Opiniones-kickstarter-Brandon-Sanderson
El Kickstarter de Brandon Sanderson ha generado una gran polémica desde que se inició. ¿Es un paso acertado?

Brandon Sanderson se ha convertido en uno de los escritores más reconocidos de la fantasía. Junto George R. R. Martin, Joe Abercrombie, Patrick Rothfuss, Robin Hobb o Steven Erikson, el autor estadounidense es uno de los maestros de la espada de la mesa redonda de los creadores del género. Elantris, Nacidos de la Bruma, El Archivo de las Tormentas… son solo algunos de los títulos con los que el padre del universo compartido llamado el Cosmere ha logrado su trono.

Tres características lo definen: lo prolífico que es (publicando varias novelas en un año y varias de una extensión considerable), sus complejos sistemas de magia (véase el presentado en Nacidos de la Bruma) y cómo juega con los tropos habituales del género (yendo en contra, por ejemplo, del viaje del héroe). Estas armas lo ha alzado como uno de los autores más queridos por los fans.

Sin embargo, el anuncio de su nuevo Kickstarter a principios del mes de marzo de 2022 lo ha covertido en parte de la polémica.

Kickstarter-de-Brandon-Sanderson
Este es el banner promocional, elaborado por Howard Lyon, con el que Brandon Sanderson dio a conocer su kickstarter. Pronto comenzó la polémica.

Preámbulo: el kickstarter de Brandon Sanderson

A principios de marzo, todas las alertas se dispararon cuando se supo que el escritor Brandon Sanderson iba a realizar un vídeo para hablar sobre su carrera. Pronto hubo comentarios sobre la salud del escritor o la necesidad de que detuviese su veloz ritmo (no todos los autores son capaces de escribir miles y miles de páginas como ha hecho durante los últimos cinco años).

Sin embargo, la sorpresa que vino a continuación dejó a muchos boquiabiertos. En un largo vídeo con varios momentos para la broma, Brandon Sanderson comentaba que, durante la pandemia, no había escrito ni una ni dos novelas… sino cinco obras secretas (cuatro novelas y un guion para una novela gráfica).

Sanderson lo resumió en: más tiempo disponible (sin viajes ni charlas ni similares) era igual a más tiempo para escribir.

Debido a la pandemia, Sanderson llevó a cabo varias ideas que había ido dejando de lado debido a su escaso tiempo. Lo que se ahorró en viajes, conferencias y reuniones le ayudó a rescatar varias obras que había dejado aparcadas.

Una vez terminadas esas historias, Sanderson ha decidido probar una fórmula distinta para su publicación: ha creado un proyecto en Kickstarter (la famosa plataforma de micromecenazgo estadounidense) para autopublicarlas bajo suscripción. En su Curso de Escritura Creativa, ya lo avisaba:

«[Sobre la autopublicación] Es un segmento del mercado en crecimiento y una opción perfectamente realista. Creo que cualquier escritor que intenta hacerse un hueco en este sector debería plantearse al menos la posibilidad de autopublicar».

En solo veinticuatro horas, llegó a los quince millones de dólares. Ahora, mientras escribo estas palabras, va por 27.932.375 $ y la cifra no deja de ascender. No olvidemos que, actualmente, es el proyecto más financiado de Kickstarter.

En el canal de YouTube de Cosmere (la web en español sobre el escritor) sus fans han realizado este vídeo que resume todo lo sucedido con el Kickstarter de Brandon Sanderson y puede servir de repaso para el lector que todavía no lo sepa:

La polémica

En redes sociales como Twitter, la polémica no se ha hecho esperar (Twitter es así).

Por un lado, los fans de Brandon Sanderson han apoyado la iniciativa y han comprendido que su autor favorito desee sacar un mayor beneficio de sus novelas. Por otro, detractores cuyos principales peros eran que Sanderson hubiese optado por una plataforma que supuestamente está dedicada para creadores más pequeños que él (opacando a estos) y, por otro, estuviese destruyendo el mercado editorial tradicional al decidir, hasta cierto punto, «autopublicar» estas novelas.

Honestamente, mi primera opinión hacia el proyecto fue positiva, pero al ver las oleadas de comentarios donde se acusaba a Sanderson de ser incluso un ser codicioso y ávido de poder (como un Lord Legislador moderno), decidí repensar en lo sucedido: ¿Qué me estaba perdiendo?

Y antes de opinar, decidí escuchar a otros y les propuse participar en este post donde una autora experta en marketing, un periodista del mundo del videojuego y amante de la fantasía y una serie de escritores publicados con y sin editorial daban su opinión sobre el proyecto.

Brandon Sanderson: ¿héroe o villano? Creadores opinan sobre su polémico Kickstarter. ¿Qué opinas tú? Clic para tuitear

Mi idea, como decía, era recoger diferentes opiniones para que cada uno pueda formar la suya y he aquí el resultado:

Ana González Duque, escritora y experta en marketing para escritores

«Brandon Sanderson ha conseguido batir todos los récords de Kickstarted en menos de dos días. Nada menos que veinte millones de dólares para la autopublicación de los cuatro libros que escribió en la pandemia. Su meta era un millón y la ha petado.

No es algo que sea frecuente en el mundo editorial, pero sí que es indicativo de una cosa: Sanderson tiene audiencia. Una audiencia que, además, es global, de manera que no necesita a las editoriales para poder llegar a los lectores. Sanderson se sentía encorsetado en el sistema editorial tradicional y quería experimentar cosas diferentes. Ese ha sido el motivo por el que ha decidido autopublicar estos cuatro libros.

Eso no quiere decir que elimine por completo la vía tradicional. El autor híbrido (el que publica unos libros con editorial y autopublica otros) es una realidad que vemos ya en España todos los días y que las agencias editoriales aún se niegan a asumir. Pero que un crowdfunding tenga éxito depende de tener una audiencia. La construcción de audiencia de lectores y de marca personal debería ser algo que, como escritores, nos preocupara, de la misma manera que nos preocupa la gramática, el estilo o la estructura.

Inmediatamente que alguien consigue algo así, las lenguas envidiosas se ponen en movimiento. Y las críticas no se hacen esperar. Y yo me pregunto por qué a alguien puede parecerle mal que Sanderson use Kickstarted para hacer su crowdfunding.

Se dice que haciéndolo eclipsa a pequeños autores que sí que necesitan el crowdfunding para sacar sus novelas, que él podría haberlo hecho a través de su web. Yo creo que, todo lo contrario: Kickstarted usará su algoritmo para sugerir otras novelas de fantasía a los que hayan comprado el pack de libros de Sanderson, con lo que creo que —contrariamente a lo que se piensa— el escritor les ha hecho un tremendo favor a esos autores más pequeños.

Lo que ocurre es que el éxito de la autopublicación de Sanderson incomoda a la facción más tradicional del mundo editorial. Veinte millones de dólares es mucha pasta, aunque tenga que eliminar un buen pico de ese dinero en pagar corrección, maquetación, portadas, envíos y equipo para promocionar después. Sobre todo porque es mucho más de lo que cobraría si todo esto lo tramitara una editorial tradicional.

¿Compensa el intermediario? Esa es aquí la gran pregunta. Cuando tienes la audiencia de Sanderson, evidentemente, no».

Ana-González-Duque-opinión-Kickstarter-Brandon-Sanderson
La autora Ana González Duque ha escrito varias novelas de fantasía como La sociedad de la libélula y es experta en marketing para escritores, como la plataforma MOLPE.

Chema Mansilla, periodista de 3DJuegos

«Soy fan de Sanderson. Llevo desde 2008 leyendo incansable a Sanderson. He entrevistado a Sanderson. Me gusta Sanderson, me cae bien. Pero no voy a participar en el micromecenazgo de Sanderson. Y eso que, cuando me enteré de la propuesta me emocioné. Porque, y aunque a mis estarías le pese (literalmente) cada nuevo libro de Sanderson lo considero una buena noticia. Porque disfruto de sus libros. Porque me fascina su trabajo. Pero esta propuesta no es para mí.

Y no lo es porque, sencillamente y en primera lugar. Me parece caro. Hablamos de casi 300 euros por 4 libros en tapa dura.Tal vez más. Por un lado, el precio que tiene en sí la participación en la campaña, pensando en lograr la edición de los libros en formato físico, sin más golosinas ni recompensas. A sumar, los desorbitados gastos de envío, a pagar a parte. Y de propina, arriesgarse a algo cada vez más frecuente: que todo producto procedente de una de estas campañas gestionada desde fuera de la Unión Europea sea detenido en aduanas hasta pagar un porcentaje exageradísimo, a pesar de haber pagado ya el envío. Cierto que sale a cerca de 40 euros por libro, casi lo que vale un tomo de Archivo de las Tormentas en una tienda. Pero yo he echado mis cuestas, y la verdad, no me compensa.

Compensa mucho menos cuando el propio Sanderson no es claro a la hora de decir si estos libros estarán disponibles en el futuro de la mano de una editorial. ¿Imaginas participar en la campaña y que el año que viene el libro esté en las estanterías de cualquier librería a un precio normal? Ya no me queda claro si comprar los libros mediante el micromecenazgo ofrece el privilegio de adquirir una edición limitada exclusiva de la obra, que no podrás conseguir de otra manera, o el privilegio de leer el libro antes que los demás.

El segundo motivo me lo dio un mensaje en redes sociales de José Manuel Bringas en el que se pregunta si de verdad “el que sea posiblemente el escritor de fantasía de más éxito en la actualidad, con millones de libros vendidos, tiene que recurrir a Kickstarter”. Yo tengo mi respuesta personal, pero os traslado la pregunta. Entiendo que estas campañas ayudan a muchos creadores, ya sean dibujantes de cómics o desarrolladores de videojuegos, a sacar adelante sus proyectos. Suele ser gente joven, o que no dispone de los medios para dar vida a sus ideas y que invita a la cooperación. No son pocas las ediciones de libros o de videojuegos en las que he sumado mi granito de arena porque, simplemente, quería disfrutar del buen trabajo de alguno de ellos.

También hay gente de renombre, como Keiji Inafune, creador del mítico Mega Man, quien quiso hacer un nuevo juego sin comprometer sus decisiones creativas a las demandas de terceros. Luego el juego no resultó muy allá. pero los aficionados comprendieron lo que quería hacer Inafune, y que eso pasaba por disfrutar de cierta independencia económica. ¿Encaja Sanderson en ese perfil? ¿Necesita Sanderson independencia económica para autopublicar sus libros? De momento, a la hora de escribir este texto acumula ya la suma de 24.102.869€. Y a la campaña le quedan todavía más de 20 días. Imagino que con semejante éxito, y lo que tenga ahorrado bajo el colchón, Sanderson podría crear su propia editorial y disfrutar de independencia económica para él y para sus amigos. Pero no es eso lo que Sanderson me estaba pidiendo. Sanderson me estaba pidiendo 147€, más gastos de envío, por 4 libros en tapa dura y su correspondiente versión digital. Y aduanas.

Me parece caro».

Chema-Mansilla-opinión-kickstarter-Brandon-Sanderson
Chema Mansilla escribe para 3DJuegos y es un gran aficionado a la fantasía, Star Wars y Marvel. Su opinión sobre el crowfunding se ha centrado en el precio del apoyo al proyecto.

 

Raúl Alcantarilla, autor de Max Magnus

«Antes de pronunciarme, me gustaría hacer dos aclaraciones: la primera es que creo que hace tiempo que Brandon Sanderson dejó de ser solo un escritor. Es una marca, gestionada por Dragonsteel Entertainment, una empresa propiedad del propio Sanderson.

La segunda es que este no es el primer crowfunding que ha hecho. Para el décimo aniversario de El camino de los reyes, ya lanzó un micromecenazgo en Kickstarter en el que ofrecía una edición especial de sus libros. Recaudó más de 6 millones de dólares.

Más allá de Brandon Sanderson y el mundo del libro, no es raro encontrar proyectos en Kickstarter vinculados a personajes conocidos, que en realidad no necesitan el micromecenazgo para poder llevarse a cabo.

También tienes a gente que utiliza Patreon para gestionar los pagos de una plataforma con un modelo de suscripción, y se quitan las preocupaciones de crear una página web con pasarela de pagos.

Por tanto, desde un punto de vista lógico, no entiendo el debate. Se está dando una importancia desproporcionada a las formas, cuando lo único que ha hecho es utilizar una plataforma ya existente para gestionar las reservas de estas ediciones de sus libros en lugar de crear una desde cero.

Desde uno emocional, solo puedo decir: “¡maldito seas, Sanderson!”. Pero por envidia más que otra cosa. Porque yo estaría dando saltos de alegría e invitando a rondas de cerveza si recaudase el 1 % de esos 25 millones de euros».

Raúl-Alcantarilla-opinión-kickstarter-Brandon-Sanderson
Raúl Alcantarilla es escritor de literatura fantástica, maquetador y gran lector de la obra de Brandon Sanderson. Su opinión se ha focalizado en cómo el escritor se ha convertido en una marca, una que ya había recurrido anteriormente al micromecenazgo.

Cristian Blanco, autor de La llamada de la luna

«Un detalle que me da mucha rabia en el mundo de la literatura es esa predisposición a creer que un autor, por ser prolífico, es necesariamente un mentiroso que se ayuda de negros para cumplir con su ingente producción. Tres de mis autores predilectos, Stephen King, Agatha Christie y Alberto Vázquez Figueroa, son de esa clase de escritores que teclean lo más rápido que les permite su imaginación y no por ello están engañando al público. Hay obras mejores y peores, como en cualquier escritor, pero eso no signifique haya embuste de cualquier tipo.

En mi caso, soy una persona que trabaja para una empresa, me paso trece horas al día fuera de casa y, aun así, he mantenido durante años un ritmo de escritura que me permitía escribir una novela al año. ¿Por qué dudar entonces, ya no del talento, si no de la honestidad de Brandon Sanderson, quien aprovecha los viajes en avión para escribir? El estadounidense es, y con el permiso del británico Joe Abercrombie, el rey de la fantasía actual y sus méritos son incuestionables, guste más o menos. Como lector, mis gustos se inclinan más por el terror o hacia la novela negra y/o misterio, pero en la variedad está el gusto y cuando me apetece leer fantasía acudo en numerosas ocasiones a Sanderson. No he leído todo lo que ha publicado y soy un tanto enemigo de las sagas interminables (si bien es cierto que el de Nebraska acaba lo que empieza), pero es en sus obras autoconclusivas donde encuentro lo que busco en cualquier lectura: acción, entretenimiento, misterios, sorpresas y le añadimos uno de los fuertes de Sanderson y que, personalmente me encantan, sus peculiares sistemas de magia tan curiosos. La magia tiene un orden en Sanderson, casi como una especie de superpoderes que, más que retrotraerme al mundo de Marvel y DC, me recuerda al de los buenos shonen manga japoneses de acción en los que los poderes de los protagonistas tienen una lógica y así podemos comprender mejor tanto sus triunfos como sus derrotas.

Uno de esos mejores ejemplos es El rithmatista, una novela juvenil que visualizaba como un trepidante anime en el que un protagonista aparentemente inútil y con todo el contra logra perseverar y llegar a ser el héroe que lleva dentro. No es el único personaje de Sanderson que logra culminar su particular viaje del héroe teniéndolo todo en contra, recordamos al protagonista de Elantris, caído en desgracia y rascando lentamente cada día hasta su liberación. Son estos protagonistas frente a la adversidad, ante tareas titánicas e imposibles, los que me atraen como lector y como autor. En mis novelas, tiendo a enfrentar a un ser humano común y corriente frente a un mal inimaginable y como una persona puede llegar a vencerlo. Habrá pérdidas en el camino y sufrimiento, pero esa es la vida, siempre que mantengamos una pequeña llama de esperanza.

En una de mis novelas, que cada vez me cuesta más poder dar fecha de publicación, una de mis inspiraciones para escribirla fue Sanderson, sin lugar a dudas. No creé un mundo maravilloso y construido sobre el que orbitarían decenas de novelas ni un sistema de magia que deslumbre los cerebros de los lectores, pero sí me ayudó a imaginar un universo distinto al de los contemporáneos sobre los que suelo trabajar, a personajes cuyos aspectos podían no ser los normativos, pero que seguían siendo héroes, y en el que la luz, podía perseverar a través de la oscuridad».

Cristian Blanco
El escritor Cristian Blanco comenta cómo Sanderson ha influido en su obra y deja la puerta abierta a que el micromecenazgo sea una posibilidad para un autor tan prolífico como Sanderson.

J. P. Bango, escritor de El embrión de Kylie

“En el año 2016, el célebre animador y director de cine checo Jan Svankmajer se vio obligado a lanzar a sus más de ochenta años el crowdfunding del que por entonces era su último proyecto, «Insects», aduciendo la imposibilidad de sacar adelante parte de la producción no por falta de ideas sino de fondos que respaldaran una creación artística que en último término ponía en cuestión la propia sociedad.

La herramienta le permitió concluir y estrenar la película tal y como la había ideado ab initio sin ninguna otra imposición previa de carácter comercial. El mecenazgo, así entendido, no solo democratizaba el acceso a la cultura en su más alta consideración, sino que también permitía al artista dialogar directamente con su público potencial ofreciendo como respuesta justo esa que aquellos estaban dispuestos a financiar.

Ralph Bakshi (director de El Señor de los Anillos, Fire & Ice o Cool World) o Phil Tippet (animador en El Retorno del Jedi o Parque Jurásico), por ejemplo, consiguieron finalizar sus últimos trabajos optando igualmente por el micromecenazgo. En todos estos casos, el autor enarbolaba como propia la bandera de la independencia y la especificidad de sus historias como alternativa obvia a cualesquiera otras suele proponer el mercado imperante.

Quizá por ello mismo a muchos nos sorprendiera no ya que un autor tan exitoso y prolífico como Brandon Sanderson hubiera pergeñado su enésima tetralogía en otro de esos plazos imposibles, sino que optara por saltarse las reglas de la edición convencional que tan bien funcionaban en su caso para apostar por la vía de la financiación colaborativa que, como se ha dicho, ofrece el mismo diálogo directo entre el escritor y aquel que lee sus escritos pero deja fuera de la ecuación, y por tanto lo cuestiona, el sistema de edición tradicional y todo y cuanto ello comporta.

La decisión tomada resulta todavía más sorprendente una vez se constata que el alcance de dicha financiación haya superado con creces la previsión más optimista. ¿Significa esto que de repente el público haya decidido apostar de forma incondicional por la literatura de fantasía? Probablemente no.

Hace tiempo que Sanderson se ha convertido en un brandman y como tal no solo ha logrado reunir en torno a la marca que el mismo representa un buen número de lectores potenciales que esperan pacientemente el siguiente de sus trabajos sino también a muchos otros que estarían dispuestos a financiárselos con el solo reclamo de un título, una portada y, si acaso, una sinopsis. ¿Cuántos? Pues ahora ya lo saben. Como también lo sabe aquel que tendrá que redactar el siguiente contrato de edición si no quiere quedarse al margen. Literalmente”.

 

j-p-bango-autor-de-el-embrión-de-kyle
J. P. Bango pone hincapié en cómo Sanderson ha dado un golpe en la mesa: las futuras editoriales que deseen publicarle tendrán que igualarle todos los beneficios que logre mediante este proyecto de Kickstarter.

Rayco Cruz, escritor de La sombra de Pranthas

«Por un lado, me parece una noticia grandiosa que un autor de género fantástico pueda mover esa cantidad de seguidores que lo apoyan incondicionalmente.

Por el otro, me parece que Sanderson no necesita recurrir a un crowdfunding, que se salta toda la cadena de distribución del libro, para financiarse, sobre todo si tenemos en cuenta que esos libros acabarán en las librerías por los cauces habituales de todas formas. Ha pecado de avaricioso.

Vaya siempre por delante que cada uno con sus libros y su trabajo hace lo que le de la gana, pero quizás no haya sido la decisión más acertada de cara a sus lectores».

Rayco Cruz
El escritor Rayco Cruz ha publicado varias novelas de fantasía y tiene un canal dedicado al género. Sanderson está entre sus lecturas. Su opinión ha sido tajante.

Aclaraciones de Brandon Sanderson

La semana pasada (después de la entrevista a los autores participantes en este post) el equipo de Brandon Sanderson publicó una serie de respuestas a las dudas generadas sobre el Kickstarter. Me parece fundamental su lectura para comprender algunas de las cuestiones que habían quedado en el aire (especialmente interesante me resulta su opinión sobre Amazon y los autores indies y la necesidad de escapar de los monopolios).

Una de las preguntas que respondió Brandon Sanderson fue qué hará con el dinero del Kickstarter. Ha dejado claro que el éxito de este proyecto no es como «si le hubiese tocado la lotería» y ha comentado cómo se distribuirá lo recaudado:

«Gastaré el dinero como gasto el resto de mi dinero. Parte de él irá a mis ahorros, otra parte al pago de los sueldos -de los miembros de su compañía […]-, otra parte será reinvertida en mi negocio. Todavía estamos planeando construir una librería física, y esto ayudará a acelerar esos planes. Además, no es extraño que a medida que avancen los planes de cine y televisión sobre mi obra, quiera financiar parte de algunos de esos proyectos».

Como apunte (quizá motivado por la polémica), Sanderson dice que lamenta no haber podido contar con las librerías para este proyecto, ya que cree que el futuro de estas pasa porque funcionen en ellas las ediciones exclusivas.

A lo largo de las respuestas, pone hincapié en que una parte del dinero irá a la infraestructura y al envío de los ejemplares. Reconoce que puede que pasen años hasta saber si realmente ha sido rentable su proyecto.

Portada El alma del emperador
El alma del emperador fue una novela autopublicada en versión digital por Sanderson, con lo cual ya había probado este campo.

Los problemas con las ediciones tradicionales

Más interesante me parece lo relacionado con cómo afronta la publicación tradicional. Ha declarado que este Kickstarter no significa el fin de su colaboración con la industria editorial tradicional (con editoriales importantes como Tor Books), por lo que cobra importancia la visión de Brandon Sanderson como un autor híbrido (que autopublica y publica con editorial).

«Andy Weir autopublicó El marciano, y yo mismo lo hice con mi novela corta El alma del emperador. De su edición física se encargó Tachyion, una pequeña editorial de San Francisco que hizo un trabajo excelente llevándola a todas las librerías y ayudándole a conseguir un premio Hugo y la candidatura a los World Fantasy Awards. Así que en realidad fue un modelo híbrido, pero el e-book lo publiqué yo mismo y recibí una ofrerta para producir una adaptación audiovisual de la historia».

Eso no significa que no tenga problemas con la industria tradicional. En su Curso de Escritura Creativa, Brandon Sanderson afirmó lo siguiente sobre los porcentajes de la edición tradicional y la autoedición:

«El otro punto a favor de autoeditar es el porcentaje asignado al autor sobre el precio de venta, que ronda el setenta por ciento […]. Si echáis cuentas, quizá lleguéis a la conclusión de que una editorial tradicional puede vender unos dos mil ejemplares de vuestro primer libro y autopublicándolo venderíais solo la mitad, pero ese mayor porcentaje asignado al autor os haría ganar más con la segunda opción».

Sanderson comenta en su Curso de Escritura Creativa que gracias a ese porcentaje de beneficios alto por el precio de venta, el autor puede sobrevivir aunque su número de lectores sea pequeño, pero entusiasta y dispuesto a comprar todo lo que el escritor publique.

«Si además sois capaces de seguir las tendencias del mercado, escribís rápido y producís series largas de libros que enganchen, mejor que mejor».

Juego de cartas El Archivo de las Tormentas
Brandon Sanderson también ha centrado su obra en otros productos, como juegos basados en sus novelas.

La realidad del mercado, según Sanderson

En Curso de Escritura Creativa, el escritor habla sobre la edición tradicional y la autopublicación (que no debería confundirse con autoedición). El lector se percata de que Sanderson es un autor consciente del mercado editorial, frente a otros que prefieren olvidarse de todo lo que supone (posible error). Así nos comenta de las ventas de una de sus novelas:

«Para que os hagáis una idea: Estelar, la secuela de Escuadrón, solo tuvo un diecisiete por ciento de ventas en formato físico durante las primeras semanas de su publicación en Estados Unidos. El otro ochenta y tres por ciento fueron e-books y audiolibros».

Y de ahí nace otro de sus problemas: las regalías por los libros electrónicos y los audiolibros son demasiado bajas para los autores (estos productos benefician a los editores, pero no a los creadores) y también es incomprensible cómo los precios de estos son comparables con los libros físicos. Sanderson da un ejemplo: J. K. Rowling se ha quedado con los derechos de los e-books y audiolibros de Harry Potter, por algo será.

Por otra parte, muchos fans se quejan de cuánto cuesta un e-book. Sanderson los entiende:

«El coste de crear un libro electrónico una vez ya tienes una versión impresa es insignificante. Hollywood ofrece una descarga digital de la película cuando se compra la versión en DVD. ¿por qué no podemos obtener copias digitales de libros con libros impresos?».

El control sobre el libro que se edite también es importante para Sanderson. Uno de los puntos a favor que ve de la autoedición es su flexibilidad y la posibilidad de que el autor mantenga los derechos sobre la obra (en Estados Unidos, comenta que es a perpetuidad, salvo que expiren), pero también pueda tomar decisiones sobre el rumbo de esta en el mercado: la portada, las ventas, las promociones, etc.

el-camino-de-los-reyes
Aquí podemos ver un ejemplo de la edición especial de El camino de los reyes, también de Sanderson y que surgió a través de Kickstarter. Fuente.

El libro como producto exclusivo

A esta nueva época donde el libro es también un producto visible, en la que se busca que la edición sea lo más cuidada posible, Sanderson ha afirmado que es uno de los puntos que le llevaron a esta decisión.

Para el autor, junto a los juegos de mesa, los libros físicos son obras coleccionables y más deseables en formato físico que electrónico. «El lector quiere poseerlos, mostrarlos, sentirlos», afirma.

Como bien indica, su carrera se ha cimentado también en crear ediciones para coleccionistas, como la edición del décimo aniversario de El Archivo de las Tormentas, que contó con tapa dura de cuero, ilustraciones y otros detalles que la convertían en una versión única. Para esta versión, contó también con un Kickstarter que no llamó tanto la atención.

La visión de negocio de Sanderson es interesante: al crear productos físicos exclusivos, también se crea una versión alternativa más barata y el ebook. Es decir, adapta el producto según el público al que vaya destinado. De ahí que defienda el bajo precio del libro electrónico y el audiolibro como futuras puertas a otras ediciones.


Conclusiones

Estamos viviendo tiempos de cambios constantes (y, como suele decirse, apasionantes). El proyecto de Sanderson y la reacción del público lo demuestran. La pasión de este debate, alrededor de la literatura, ha sido desbordante.

Sin embargo, a menudo se prefiere hablar sin más, dar una opinión aunque ni siquiera esté formada. Pienso que escuchar a otras personas, como las entrevistadas para esta entrada, me ha ayudado, a través de sus diferentes perspectivas, a hacerme una idea mejor de lo ocurrido y a qué puntos positivos y negativos puede tener la iniciativa del escritor de Nebraska.

El Twitter oficial de Kickstarter reveló un dato muy interesante:

Lo denomino «efecto Zoom». Antes de la pandemia, mucha gente nunca había hecho una videoconferencia o no estaba tan abierta a participar en reuniones online. Con la pandemia, esto ha cambiado y la gente se muestra más abierta a la videoconferencia, las reuniones en línea… Sucede lo mismo con Sanderson y su Kickstarter: gente que ha colaborado en su campaña también lo ha hecho en otras interesantes de personas menos conocidas.

Una vez concluida su campaña, Sanderson ha logrado 41.754.153 $ y 185.341 patrocinadores. Unas cifras extraordinarias, sin duda, a las que hay que sumar que, según los colaboradores de Sanderson, varias editoriales extranjeras (entre ellas, una española), ya han pujado por el proyecto.

Como nota, en ningún momento hemos pretendido dar pie a un post polémico (para eso ya está Twitter). Mi idea era saber la opinión de otras personas: lectores, escritores, creadores, expertos en nuevas formas de publicación…

Doy las gracias a todos los participantes en este post: Ana González Duque, Chema Mansilla, Raúl Alcantarilla, Cristian Blanco, J. P. Bango y Rayco Cruz. Ha sido de gran utilidad conocer sus reflexiones al respecto.

Queda por saber una cuestión muy importante: ¿tú qué opinas sobre el Kickstarter de Brandon Sanderson? Puedes compartir tu opinión en los comentarios o en redes sociales. Si eres creador, puedes enviarme un correo y añadiré tu comentario a esta entrada. Hagamos que el debate crezca y se enriquezca sin caer en lo vacuo.

Kickstarter-Brandon-Sanderson-novelas
Las cuatro novelas del Kickstarter de Brandon Sanderson. Fuente.

Suscríbete y recibirás una guía de dónde empezar con las grandes obras del género fantástico

Consentimiento *

Carlos J. Eguren
autor@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “Brandon Sanderson, ¿héroe o villano de Kickstarter? Los creadores opinan

  1. No conozco a ese escritor.
    Pero no noto algo negativo, criticable en que recurra a esa plataforma de mecenazgo.
    Un escritor prolífico, con imaginación en sus obras, debe ser estimulado. Stephen King lo es, llegando hasta crear un pseudónimo, siendo el supuesto escritor un personaje con una biografía.

    Saludos.

Deja un comentario