Tiempo de lectura: 9 minutos
Disfrutad de una de mis últimas muestras del don de usar gifs sin venir a cuento. Fuente.


El tictac se acerca a su
final para este Titanic que ha sido 2016, un año que ha demostrado ser un montón de subidas y bajadas, un cúmulo desafortunado, en muchos
aspectos, como ya he comentado recientemente.

Parece que es casi
obligatorio hacer una entrada como balance de este año, pero en realidad yo la
hago porque me lo paso bien con ella y me permite pensar que algo habré
avanzado. 
Voy a hablaros de mis
historias, pero también de los libros, películas, cómics y series que más he
disfrutado (y que no tienen que ser de este año, sino que los disfruté todos
este año, ¿ok?).

Así que vamos ya a por
esta especie de balance o lista de lo mejor de lo mejor.

Mis historias

En cuanto a escritura,
este año ha sido uno más lento en el sentido de que me he zambullido en
proyectos mayores de los que no he sabido muy bien cómo salir, pero en los que
he trabajado bastante y he aprendido.

El Reto del Juntaletras (escribir una novela en un año) me permitió, en todo momento, hablaros de puntos interesantes sobre la
literatura y el proceso creativo, así que allí tendréis una versión más ampliada
(y por fascículos) de lo que me gustaría deciros aquí.

El año comenzó con la
escritura de M is for Magic, que es un proyecto que cuenta con docenas y
docenas de páginas por cada uno de sus cinco protagonistas, pero lo mejor de
todo es que cuenta con conceptos que no había tocado y algunos me gustaron tanto que no temo
incorporarlos incluso en otras obras. Eso no quiere decir que no haya futuro
para M is for Magic. Lo hay, pero necesito respirar un poco antes de volver a
la historia de estos personajes tan mágicos… Nunca mejor dicho. Aún así, como
casi todas mis obras transcurren en el mismo universo, no es de extrañar que
existan elementos o personajes de esta obra que aparezcan antes en otras.

Y es el caso de Devon Crawford y los Guardianes del Infinito. En sus primeros borradores, no había
referencia a la prisión mágica de Hatualzam (y no, no es como Azkaban… Es más
bien como una especie de cárcel mental para cualquier hechicero al que se le
retiran sus poderes). Hatualzam es la prisión más importante de este mundo, aunque la segunda más importante tras la multidimensional Teknos, también llamada Neoteknos tras su brusca destrucción (y que surgió como la prisión del universo en guerra de Hope en Los Guardianes del Infinito). A su vez,
Hatualzam hace su debut en los primeros capítulos de M is for Magic. ¡Y es
hablar de ello y me dan ganas de seguir escribiendo esa historia!

Pero ya que estamos, la
gran noticia para mí de este 2016 es que Devon Crawford ha podido ver la luz y
estoy orgulloso de esta historia. Esperé mucho por las editoriales, pero decidí
que la historia debía ver la luz. Tuve que trabajar mucho en el manuscrito y,
por suerte, conté con ayuda de personas como Tatiana, Ana, Chari… que me dieron
consejo y ayuda; además de un sinfín de bloggers que decidieron sumarse a la
iniciativa de salvar el multiverso. Cosa que me ayudó también cuando conté con
ayuda de la profesora Conchi y su compañera de departamento, Rosa, para hacer
llegar mi novela a institutos. ¡Gracias!

Además, como os comentaba
hace poco, la novela participará en el Primer Congreso de Jóvenes Lectores de Fuerteventura, con lo cual es para mí un placer increíble poder compartir así
esta historia sobre una chica que siempre quise que no fuera perfecta, envuelta
en un multiverso mágico que la rodea y creo que no deja de expandirse.

La pregunta ahora es: ¿llegará Devon Crawford 2 en breve? Algunas personas me lo han preguntado y
siempre les respondo que las ideas están ahí, que sé cómo arranca todo, que sé
que pasará incluso en la tercera o cuarta parte, pero al igual que el relato
corto que sirve de preludio, El Tiempo del Príncipe Pálido, está a la espera,
creo que Devon lo está. ¿Por qué? Seguramente, en 2017 la escriba, pero quiero
asegurarme de que la segunda parte sea la mejor posible. Me preguntó qué le habrá pasado en este
tiempo a Devon y a Gwen, a todos, y eso es algo bueno para mí mismo, porque me
permite imaginar una historia aún mayor.

Si algo ha aprendido este
año sobre escribir es la importancia de esforzarse e intentar hacer de tu
historia la que te gustaría leer y hacer que te guste mientras la escribes.
Por
supuesto, debes pensar en el lector, pero él no depende tantísimo de ti (tú no
tienes poderes de control mental… aún), en cambio tú, casi siempre, eres tú,
con lo cual, tú ejerces ese poder sobre ti.

Sea como sea, tal vez en
estos días escriba algún post más dedicado a mi faceta literaria y aborde estos
temas con mayor precisión. Tengo el esqueleto de otra enorme historia esperando
y no sé si comenzarla ya o volver a La Historia, ese montón de páginas que
terminé en 2009 y llevo reescribiendo desde entonces (también este verano estuve dándole a la tecla). Además, se suma el tema
de un trabajo de fin de máster (perdón, Trabajo de Fin de Máster, que es como
parece que hay que escribirlo), unas prácticas, un trabajo y un mundo que
espero que no se desmorone… demasiado.


Mis libros favoritos leídos este año

En cuanto a libros, creo
que me ha ido muy bien, me he leído unos treinta, de los cuales he disfrutado
bastantes, así que eso es lo mejor para mí. De nada te sirve leer por
cantidades si, en cambio, no lo disfrutas.

Este año, me lo he pasado muy bien con la fantasía épica. Desde la recreación de la leyenda de Sir Gawain y el Caballero Verde, una obra que entra dentro de la literatura artúrica,
pasando por el estilo “grimdark” de Joe Abercrombie y su Medio Rey y La voz de las espadas.

Sin apartarme de la
fantasía, aunque ahora más urbana (nunca mejor dicho por el contenido que trata),
Neverwhere de Neil Gaiman me encantó tantísimo… Y además, Neil Gaiman fue tan majo como para dejarme usar una de sus frases para la introducción de Devon
Crawford y los Guardianes del Infinito
(y uno de los fragmentos de sus poemas
para Hollow Hallows), así que doble motivo para adorar a Gaiman, además de
otro: Neverwhere es maravillosa y, como Richard, todos buscamos a Puerta.

Yendo ya tras la fantasía
más centrada en los cuentos, leí Las Crónicas de Spiderwick como una forma de
mantener la mente caliente mientras hacía otras cosas, sin esperar nada de
ellos y… No solo me gustaron, sino que el sentimiento que poseen de cuento, me
gustó tanto como el que poseen los primeros pasos de Las Crónicas de Narnia.

En los últimos meses del
año, me fui parando un poco más en mis lecturas y pronto caí en la repetición
de autores, pero no lo lamento. A Canción de Fuego y Hielo de George R.R.
Martin
(que a este ritmo, ¿quién será más lento? ¿Él escribiendo o yo leyendo?
¡El duelo del siglo) le siguió El Dragón de Hielo y luego, repetí con Stephen King y,
bueno, han sido una barbaridad de páginas: Las cuatro estaciones 1, It (Eso),
Los ojos del dragón, Apocalipsis, Misery e incluso un trabajo sobre él, Todo
sobre Stephen King
de Ariel Bosi. De King destaco que lo considero lo
suficientemente buen escritor como para hacerme leer todas esas obras suyas sin
problemas. Mi favorita es It (Eso), una obra que recomendaría a
cualquiera que le gusten las historias de amistad.

Sin dejar la fantasía y
como obras un poco más aisladas, también tengo presente al hijo de King, Joe
Hill
, ya que, por fin, me leí NOS4T2 que tiene algunas ideas maravillosas,
momentos macabros y una trama muy bien contada. Y agrego en este espacio Harry Potter and the Cursed Child, porque si bien no sé si es canon, tuvo momentos
divertidos y fue la primera obra que leí completa en inglés así que dejadme.

Fuente.

Mis cómics favoritos leídos este año

En cómics, este año ha
supuesto un descenso de lecturas, pero he intentado que hubiera algunas
interesantes. Como siempre, ahí está la maravillosa Saga. En el otro lado, el
del divertimento sin más, Crononautas no me pareció tan aberrante. Y el
arranque de The Dark Knight 3 no estuvo mal, ¿necesario? No, pero ¿cuántas
cosas lo son hoy?

En cambio, La Visión
me gustó, al igual que el inicio de The Wicked + The Divine, pero si tuviera
que destacar una miniserie sería Worst X-Man Ever, que me gustó no solo por
su premisa, sino por cierto personaje que da magia a todo el Universo Marvel y
hasta aquí puedo leer.

Bueno, lo que sí puedo
hacer es escribir un poco más y comentar que releí el último arco de The Sandman, las miniseries de Muerte… ¿Y qué os debo decir que ya no os haya
dicho? The Sandman es una obra maravillosa y últimamente pienso mucho en ella.
Las grandes obras no solo te dan entretenimiento, sino un nuevo modo de captar
la realidad.

Una de mis obras favoritas de los últimos años. No os la perdáis. Fuente.

Mis películas favoritas vistas este año

En películas he visto
muchas menos que en otros años (sobre todo, he vuelto a ver muchas películas
que ya había visto), pero, sobre todo, porque me he concentrado en la lectura.
No obstante, remarcaría algunos filmes que he visto.

Prisioneros me pareció
una obra interesante, Ex Machina es ciencia ficción de la buena (¿quién es
peor? ¿El robot o el ser humano?), Deadpool que sin ser una obra maestra sí es
divertida y tiene algunos grandes momentos acordes con el personaje, Capitán América 3: Civil War que es como ver un cómic en la gran pantalla,  Jóvenes Ocultos es una de mis nuevas grandes
películas favoritas, The Hunger es pura poesía oscura, la nostálgica Cuenta conmigo, En la boca del miedo es un “ensayo” pulp sobre la realidad y la
ficción entre otras cosas, Doctor Strange es aventura psicodélica con un
héroe capaz de sucumbir millones de veces y levantarse otras tantas, y Animales fantásticos y dónde encontrarlos, que es reencontrarme con un mundo mágico que
se descubre de nuevo, pero de un modo distinto. 

Y sí, el escarbato me robó mi corazoncito de gruñón. Fuente.

Mis series favoritas vistas este año

En cuanto a las series,
he visto más con respecto a otros años. Destacaría Sherlock, que la he estado
disfrutando de nuevo de cara a la nueva temporada, y sumaría la maravillosa
Breaking Bad, la épica Juego de Tronos, la nostálgica Stranger Things, la serie
que dejé de lado demasiado tiempo y luego me gustó bastante Death Note la
asombrosa The Magicians y la romántica 11.22.63.

Tengo muchas otras series
pendientes, otras que regresarán el próximo año (de nuevo Sherlock, Doctor Who…),
pero vaya, algún día me pondré al día (o no; yo, a mi ritmo).

Ya sabéis lo mucho que me ha encantado esta serie, ¿no? Fuente.

Breves apuntes sobre el blog y cierre del post

Debo daros las gracias también a todos vosotros por seguir visitando el blog. Este año, las visitas han subido, regresando a los mejores datos de esta bitácora, que son los de 2011 y 2012 (o los años conocidos como «Carlos todo el día blogueando»). Sé que muchas personas discuten ahora el valor de los blogs frente a las redes sociales, pero ¿qué queréis que os diga? A mí me sigue gustando tener un lugar donde soltar mis historias sin temer que desaparezcan en un montón de estados efímeros o algo así. Soy un abuelo. Dejadme.

Aparte de las visitas, se han incrementado los seguidores, aunque no sé si un gadget que Google no toca desde 2009 significa realmente algo. No obstante, si sois lectores ocasionales, siempre se agradece que sigáis este espacio de esa manera, aunque sea para dar gestos de «hey, que estoy aquí». Como curiosidad, los países de los que más visitas vienen, por orden de más a menos: España, México, Argentina, Perú, Chile, Colombia, Estados Unidos, Venezuela, Ecuador y Guatemala. Sobre las ciudades, Madrid, Ciudad de México, Buenos Aires, Santiago, Barcelona, San Cristóbal de La Laguna, Valencia, Bogotá y La Victoria. La mayoría sois amantes de la tecnología, la televisión, cómics, animación, cinéfilos… Todos estos datos son gracias a mi Palantir. De todas formas, ¡gracias! 

Espero que el blog siga creciendo y sea un buen lugar. Me preocupa siempre qué publicaré, sobre qué hablaré… Y, aunque creo que caeré en el silencio este 2017, hubo un momento en que quise hablar. 

Gracias también a los que comentan alguna vez y me hacen pensar que esto no es tanto un «yo hablando solo». Es genial poder compartir lo que te gusta con la gente.

Aguardo también que el próximo año el blog siga adelante, también lo hagan mis lecturas, mis películas, mis series y las obras que vaya escribiendo. No sabemos lo que va a pasar y eso nos asusta, pero también nos emociona. Allá vamos.

Tiempo, tictac, tictac… Imagen de dominio público. 
Carlos J. Eguren
admin@carlosjeguren.com
¡Cuidado! No leas esta biografía. ¡Te he dicho que no la leas! Si la lees, estarás condenado… En serio… ¿Sigues leyendo? Luego no me digas que no te lo he advertido: Carlos J. Eguren está muerto, solo que no se ha dado cuenta y sigue escribiendo desde ultratumba. Es escritor en Castle Rock, profesor en Arkham, periodista en Midian, divulgador cultural en Carfax, juntaletras en el omniverso y pasto de los gusanos en todas partes. Ha publicado cuatro novelas: Hollow Hallows, Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, El Tiempo del Príncipe Pálido y La Eternidad del Infinito. Ya prepara mediante ouija sus próximas historias que formarán parte del libro de los muertos. Espera volver a aparecerse cuan primigenio cuando pueda escaparse de R'lyeh… Ahora ya has leído su biografía, ahora ya estás maldito. ¡Bienvenido!

4 comentarios sobre “Adiós, 2016: ¡mis historias, lecturas y demás de este año!

  1. ¡Feliz fin de esto y de lo otro y mejor comienzo del nuevo capítulo que está por escribir, compadre Carlos! Ojalá un "cada vez más viejo" como yo tome ejemplo de un gladiador de las letras como eres tú y salte a la arena y no tema a caer una y otra vez si no me fallan las ganas de alzarme y empuñar el gladium para seguir la pelea (joder, qué metáfora más gruesa).

    1. Gladiador de las letras al que siempre le muestran el pulgar hacia abajo, eso no lo olvide, camarada 😉 Muchas gracias y mucha suerte a ti con todo. Feliz 2017, camarada.

  2. ¡Feliz 2017 Carlos!

    Me voy a apuntar algunas de las obras que comentas para verlas este año que empieza ^^.

    Como ya te comenté en su momento, para mí fue una verdadera sorpresa encontrar el blog (empezando por aquella entrada con la cita de uno de los libros de Skulduggery Pleasant), a través de la cual, empecé a indagar un poquito para averiguar de que iba eso de "El Antro de los Vampiros y Otros Monstruos", y para saber un poquito más acerca de la persona que compartía esos gustos tan "raros" jejeje.

    Yo diría que desde ese momento he ido leyendo las entradas día a día, y conociendo gracias a ellas cosas nuevas que leer y que ver, pero sobre todo que disfrutar.

    Así que nada, por otro año más en el que el blog continúe creciendo, y aunque de forma más espaciada, nos sigas compartiendo entradas tan interesantes y curiosas.

    ¡Saludos!

    1. ¡Feliz 2017 a ti también, Adrián!

      Seguramente, eres de los nuevos seguidores que más aprecio gracias a tus interesantes reflexiones y a que tú también eres un admirador de un grande como es el caso de Derek Landy. 🙂

      Espero que el blog te siga gustando, aunque yo soy el primero que tiene que encontrarle un sentido claro a partir de ahora. No obstante, hay varios temas de los que me gustaría hablar (entre ellos, más Skulduggery :P).

      Muchísimas gracias por tu comentario y que todo sea bueno para ti en este año que estrenamos hoy.

Deja un comentario