Tiempo de lectura: 2 minutos

“Una última palabra para todos los escritores en ciernes de ahí fuera. «Ambición» no es una palabrota. Pasad del compromiso. Id a por todas. Escribid con un par de huevos, con un par de ovarios. Sí, es un camino más difícil, pero creedme, vale totalmente la pena”.

STEVEN ERIKSON.

Esta cita tiene historia… Hace un par de años, mi amigo Jorge me regaló de parte de nuestro grupo de la época la novela Los jardines de la luna, que inicia la historia de Malaz. Esta famosa obra de Steven Erikson, para muchos de lo mejor de la fantasía oscura (junto a Canción de Fuego y Hielo), esperó en mi estantería mucho tiempo. Quizás demasiado.

Portada de Malaz. Fuente.

En diciembre del año pasado, cogí el libro porque tenía algunos elementos mágicos y me estaba documentando para mi saga M is for Magic. Y me gustó mucho la introducción de Erikson, de la que he sacado esta cita y la que es muy aplicable para cualquier escritor y, bueno, para cualquiera que quiera hacer algo con su vida (algo completamente loable). La ambición, ir un paso más allá, siempre es necesario en estos menesteres. Si quiero trabajar a medio gas o sin pensar demasiado, me dedico a otra cosa (aunque no es mi estilo trabajar así en nada).

Sea como sea, a finales del año pasado, pensé en compartir esta cita, pero decidí esperar por mi manía de que quizás más delante, hubiera un momento más oportuno. Cosas de tener un blog y ser tan psicópata como para actualizarlo cada día.

Hace unas semanas, puse el libro en la mesilla de noche, para seguir leyendo algo de buena fantasía, pero justo antes de empezarlo, un amigo escritor, Felipe, me compartió de nuevo esta cita, a modo de señal. Vaya, el mundo me estaba queriendo decir algo o a mí me gusta reunir pedazos y juntarlos.

Y no puedo dejar de dar las gracias a Erikson, porque dijo lo que yo pienso sobre la literatura (algo que cada día acepto más, la idea de escribir sin nunca jugar más bajo de lo que puedas).

Y también agradecérselo a Jorge, que me lleva recomendando tantos buenos libros, pelis y música desde que compartiésemos aquel libro de Ciencias en segundo de la ESO.

Y también a Felipe, que es capaz de recordarme que tenemos que escribir con ambición, aunque sea algo arduo, porque es lo único que nos queda. Y ya que estamos, gracias a vosotros, por aguantarme.


Descubre más desde Carlos J. Eguren

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

2 comentarios sobre “«Ambición» no es una palabrota, por Steven Erikson

  1. Buena cita. Es cierto, algunos escritores y profesionales de otros sectores no tienen muy buen concepto de la persona ambiciosa. En mi opinión hay muchas formas de ser ambicioso no tiene que tener una connotación negativa.

    Por cierto, te paso un monográfico sobre Erikson que me gustó bastante 😉 https://www.youtube.com/watch?v=G8MBfDuAA_8

    Igual ya lo has visto, pero por si acaso.

    ¡Abrazos!

    1. Estoy de acuerdo contigo. La palabra "ambición" tiene cierta connotación oscura, como "¿a cuántos pisotearás por cumplir tu cometido?". Es interesante, pero también creo que el deseo de emprender y abarcar todo lo que se desea es lo que crea grandes novelas e historias. Solo hay que vigilar el enfoque y lo que hacemos para ello.

      Te agradezco mucho el monográfico. Espero poder verlo muy pronto.

      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

Deja un comentario