistad con Bucky. Creo que a Landy le interesa más Bucky
que el bueno del Halcón, pero eso no quiere decir que sea malo, solo que crea
cierto desequilibrio, que quizá podría mejorar en las siguientes miniseries (si las hay…).

De ahí que,
sin ser una joya que te vaya a cambiar la vida, recomiende la lectura de Corta una
cabeza,
esta miniserie de El Halcón y Soldado de Invierno que hará las delicias
de los lectores de cómics de superhéroes que busquen entretenimiento,
aventuras, un toque desmitificador, humor y un par de colegas intentando lidiar con los problemas del Universo Marvel. Yo lo agradezco.

Tomo de Panini: El Halcón y el Soldado de Invierno. Fuente.
  • Título:
    El Halcón y Soldado de Invierno: Corta una cabeza
  • Autor/es: Derek Landy, Federico Vicentini
  • Fecha
    de lanzamiento
    :18 mar. 2021
  • Páginas:112
  • Tamaño:17X26
  • Formato:Tapa blanda
  • Interior:Color
  • ISBN:9788413346120
  • Sinopsis: Una oficina de agentes
    gubernamentales muertos. Un nuevo asesino con talento. Dos antiguos Capitanes
    América… Cuando un dramático atentado contra la vida de Bucky Barnes lo reúne
    con Sam Wilson, los dos viejos amigos se sumergen de lleno en una carrera para descubrir
    al nuevo líder de Hydra. Más información.
  • Precio: 12,35€

Calificación:
Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

Deja un comentario