Tiempo de lectura: 4 minutos

Este
Reto del Juntaletras es otra historia sobre cómo surgió una de las ideas de mi
novela, así que, si lo estáis haciendo en vuestro blog, no dudéis en contar
otra anécdota o lo que queráis sobre vuestra obra.

Los universos paralelos, el multiverso y las líneas alternativas son ideas que la ciencia ficción ha trabajado hasta límites insospechados y todo ello se ha trasladado a los cómics, que han influido fuertemente a Devon Crawford y los Guardianes del Infinito. Imagen de dominio público.

La culpa tiene que ser de
una niñez que se caracterizó por no salir demasiado de casa y estar todo el día
viendo series de dibujos, leyendo cómics y dejando que mi mente no estuviera
donde estaba mi cuerpo. Sí, estar todo el día en las nubes me ayudó a que ideas
como los universos paralelos me pareciesen lo más normal del mundo.

Recuerdo que en las
clases de Filosofía de bachiller, cuando nuestra profesora nos hablaba sobre
realidades alternativas, otros mundos y universos paralelos, la mayoría de los
compañeros se quedaban con cara de no estar enterándose de nada y yo afirmaba
con la idea de:
«vale,
no tengo un grado en física ni nada parecido, pero todo ese rollo me suena
». Y no, no es porque fuera un crack ni
similar (ni de lejos). Era por los cómics.

¿Os acordáis de la serie
de dibujos animados de
Spider-Man de
los ‘90? ¡Me encantaba! Recuerdo que había un par de capítulos donde los
Spider-Man de diferentes universos se
unían, cada uno de una realidad paralela, para enfrentarse a una terrible
amenaza. ¡Mi mente voló en pedazos! Me encantaba esa idea de
Spider-Man uniéndose a otros: un Spidey ricachón, un Spidey que había mutado a los seis
brazos, un
Spidey que nunca se
separó del simbionte… Y cada uno tenía un mundo peculiar y único. Seguramente,
os recordará al genial
Spider-Verse
de
Dan Slott, que se publicó hace un
tiempo y me pareció una gozada, por cómo me conectaba con aquella época entre
otras cosillas (de ahí que
Devon lo
cite como una de sus influencias; por cierto,
Devon tiene mucho de Spider-Man).

Sea como sea, la idea de mundos alternativos no es rara
en los cómics.
Ahí tenéis la era de
Apocalipsis
o las diferentes Tierras que componían el Universo DC. En un
tebeo, Flash se podía encontrar con
una versión suya de un mundo paralelo sin problemas. En otro, La Liga de la Justicia podía toparse
con su versión negativa, venida de otro mundo. ¿Y qué me decís de las Crisis en Tierras Infinitas y
demás? Sin hablar de líneas paralelas que cambian por ciertos actos, como Flashpoint, la Era de Ultrón y
similares. Y lo mismo con el Universo
Marvel
, que se ha reiniciado desde universos de bolsillo y donde los Thor de diferentes mundos pueden
conformar una especie de policía si ellos quieren. Son ideas locas de los
cómics, ¡las cuales adoro!

Las versiones alternativas de cada uno de nuestro Trepamuros favoritos se unen en esta aventura que supera la imaginación de cualquier lector. Fuente.

Y siempre las he tenido
en mi cabeza. Imaginad que un día os levantáis cinco minutos antes, cinco
minutos después o no os levantáis. Pues, a partir de esos tres actos, la
historia cambia en una especie de efecto dominó salvaje. Imaginadlo a mayor
escale: un universo donde no hubo evolución, otro donde exista la magia o
alguno que esté habitado por aliens. ¡Locuras! Pero locuras que me fascinan y
en las que me detengo a pensar: ¿qué hubiera sido de tu vida si no hubiera sido
la que es? ¿Qué hubiera pasado si hubieras tomado tal decisión en vez de tal
otra?

Entonces, pasó lo que
pasó. De ahí que, cuando iba con mi novia en coche, hablando de historias, casi
tuviéramos un accidente con otro coche (culpa del otro), que hizo surgir un
nuevo comienzo. Y me dio por pensar que en otro universo no hubiera sido un
«casi»,
sino que hubiera ocurrido o en otro hubiese sido herido uno, el otro no… Y así
diferentes líneas paralelas y eso para alguien que se ve Doctor Who como quien come cereales, es algo genial. Era una idea
surgida de un evento posiblemente lúgubre, pero era una idea.

Y comencé a pensar en
algún tipo de fuerza que debía luchar por preservar las ideas de los diferentes
universos, una especie de Green Lantern
de los que surgiría el cuerpo policial de MULTIVERSO,
dirigido por la custodia Tabitha Vondram,
esa amazona con gafas que le revelan la verdad de aquello que mira. Y empecé a
darle vueltas a una persona que tendría que conocer a sus diferentes versiones
paralelas a lo largo de la historia, que sería Devon. Y también tuve otra idea que decidí que se guardaría para
más adelante y que, irónicamente, rebuscando entre manuscritos creados por mi
novia, encontramos una historia suya (de muchos años antes, 2008 o 2009) con la
cual esa nueva idea guardaba ecos y de la que os hablaré algún día.

Si a la historia de las
líneas paralelas añadimos la idea de una tienda de antigüedades con objetos
mágicos, Devon Crawford y los Guardianes
del Infinito comenzó a forjarse como una inmensa historia donde todo era
posible y espero poder seguir navegando por ella en futuras obras.
Estáis
invitados. Bienvenidos.

Podéisadquirir Devon Crawford y los Guardianes del Infinito aquí


Descubre más desde Carlos J. Eguren

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Bienvenido al multiverso: ¿qué ha sido de ti en cada mundo paralelo?

  1. Yo tendría 8 añejos… Estaba con mi familia, atascados en un aeropuerto, como cada verano (mi padre estaba destinado fuera y en verano regresabamos a la peninsula, a casa de los yayos). Ya leía tebeos antes, siempre me los habían comprado. Era un chaval bastante tranquilo (muy tranquilo a decir verdad). Un lápiz y un trozo de papel para dibujar o un tebeo para leer y mis padres ya no tenían que preocuparse por mi. Pasar la noche en un aeropuerto es un horror. Y para un crio ni te cuento… Mi padre me llevó al kiosco y me dijo que escogiera un comic o dos para tener algo con lo que entretenerme. Elegí un mortadelo, creo (nunca hacen daño) y otro comic. El número 4 de Crisis en Tierras Infinitas: la muerte de el Monitor.

    Quizá puede parecer que un crío de 8 años no tiene edad suficiente para comprender todo lo que en ese comic sucede. La verdad, no se si lo entendí absolutamente por completo. Lo dudo. Pero lo que si consiguió es fascinarme y hacerme darle vueltas a la cabeza como nunca antes lo había hecho ningún tebeo.

    Ya estaba irremediablemente enganchado a la ciencia-ficción.

    Mundos Paralelos? Yo los llamo "hogar".

    Un saludo, Carlitos.

    1. Compartimos una infancia similar: un libro, un cómic, un papel… Eran el equivalente a horas aseguradas de diversión. Bueno, infancia y ahora. Muchos compañeros me dicen que su plan para el finde es irse de fiesta o similar y mi plan para el finde es leerme una novela. Y en esa novela seguramente encuentro más entretenimiento que de otro modo.

      Creo que la infancia nos marca mucho en cuanto a todos esos descubrimientos que hacemos. Creo que hay ciertas conexiones también, entre la ficción y nosotros. Por ejemplo, sé que un lector de Devon que haya leído cómics, hallará más cosas en el libro que otros que no quieren saber nada, que solo quieren algo precocinado, pero entre hacer algo sin alma o escribir sobre una chica que le encanta Spiderman, los mundos alternativos y demás, preferí lo segundo y no me arrepiento.

      Así que los mundos paralelos, ficticios, el multiverso… son el hogar de muchos de nosotros. 😀

      Muchas gracias por tu comentario, compañero. ¡Nos leemos!

  2. Una idea que está vagamente insinuada en El jardín de los senderos que se bifurcan.
    Y está planteada en La trama celeste, de Bioy Casares. Un piloto de prueba, con antepasados galeses, hace una maniobra de pruebas y accidentadamente llega a un mundo paralelo en que Gales no existe y Cartago sobrevivió. Es donde conoce a una enfermara llamada Iddibal, que es parte de una sociedad secreta. Una idea que hubiera sido interesante desarrollar. Pero hace otra maniobra y termina en otro mundo paralelo.

    Con los de Green Lantern llamaste mi atención.
    Es memorable en la serie esa de Spiderman el encuentro con Stan Lee.

    Saludos.

    1. Creo que me habías mencionado esa historia en otro momento, pero sigo a ver i la leo.

      Green Lantern siempre merece más que un cameo.

      El encuentro con Stan fue en el último capítulo. Buen homenaje para cerrar.

      ¡Gracias por el comentario! A ver si me pongo al día, que no doy para más. ¡Un saludo!

Deja un comentario