“Supongo… Supongo que siempre supe que esto iba a terminar, que no lo tendríamos para siempre, que un día alguien diría, “Hey, Jim. ¿Qué le pasó al Cruzado de la Capa? Yo le diría “Justo lo que esperarías. Está muerto”. Es sólo que nunca pensé que sería hoy”- JIM GORDON por NEIL GAIMAN.

Todos morimos. Hasta nuestros héroes mueren, pero ellos suelen volver de la tumba. Las generaciones, hambrientas de historias, los necesitan. Y es que, cuando un personaje lleva mucho tiempo con nosotros, se convierte en un símbolo demasiado potente como para decirle adiós.

Eso sí, podemos despedirnos de ellos, aunque sea momentáneamente. Incluso podemos detenernos y hacerles un velatorio. De eso va uno de mis cómics favoritos: Batman: ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa?

Los orígenes de Gaiman

A mediados de los ’80, un joven freenlace que escribe para revistas se reúne con el guionista de cómis Alan Moore. Con su trabajo en 2000 A.D., en la revista Warrior con cómics como V de Vendetta y su etapa en DC con La Cosa del Pantano, el futuro Bardo de Northampton se está labrando un nombre dentro del noveno arte.

La conversación surge de un hecho interesante: el periodista, que fue un enamorado de los cómics en la niñez, dejó de leerlos hasta que, ya adulto, se cruzó con un número de La Cosa del Pantano de Moore. Lo tomó con suspicacia, para saber qué habría sido de aquel antihéroe de su infancia y… lo devoró: el escritor de Northampton le demostró que el cómic era un formato perfecto para contar grandes historias, oscuras y adultas.

En ese instante de la conversación, el juntaletras le pregunta a Moore cómo se escriben los cómics y el inglés le contesta cómo se realiza un cómic de un modo bastante certero y detallista. Los guiones de Moore son como novelas.

Semanas más tarde, el periodista le envía a Moore un borrador de guion de un cómic de la Cosa del Pantano. A Moore le gusta.

Es solo el principio. Ese freelance había elegido el trabajo para poder hacer preguntas y, en ese instante, decide que quiere escribir cómics. Se llama Neil Gaiman y, poco después, publicará alguna historia dentro de la cabeza de la Cosa del Patano que supondrá sus inicios en la industria.

Cosa-del-Pantano-Neil-Gaiman
Tubérculos, hippies y la Cosa del Pantano. Con eso debutó nuestro Neil Gaiman.

De Sandman a Batman

En sus primeros años, Gaiman siguió una trayectoria similar a Moore y se sumó a la Invasión Británica: guionistas, dibujantes y otros creativos de la vieja Albión que decidían tomar las riendas del cómic estadounidense, amparados por Karen Berger, el futuro sello Vertigo y las ventas y las buenas críticas.

Con solo veinticinco años, Gaiman deslumbraría con The Sandman, cuyos primeros números eran muy deudores del inicio de la etapa de La Cosa del Pantano de Moore, pero, desde entonces, el de Portchester encontró su propio camino.

Batman qué le sucedió al cruzado de la capa
Neil Gaiman dice adiós a Batman, pero nosotros le decimos adiós a una parte de nosotros mismos.

Una última historia

A finales de los ’80, Alan Moore aceptó terminar las historias de Superman clásico con ¿Qué le sucedió al Hombre del Mañana? Ante los futuros reinicios, el autor que se acabaría convirtiendo en mago del caos fue el elegido para contar cómo el Hijo de Krypton libraba su última batalla. Ese fue el origen de un gran tebeo que ha sido elogiada como uno de las mejores de del personaje concebido por Jerry Siegel y Joe Shuster.

A finales de la primera década de los 2000, cuando DC (con el Batman RIP de Grant Morrison) decidió «matar» a Batman, el elegido para contar su última historia fue nada más y nada menos que Neil Gaiman. En un claro paralelismo con Moore, el padre de los Eternos escribiría ¿Qué le ocurrió al Cruzado de la Capa?, aunque, lejos de ser una historia sobre una batalla final, era la historia sobre el velatorio del Caballero Oscuro.

¿Qué le sucedió al hombre del mañana?
Superman dice adiós en ¿Qué le sucedió al Hombre del Mañana?, cuyo guion fue firmado por Alan Moore. Neil Gaiman le haría un homenaje con su propia historia dedicada al velatorio de Bats.

El velatorio

Todos los que hemos pasado alguna vez por el duelo sabemos que es un momento duro, pero también un instante… fascinante. Los velatorios pueden que sean grandes actos de narratoria. Todo el mundo cuenta historias: alegres, tristes, intrascendentes, fantásticas…

En mi caso, después de los velatorios de mis padres, descubrí historias que desconocía sobre ellos, historias contadas por gente que no solía contar historias.

Comprendí que todos, cuando morimos, nos convertimos en historias. No es un alarde de poética o rimbombancia, es la verdad. De ahí que un cementerio no deje de ser una biblioteca de vidas.

qué-le-sucedió-al-cruzado-de-la-capa
El Joker también se despide de Batman.

El velatorio de Batman

Al velatorio del Hombre Murciélago vienen todos los héroes, villanos y personajes de a pie de Gotham. Cada uno de ellos contará su propia historia sobre el fallecido. Muchas de ellas son ficticias, pero, acaso, ¿no lo son todas?

Por ejemplo, Alfred se ve a sí mismo como alguien que inventó a los supervillanos de Batman para que tuviese con quien luchar, el Joker apenas articula palabras entre chistes, Catwoman recuerda su rabia por jamás conseguir el amor que deseaba…

No era la primera vez que le dedicaba Neil Gaiman un velatorio a uno de sus personajes. Es más, podemos trazar paralelismos entre el final de estos dos números y el final de la magnífica Sandman, la obra por la que Gaiman será recordado. Y, pese a no ser original dentro de la obra de Gaiman, sí lo es dentro de la mitología del superhéroe.

Símbolo de Batman
Las últimas páginas del cómic de ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa? son un digno homenaje a todo Batman.

La grandeza de Batman

En dos números, con gran destreza, Gaiman homenajea todo el pasado del Caballero Oscuro, pero también reflexiona sobre su importancia como símbolo. Al final, nos habla de lo que supone para el lector tener a un personaje como este a lo largo de décadas y décadas de historias.

Por mucho que pensemos que Batman puede morir, los que moriremos seremos nosotros. Él continuará hasta el infinito, mientras haya gente que quiera seguir tomando el testigo de este vigilante enmascarado creado en el ya lejano 1939 por Bob Kane y Bill Finger.

Villanos de Batman
Los amigos y enemigos de Batman se reúnen en esta despedida del Cruzado de la Capa.

El final

¿Qué sucedió con el Cruzado de la Capa? es un nostálgico canto de cisne donde se alían el guion de Gaiman y el dibujo de Andy Kubert para rendirle tributo a uno de los personajes más importantes del siglo XX.

Aunque puede que no sea el mejor trabajo de Kubert, sí que es digno. El guion es por lo que esta historia se convierte en una de las mejores de Batman, pero el dibujo es acorde. Perfecto para aquellos que busquen algo diferente, no solo mamporros y explosiones.

Kubert y Gaiman tienen el honor de haber creado varias de las mejores viñetas de la mitología de Batman. Ya solo por eso, merece la pena volver a este tebeo que, seguramente, haya dejado mejores recuerdos que Batman RIP.

¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa? es una magnífica despedida de Neil Gaiman a #Batman. Edita @eccediciones Clic para tuitear

Conclusiones

Para mí, Batman: ¿qué le sucedió al Cruzado de la Capa? no trata solo sobre el velatorio de Batman, trata sobre lo que significan los personajes de ficción para nosotros. Habla también de cuando decidimos decirles adiós. A medida que pasan los años, hay momentos en los que nos apartamos de estos héroes. Pues bien, cuando le decimos adiós a Batman, le estamos diciendo adiós a una parte de nosotros mismos. Y en esos instantes de dolor, hacemos balance y acabamos, queramos o no, haciéndonos un velatorio a nosotros mismos.

Crítica-batman-qué-le-sucedió-al-cruzado-de-la-capa
¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa?: el final de la historia de Batman es también su nacimiento. Los mitos no mueren. Nunca.

Todo esto lo recoge acertadamente Gaiman con dos últimas páginas que forman parte ya de lo mejor de toda la historia de Batman. Siempre que las releo, es imposible que las lágrimas no serpenteen por mis mejillas. Incluso cuando paso por una de mis etapas cínicas en las que creo que los superhéroes no dicen nada, ¿Qué sucedió con el Cruzado de la Capa? me devuelve a aquella época en la que veía a Batman y compañía como símbolos e inspiración de todo lo que era bueno y justo.

Suscríbete y recibirás una guía de dónde empezar con las grandes obras del género fantástico

Consentimiento *

Batman: ¿qué le sucedió al Cruzado de la Capa? Book Cover Batman: ¿qué le sucedió al Cruzado de la Capa?
Batman
Neil Gaiman (guion) y Andy Kubert (dibujo)
Superhéroes.
ECC
2019
Tapa dura
144
https://www.ecccomics.com/comic/batman-vol-08-que-le-sucedio-al-cruzado-de-la-capa-7009.aspx

¿Cómo sería la última historia de Batman? ¿Quién podría contarla? ¿Coincidirían todas las versiones, incluso amigos y enemigos? ¿Y qué sucedería tras su desenlace? Cuando Gotham City y los principales aliados del héroe afrontan su pérdida, entre Extremaunción y La batalla por la capucha, un tándem de ensueño se ocupa de firmar este onírico interludio para relatar su propia versión del acontecimiento: Neil Gaiman y Andy Kubert. El título, ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa?, evoca el de la aventura de Superman que narraron Alan Moore y Curt Swan en los años ochenta, aunque su desarrollo sea muy distinto y se centre en un singular velatorio en el que no faltan asistentes tan dispares como Ra’s al Ghul, Catwoman... y el mismísimo Hombre de Acero. Este auténtico cuento para irse a dormir, dividido originalmente en dos partes —publicadas una en cada serie principal del personaje, Batman y Detective Comics—, conforma una de las historias más especiales y conmovedoras del Caballero Oscuro.

Neil Gaiman (Portchester, 1960) es uno de los autores de literatura fantástica más reconocidos del mundo, y su trayectoria abarca desde populares novelas adaptadas a otros medios —Neverwhere o American Gods— hasta algunos de los cómics más aclamados de la historia, cuyo máximo exponente quizá sea Sandman. Andy Kubert (Nueva Jersey, 1962) es un mítico dibujante de superhéroes que no solo ha agraciado las páginas de Batman, sino las de cómics tan célebres como Flashpoint y X-Men. Juntos se ocupan de la historia principal de este tomo, que incluye tres relatos más de Gaiman dedicados al Hombre Murciélago, con aportaciones tan notorias como las de Simon Bisley (Lobo) y Mark Buckingham (Fábulas).

Orden en Batman Saga: Batman R.I.P. Parte 6. Accede a la guía de lectura de Batman Saga a través del siguiente enlace.

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Batman: ¿Qué le sucedió al Cruzado de la Capa?

  1. Neil Gaiman como alguien inspirado por Alan Moore. Agradezco conocer esta historia.
    Implica que los grandes creadores inspiran a nuevos creadores, que también tendrán su trayectoria. Es una forma de trascender.

    Extraña y curiosa historia.
    Seguramente no soy primero, creo que lo he leído en alguna parte. Pero habría estado mejor la Death of the Endless que la madre de Bruce. Salvo que Death haya tomado esa apariencia.
    La historia es extraña y la vez, bien lograda.

    Recuerdo otra historia de Batman, de Neil Gaiman, en que el personaje apenas aparece. Lo hace para advertir al protagonista de la historia, un periodista televisivo, que la nota que está preparando sobre los villanos de Gothan es un error. Y es algo peligroso.
    Y partir de esa nota, se presentan personajes como El Acertijo, que está lejos de ser un personaje oscuro. Y parece tener la imagen adecuada como conductor de TV. También se conoce la vida personal del protagonista, que podría estar en peligro.

Deja un comentario